“D’invención y secesionismu llingüísticu. ¿Una nueva Valencia en Llión?

8 sep 2007 0 comentarios

Héctor Xil en www.asturies.com
Nesta tribuna col títulu “D’invención y secesionismu llingüísticu. ¿Una nueva Valencia en Llión aparte de la de Don Juan?”, el llingüísta Héctor Xil (Llión, 1974) esplica de forma clara y rotunda les circunstancies polítiques y sociales qu’arrodien al nuesu idioma en Llión y denuncia asimesmo los recientes intentos segregacionistes y d’instrumentalización del asturlleonés motivaos por intereses políticos. Depués de la noticia que falaba de la posibilidá del enseñu como actividá extraescolar del llionés nun podía ocultar la mio satisfacción nesi pasu alantre que supón pa la nuesa llingua cualquier avance por tímidu que seya nun territoriu como’l de Llión. Sicasí, bien lluego unes solombres atapecíen la noticia.

Énte l’ofrecimientu de collaboración de l’Academia de la Llingua Asturiana, de la que solo conozo’l so conteníu pola prensa, la respuesta dende la denominada asociación de profesores de llïonés (sic), del llionesismu político y les sos asociaciones satélites foi gafa por demás. Les acusaciones d’inxerencia, espansionismu y segregacionismu d’Asturies foron inmediates y refugaren de mala manera dicha propuesta.

La pregunta ye asina qué hai detrás d’esta reacción, d’un colectivu que diz defender la llingua y la respuesta ye fácil si se conocen les circunstancies sociopolítiques de Llión, a encomalo nel mapa de les autonomíes: la instrumentalización y utilización partidista del padremuñu llingüísticu asturllionés de Llión y Zamora. D’esta miente la llingua tien un carácter plenamente simbólicu non funcional, un constructu con un únicu oxetivu identitariu y políticu, axustándolu a cada momentu al país que dibuxen, que nun respuende a necesidaes nin característiques de los xeolectos y de los falantes llioneses ya zamoranos. Respuende a la necesidá supuesta por determinaos grupos nun afán diferenciador y disgregador del dominiu, en cuantes la llingua sería pa ellos un constructu identitariu, un símbolu en sí, sin necesidá d’axustase a la realidá sinón únicamente a los proyectos planteaos, non duldando n’inventar modelos ortográficos, erixise como normativizadores y normalizadores sin tener siquiera competencia llingüística amañosa na mesma y dando un pasu alantre proclamando la independencia llingüística del llionés.

Nesti procesu isolacionista y segregacionista, como nuevos valencianos blavers, de creación de la llingua llïonesa (sic) contrapuesta a l’asturiana nun dulden en falsiar argumentos, investigaciones llingüístiques o la propia historia. Asina acusen a l’Academia de lo qu’ellos exercen, de segregacionista. Pa ello nel so imaxinariu too yera llionés hasta que llegó l’ALLA qu’inventó’l nome d’asturianu. Pena ye, o maldá, desconocer los datos de sieglos previos d’utilización del glotónimu asturianu o los datos del Atlas Lingüístico de la Península Ibérica (ALPI), onde al nome de la fala local atopamos la respuesta asturianu/o frente a los puntos llioneses locales onde la respuesta ye cuando la hai, d’ámbitu local: alistanu, babianu, senabrés…Falen del modelu normativu asturianu como segregacionista, que nun tuvo en cuenta a Llión nel so momentu atapeciendo’l momentu históricu nel que surde l’Academia y la realidá murnia de la inexistente reivindicación de la llingua nesi periodu en Llión, o les circunstancies históriques y sociollingüístiques que llevaren a la fechura del actual asturianu referencial, escaeciendo arrémente la posibilidá que brinda esta normalización de corpus de mandar de la ortografía pa escribir cualquier variedá de la llingua, y eso faen los escritores d’asturianu occidental, como’l palaciegu Roberto González-Quevedo y habría facese en Llión o Zamora.

La esmolición como llionés, como asturianu, como falante d’esta llingua d’Asturies y Llión, ha llevanos a tarrecer el triunfu d’esti constructu, a la disgregación de la unidá de la llingua, al espardimientu d’esti artefactu llingüísticu, simbolu partidariu d’identidá, un modelu de llingua, si se pue calificar asina, fechu dende l’aprovechamientu de la desconocencia y la más atrevida ignorancia. Una llingua, lo d’esta xente, que nun dexa de ser castellanu traducío por persones d’escasa o nula competencia llingüística, sin apenes fondu patrimonial cuando non simplemente de castellanu rexonal de Llión, enllenu de leísmu, laísmu castellano, problemes col allugamientu de pronomes átonos, pronomes redundantes o males traducciones y adaptaciones fonétiques. Si esos son los normativizadores…y los escritores… y los espertos…válame’l cielu. Ufierten la so normativa, imposible d’atopar nuna llibrería llionesa, depués de percorrer un camín erráticu dende un primer momentu d’escritura n’asturianu referencial del mesmu Abel Pardo en Cuentos de Lleón, onde otros autores sí que mandaben de les variedaes occidentales llioneses, a lo que se ve en lletra impreso en Cuentos del Sil, un modelu qu’almite y/o modifica arbitrariamente la ortografía académica, y dende un pretendíu modelu occidental amiesten aspectos ortográficos innecesarios -como pue ser l’emplegu de diéresis sobre la i-, y invenciones y malos usos léxicos dando como resultáu una llingua que nin ye verosímil nin xenuina pa los falantes, y que más bien parez una xíriga d’estos colectivos, deprendida lluego por xente de bona voluntá que nun tendría porqué duldar de lo amañoso o axeitao de lo que deprienden profesores…

Como pieslle, una llugada, el ver que non too ye asina en Llión y Zamora, que nun tien Conceyu Xoven y satélites el monopoliu y esclusividá. Hai persones y colectivos de llealtá llingüística como Furmientu, Facendera o La Caleya que nun siguieren nin siguen esi camín. Ye claro que’l procesu de recuperación llingüística de la nuesa llingua -asturianu o llionés- en Llión y Zamora tien que ser autocentráu neses tierres y lleváu alantre polos axentes sociales y culturales del país, pero qu’eso nun tien que conllevar pesllar la puerta a la collaboración con Asturies y Miranda, a deprender de los aciertos y errores del procesu de vindicación asturianu y a valise de les actividaes y materiales yá fechos. Ye, entós, caltener la unidá del dominiu llingüísticu asturllionés, col caltenimientu de la unidá ortográfica con Asturies, y na midida de lo que sía posible con Miranda. Un modelu de llingua que dientro de la ortografía del asturianollionés común que propón l’Academia sirva d’espresión a les fales occidentales vives de Llión y Zamora. Ye una cuestión de coherencia llingüística, de defensa de pertenencia a un mesmu dominiu llingüísticu y d’economia cultural y de medios.

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar