Capital leonesa para Europa

9 nov 2007 2 comentarios

El Reino de León.
Divulguemos esta distinción histórica para pedir y reivindicar lo que nos pertenece. Sr. director: Ayer, Fueros Concilios y Reyes dieron prestigio a León…
Hoy, la fama nos viene por las «declaraciones de León». Van ya tres en apenas tres años: sobre discapacidad; infancia y adolescencia y, por último, sobre el envejecimiento (07/11/2007), después de la cumbre ministerial internacional, con el aval de 300 delegados de 56 países, 160 expertos y las ONG. Conseguimos, como pretendía Dª Amparo Valcarce: «que el mundo conozca León y una su nombre al de la ONU». Y, si queremos, podemos llegar a ser algo más que noticia pasajera: el Parlamento Europeo acaba de notificar acuse de recibo a una petición de un compañero de la Asociación Renta Ciudadana: que se estudie el nombramiento de LEÓN como capital de un futuro Estado europeo; lo cual implicaría mayor proyección internacional del Bierzo, Maragatería, Cepeda y todas las variopintas comarcas leonesas y, en suma, de España entera. Para conseguir este objetivo, apelamos a la colaboración ciudadana, especialmente de las asociaciones amigas de lo leonés, apoyando nuestra petición con cartas dirigidas a Jean-Louis COUGNON, Jefe de División, Parlamento Europeo Dirección General de Información, Unidad “Correo del Ciudadano” (e-mail: civis@europarl.europa.eu). En el “Asunto” deben indicar: CM/rf A(2007)7742-9694 BUR MADRID-León capital de Europa. Entre las razones que alegamos se cuenta que fue en León donde tuvieron lugar las primeras Cortes democráticas de Europa y tal vez del mundo (Basílica de San Marcos, 1188). Esperamos su apoyo. Muchas gracias.

Horacio García Pacios (presidente de ARENCI)

2 Comentarios

  1. Horac, el 02/03/2008 a las 23:42:56 , #766

    Ya sé que no fue en la basílica de San Marcos, porque no existe tal, sino en la de San Isidoro. Ha sido un gazapo que se repitió en el Diario de León, en El Faro Astorgano, en Bierzo 7, etc. Posiblemente se debió a las altas horas a las que escribí y envié el texto. Al parecer, el error pasó inadvertido por las distintas redacciones. Os pido que disculpéis a este leonés insomne…
    Por otra parte, quiero haceros partícipes de mi última reivindicación de León que he hecho en compañía de otros, ante el Parlamento Europeo. Espero que la leáis y discutáis. Ahí va:
    RAZONES PARA LA CAPITALIDAD LEONESA DE EUROPA

    Asunto: CM/rf A(2007)7742-9694 BUR MADRID-León capital de Europa (referido a la petición correspondiente, registrada en la Dirección General de Información del Parlamento Europeo el 25-10-2007).

    FINALIDAD Y RAZÓN DE SER:

    La petición de la capitalidad europea para León por parte de la Asociación Renta Ciudadana (ARENCI) se asienta, en primer lugar, en nuestra manifiesta y reiterada vocación europeísta. Queremos aportar nuestro granito de arena a la construcción europea y, en este sentido, relanzar la reflexión y el debate sobre esta importante cuestión que se ha visto ralentizada desde el no francés al tratado por el que se aprobaba una Constitución Europea. El compañero Ramiro Pinto Cañón dejó manifiesta su postura proeuropea, que es la nuestra, a favor de dicha Constitución. Compartimos las aspiraciones y fines del llamado Movimiento Europeo. La tribuna “El Estado Europeo” publicada en el Diario de León (22-10-2004), antes del referéndum en el que España dijo sí a la futura Constitución Europea, es sólo una muestra más de nuestro afán europeísta. Acaba diciendo: «El Estado europeo no es más bonito, más verdadero, ni más bueno, sino que funcionará mejor. De ello depende nuestro futuro de paz y democracia. ¡Viva Europa! »

    UNA PROPUESTA CON FUNDAMENTO:

    La asociación Renta Ciudadana (ARENCI) propone que se considere la designación de León como capital del futuro Estado Europeo. Vista la historia del antiguo Reino de León, singularmente de la provincia de León en el marco de la histórica región astur-leonesa, dicha propuesta se fundamenta en los argumentos que a continuación se exponen sumariamente, quedando sujetos a posterior reflexión y profundización por parte de los expertos:

    1º. Sin León no hubiera Europa, al menos la Europa de libertades y derechos que hoy conocemos. Pues, siglos antes de crearse la Unión Europea, el antiguo Reino Leonés (prolongación histórica del original Asturiano) fue baluarte y vanguardia en la defensa del flanco sur-occidental europeo frente a la invasión musulmana iniciada en el año 711. Para un primer conocimiento de la Hazaña Leonesa, se recomienda el libro de Joaquín Cuevas Aller: “Historia de Asturias y León. El nacimiento de España”. Edición conmemorativa del 1.100º aniversario de la fundación del Reino de León, (León: 2007).

    2º. En León tuvieron lugar las primeras Cortes democráticas de España, de Europa y del mundo. Pues así se considera la Curia Regia del año 1.188, celebrada en la Basílica de San Isidoro, una joya del Románico y actual mausoleo de los reyes leoneses. En ella se incluyeron, por primera vez, a los representantes del Pueblo para participar en los asuntos del Estado; y el Rey se comprometió a cumplir los decretos nacidos de la asamblea, cuyo conjunto se conoce como «Carta Magna Leonesa». Ocurrió bastante antes de 1215, año de la famosa «Carta Magna» del rey de Inglaterra Juan sin Tierra. Fue un hecho de repercusión europea y mundial que, en su día, sirvió de ejemplo por lo que tuvo de simbólico e innovador. León anticipó el nuevo paradigma democrático que resurgiría con fuerza siglos más tarde y que hoy guía a la Unión Europea.

    3º. León es, desde antiguo, cruce de caminos: La Vía de la plata durante el Imperio Romano y el Camino de Santiago, desde la Edad Media hasta la actualidad, cuentan como los dos más significativos. Otros caminos también importantes, aunque menos conocidos, hicieron de León tierra de paso, en relación con la arriería y el pastoreo transhumante. Este último todavía se practica, siendo vestigio vivo de una etapa de la historia europea. En la actualidad, son objeto de interés antropológico y cultural.

    4º. León es tierra de encuentro de variopintas tradiciones y culturas. La posición geográfica y la historia han generado en León una tradición cosmopolita, intercultural y abierta a Europa y al mundo: romanos y astures, pueblos germánicos, cristianos, moros y judíos: La huella cristiana es, en sus múltiples facetas, evidente. En León hay muestras de arte mozárabe y mudéjar. León forma parte de la red de juderías, y el sabio Moisés de León se cuenta entre los memorables de esta tierra. El hermanamiento de León con la ciudad de Córdoba y el apoyo a Granada como capital europea de la cultura, así como a la candidatura de la Alhambra a ser considerada entre las siete maravillas del mundo, reflejan un interés ancestral por el enriquecimiento mutuo en el diálogo con otras civilizaciones y culturas. El Instituto Bíblico y Oriental, con su doble sede en la capital leonesa y en Cistierna, contribuye de manera pública y notoria al mismo empeño. Por todo esto, en el Año Europeo por el Diálogo Intercultural, León alcanza un valor simbólico de primera magnitud. En León se cumple lo que preconiza el sabio maestro dominico fray Santiago Pérez Gago, fundador de Esthética Originaria y La Nueva Escuela de Salamanca: «convertir los límites en orilla, los contrarios en complementarios».

    5º. León ofrece un rico y variado acervo cultural y artístico, acorde con la historia que arriba apuntamos. Sirvan, a título de muestra en capital y provincia: el paraje arqueológico de las Médulas; los «Principia» del campamento romano que diera lugar a la fundación de la capital; la basílica de San Isidoro (cumbre del románico leonés, panteón de los primeros reyes que ostentaron el título de rey y emperador de España, ya citado en alusión a la famosa Curia Regia del año 1.188); las catedrales de León y de Astorga (siendo considerada la primera, como joya del gótico: la «Pulchra Leonina», y la segunda como centro destacado de la ciudad bimilenaria fundada como «Asturica augusta»); el actual Parador Nacional de San Marcos (joya del plateresco y símbolo de la memoria histórica contra los crímenes del fascismo); el Palacio de los Botines, en León, y el Palacio Episcopal de Astorga (obras del arquitecto catalán Antonio Gaudí, padre del Modernismo). Sirva como colofón de esta pequeña lista, la fachada del edificio Julio del Campo, muestra singular del arte contemporáneo; la que mejor refleja, a nuestro entender, el espíritu leonés y que simboliza, sin sombra de duda, la unión de la cultura local con la cultura universal. Fue donado a la ciudad en 1917, y es el único edificio de nuestro patrimonio laico que reconoce el valor científico, técnico y religioso de diversos personajes históricos. Con sus cuatro pergaminos esculpidos en reconocimiento de prohombres como Juan de Badajoz, Edison, Miguel Ángel, Marconi y Sierra Pambley, vuelve a ser reivindicada como reclamo turístico y cultural de la ciudad. León cuenta, asimismo, con una amplia red de museos, a la que se ha unido un original Museo de Arte Contemporáneo (MUSAC).

    Dentro de dicho acervo cultural ocupa un puesto singular la lengua leonesa o «leonés», idioma que fue oficial en el antiguo Reino de León hasta que, siglos más tarde, se adoptó como propio el castellano. Es una de las primeras lenguas romances que se hablaron y escribieron. Todavía se usa en diversas zonas de España y Portugal que integraron dicho reino y es objeto de estudio por renombrados lingüistas.

    6º. León-capital es ciudad acogedora, de proyección internacional y europea. En ella se han dado cita distintas cumbres ministeriales, tanto a nivel mundial como europeo. Hoy le viene la fama por las «declaraciones de León». Van ya tres en apenas tres años: sobre discapacidad; infancia y adolescencia y, por último, sobre el envejecimiento (07/11/2007), después de la cumbre ministerial internacional, con el aval de 300 delegados de 56 países, 160 expertos y las ONG, León consiguió, como pretendía Dª Amparo Valcarce: «que el mundo conozca León y una su nombre al de la ONU».

    7º. León está lanzado hacia el futuro, en plena transformación socioeconómica. La agricultura, ganadería y minería leonesas, ya en declive, fueron punteras. Hoy, la economía leonesa se adapta a los nuevos tiempos. Además del impulso inmobiliario, León camina hacia nuevos sectores que generan mayor valor añadido y riqueza: en León radican las oficinas centrales de Cajaespaña, uno de los negocios financieros más rentable del país; se están desarrollando nuevas infraestructuras y parques industriales y tecnológicos en toda la provincia; se prevé la pronta integración del tren de alta velocidad europea en la capital y en Ponferrada; León cuenta como un importante nudo de comunicaciones en el llamado «Plan del Oeste». Por otra parte, se anuncian proyectos punteros como la «Ciudad de la Energía» en Ponferrada; el desarrollo de las nuevas tecnologías (pese al fiasco del INTECO); y de las energías renovables: parques eólicos, energía solar y fábricas de biodiesel. El Centro de Tratamiento de Residuos de san Justo de la Vega (CTR) se presenta como puntero en Europa. Todo el mundo dice apostar por un desarrollo sostenible y la preservación del medio ambiente, incluidas las empresas hidroeléctricas y pizarreras. Sin embargo, el camino no está exento de tropiezos y de promesas incumplidas. La conciencia ecológica del pueblo leonés se hace notar en defensa de los buenos propósitos medioambientales desde Riaño hasta a línea Sama-Velilla.

    8º. León tiene potencia innovadora y aporta al mundo, desde Europa, soluciones avanzadas. Si los promotores de la Curia Regia del año 1.188 entrevieron el futuro paradigma democrático, en el presente no les van a la zaga, y ya se vislumbran lo que serán las bases de la economía del siglo XXI. Veamos dos ejemplos:

    1º) La Unión Europea se planteó en Lisboa: «convertirse en la economía del conocimiento más competitiva y dinámica del mundo, capaz de un crecimiento económico duradero acompañado de una mejora cuantitativa y cualitativa del empleo y de la mayor cohesión social» (23-24 de marzo de 2000). Se ha revelado un objetivo cada vez más difícil de alcanzar, si no imposible. La crisis económica iniciada en USA complica su logro. A esto se une la necesidad de afrontar las consecuencias del calentamiento global y de lograr los objetivos del Milenio. Las teorías Keynesianas y Neoliberales muestran su insuficiencia frente a la nueva realidad y se ven superadas. El proceso de construcción europea se percibe, por ello, amenazado y necesitado de un nuevo impulso social, en el sentido más amplio de la palabra: político, económico y cultural…

    La Asociación Renta Ciudadana ofrece su respuesta a estos problemas y necesidades desde León; y lleva al Parlamento Europeo la petición de un estudio sobre la conveniencia de aplicar la Renta Básica a la zona monetaria euro (n.º 112/2006), siendo admitida. Se basa en la Teoría Alternativa, de economía política, que explica Ramiro Pinto Cañón en “Los fundamentos de la Renta Básica y la «perestroika» del capitalismo” (Madrid: Entimema, 2003). Consiste en establecer, como derecho de ciudadanía, el recibir una renta mensual que garantice la subsistencia económica a todos los ciudadanos residentes en la zona, independientemente de su situación laboral o de cualquier otra circunstancia. La cantidad a percibir, individualmente devengada, se modularía según la edad del perceptor y sería una constante al compás del PIB que se establece sobre el umbral de la pobreza.
    No es la primera vez que se plantea dicha medida, pero es la primera que se hace a nivel europeo y que se fundamenta en una nueva teoría económica que supera, integrándolos, los planteamientos keynesianos y neoliberales; y que explica cómo encajar su financiación en el engranaje económico de los países capitalistas avanzados, mediante un novedoso modelo fiscal. Se trata de profundizar en la construcción europea promoviendo el uso racional de la riqueza (con criterios de eficiencia económica, sostenibilidad y cohesión social); y de promover la profundización democrática, en el marco de una «Economía Social de Mercado». A ella se refiere la Constitución Europea que los españoles, incluyendo los leoneses, fueron los primeros en aprobar (Art. I-3.3). La Renta Básica se presenta como herramienta fundamental para asegurar un Sistema Europeo de Bienestar, para ampliar el Espacio Social Europeo y para ganar en cohesión social (http://rentabasica.blogspot.com).

    Por otra parte, ARENCI propone la «renta rural», en relación con la nueva Política Agraria Común (PAC), como transición a la Renta Básica. Consiste en «pagar por vivir en los pueblos», para que el ámbito rural subsista, «y que la desbandada general no convierta a los pueblos en lugares fantasmas». La idea proviene del zamorano Celedonio Pérez, a través de su columna «Al Grano», que publica en el diario La opinión de Zamora: «La Prima Rural» (4-10-2005)

    2º) Europa afronta con gran sentido ecológico los problemas derivados del calentamiento global y busca fuentes de energía limpias alternativas al consumo de petróleo y otros combustibles fósiles. Hay que cumplir el protocolo de Kyoto.
    La Comisión de Medio Ambiente de la Unión Europea ha hecho suyo el concepto de «economía racionalizada» defendido por ARENCI. Tal como afirma Artur Runge-Metzger, este es el objetivo global que guía la acción de la Dirección General de Medio Ambiente: «Una economía que consiste en razonar sobre el proceso económico y buscar medidas concretas que permitan la distribución de la riqueza y a la vez mantengan la dinámica de crecimiento económico, haciéndolo sostenible desde el punto de vista medioambiental» (carta fechada en Bruselas 7/2/2007). Estos compromisos son de imposible cumplimiento, a no ser que tomemos las medidas económicas adecuadas. En este sentido, la mencionada Teoría Alternativa es la única, hoy por hoy, capaz de dar una base económica a la lucha contra el cambio climático, al desarrollo sostenible y a la cohesión social.

    La aportación leonesa en Investigación, Desarrollo e Innovación desciende a niveles prácticos: a finales de julio de 2007, saltaba a la prensa el nombre de Francisco Angulo Lafuente, inventor de un procedimiento biotecnológico para fabricar un ecocombustible a base de restos orgánicos, como la lechuga. Se denomina ECOFA y no contamina con azufre, ni plomo, ni mercurio, ni con C O2 ; además, “Elimina el problema del reciclaje de basuras” (Diario de León 29/07/2007). A partir de esa fecha científicos de renombre mundial lo hacen público y todo son alabanzas. Parece que los resultados de distintas investigaciones han comenzado a tomar cuerpo a partir de la fecha en la cual se hizo la presentación pública del descubrimiento de Francisco en Soto de la Vega (León). El invento está patentado y disponible para fabricación (http://www.ecofa.es/). Su autor relata el hallazgo en la novela “La reliquia” (Madrid: Mandala & LápizCero, 2006). Es una solución ecológica a la sombría dependencia europea del petróleo y al encarecimiento del crudo. Por eso, desde la nuestra tierra leonesa, reclamamos a la más alta instancia europea el compromiso empresarial y político necesario para sacar adelante esta patente; de igual modo que se ha hecho con diversos proyectos en materia aeroespacial o de defensa. Sería temerario dejar que los enemigos de la construcción europea dificulten la producción del ECOFA o la impidan apoderándose de la patente y de la idea. Es viable, porque dinero hay. Podemos afirmar que no se trata de un problema económico, sino de un conflicto de intereses.

    POST SCRIPTUM:

    La Historia es la ciencia que, además de conocer el pasado (depósito), nos permite vivir el presente (realidad) e imaginar nuestro porvenir (proyecto). Eso decía el profesor D. José Barrado Barquilla, de la Pontificia Universidad de Salamanca. León apuesta por la construcción europea, desde su capital y desde su historia; una historia que no debe usarse jamás como pretexto para anclarnos en el pasado, sino como revulsivo de nuestras inercias y trampolín hacia el futuro.

    La historia leonesa invita a Europa a nuevas y gloriosas hazañas. Europa también debe mirar al futuro, y no al pasado, salvo para buscar lo mejor de sí misma y recobrar impulso. La Unión Europea necesita transformarse en un Estado integrado que sea expresión de un Occidente renovado, que vuelve a contar en el concierto mundial. Todo estado necesita fijar su capital. Y León es la candidata más idónea para capital de Europa; pues cuenta con una base histórica y social sólida y coherente que lo hacen posible. León simboliza de modo excelente lo que Europa fue y aspira a ser.

    Horacio García Pacios (Presidente de la Asociación Renta Ciudadana)

    Daniel Vargas Lallement (Tesorero)

    Ramiro Pinto Cañón (Relaciones Institucionales)

    León, 15 de febrero de 2008

    Responder
  2. Hergoth, el 10/11/2007 a las 10:44:27 , #729

    Hmmm… una cosa que desluce… ¡¡¡ ¿Basílica de San Marcos? !!! ¿Primeras Cortes en dicho lugar?

    Mal vamos, con semejantes errores…

    Saludos.

    Responder

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar