Carta d’un sobrinu a un tíu

29 ene 2012 0 comentarios

Queríu tíu:

Son años d’escuridá, los pueblos son esqueicíos nel miyor de los casos, abandonáos ou deshabitáos nel pior. Queda pouca xente nel nuesu Valle, son poucos los que quedamos conas nuesas tierrinas y las nuesas casas pa caltenere daqué que los nuesos güelos ou antepasáos llevantanun conas suas propias manos.

Cincu mozos que marchan pal Serviciu, trenta pais que miran pa marchare pa la ciudá, venti güelos que choran al vere que los sous fiyos nun tornaran a la tierra que-ys viera ñacer.

La tía Sagrariu ta mal, nun séi cuantu-y pue quedare, solu sei, qu’inda tandu asina, nun esqueicíu la nuesa llingua, na que nosoutros dous comunicamosnos dende piqueños, que sentimos a los nuesos mayores dende guajes y qu’agora dicennos que nun ye de nuesu porque nun esiste.

El güelu yá nun ye a tocar la gaita, tien los pulmones feichos polvu dempués de pasare tantos años abaixu na mina, nun ye’l d’enantes, nun pue cueyenos a caballín, nun pué xugare con nosoutros, nun pué nin siquier, acompanganos nos nuesos percorríos diarios pol monte enantes de dire a la escuela.

La güela ye la que ta puxandu pola familia, güei preguntóu por ti, que comu tabas, you dixi-y que bien, que pola ciudá nun pué dire nada mal qu’ehí hai trabayu y nun pasáis fame dengún. Y que’l trabayu de vuesu nun ye comu’l de nuesu, nun teneis de tare semandu patacas nin recueyendu las panoyas.

You quiciás seya’l pior paráu, güei’l mayestru tornóu a solmename un capón por falare raru, nun séi que sedrá pïor, si you que falu raru ou él que fala en foriatu. Dame igual, por munchu que me dea nun vou cambeare, siguiréi diciendu la castañal, la zreizal, y si nun-y presta, que nun sienta ou que se marche cuandu pesllen la escuela por falta de guajes, porque anguañu namái quedu you, susín xuanín y los nietos del coxu. A tou gochu arriva-y’l samartinu y a esti queda-y poucu pa marchare pa las tierras chanas pasandu’l Reinu.

L’outru dia arrivóume la tua carta, viera que yá nun escribes comu enantes, las cousas finaslas n’o, con esos verbos raros con duas pallabras, y que ya nun me chamas pol mieu nome, sinon por outru que tien esi soníu tan raru de j.

Nun quieru marchare primu, la ciudá cambea a la xente, fai qu’esqueizas los tous raigones, nun quieru esapaecer de la memoria y que ‘l nuesu pueblu nun seyan unas casas col teitáu pol suelu, y sobru tou, por cima de tou, quieru nun esqueicere la fala, la mia fala, la tua fala, la nuesa fala.

Mariella –dixu’l tiu – lleyu estas llínias y alcuérdume de porque nun quería marchame del pueblu, de por qué nun queria vinir a la ciudá… sabia que si vinía daqué s’esqueiciría y de lu que m’esqueicí ye de la mia patria, d’aú tan enterráos los mieus bisgüelos, los mieus tataragüelos, y sobru tou, ú ta enterráu’l mieu corazón.

Esta es mi pequeña aportación a la cultura de mi tierra, León.

Un saludo desde la comarca leonesa de El Bierzu.

Fuente: Adrianu C. Garrido para el Diario de León

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar