Despoblación y Autonomia

25 nov 2005 0 comentarios

Según datos del Instituto Nacional de Estadística, entre los años 1981 y 2004, la Comunidad Autónoma de Castilla y León perdió un total de 81.145 habitantes, lo que representa un 3,15% de la población total.Pero si analizamos cómo se repartieron las “pérdidas” de población nos encontramos con que el País Leonés perdió 66.777 habitantes, es decir un 6,02% de su población inicial. Salamanca y León con 16.736 y 24.648 habitantes menos perdieron el 4,55% y el 4,76% respectivamente mientras que Zamora con 25.393 habitantes menos perdió un 11,34% de su población.

Sin embargo, las provincias castellanas perdieron 14.369 habitantes, es decir un 0,98% de su población inicial. Es lo que tiene la estadística, un pucelano se come un pollo mientras un leonés le mira y, ateniéndose a las estadísticas sale el político de turno felicitándose: “Cada castellano y leonés come medio pollo”. (¿Qué será peor el error estadístico o el gramatical? porque lo de “castellano y leonés” tiene tela)

Es evidente que toda la Comunidad se despuebla pero, desde luego, NO EN LA MISMA PROPORCIÓN. Claro que mientras seamos los “indios” pobladores del “Oeste” los que desaparecen en “la metrópoli” seguirán sin preocuparse.

Hay otro dato muy ilustrativo en cuestión de población. En el mismo período, Cantabria (con una población inicial semejante a la de León) registró un aumento de 43.968 habitantes (un 8,60% de su población inicial) y La Rioja (con una población inicial semejante a la de Zamora) registró un incremento de 40.258 habitantes (un 15,89% de su población de su población inicial).

¿Tendrán algo que ver estas diferencias con el hecho de que supieron escapar a tiempo de la “garra pucelana” constituyendo sus propias autonomías?

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar