El arte de los pastores

29 may 2006 0 comentarios

La soledad del campo y un trabajo que te permite estar siempre con las manos libres son los dos factores que sirven como punto de partida para hablar del arte pastoril, el arte plástico que ejercían los pastores sobre herramientas o utensilios.José Ramón Cid Cebrián es un mirobrigense que, entre otras muchas facetas, destaca como folclorista y por su importante colección de arte pastoril de más de 800 piezas. ‘El oficio de pastor les permitía hacer otras cosas y por eso tallaban y hacían labores sobre las materias primas que les presta la naturaleza como son la madera, el hueso y el cuerno’, concreta Cid Cebrián. El pastoril es un arte muy primitivo, y como comenta el folclorista, ‘la cultura pastoril está anclada en raíces muy antiguas, los motivos que se encuentran en los diferentes elementos son arcaicos, de culturas muy primitivas porque generación tras generación los pastores iban reflejando lo que habían visto a sus antepasados’.

El elemento más antiguo de la colección es una colodra del siglo XVIII, un recipiente elaborado con cuernos. Los objetos de esta muestra son tan variados y diversos como la naturaleza. Así, se contemplan todo tipo de utensilios para la cocina como son especieros, cucharas, morteros, fiambreras, cerilleros o cascanueces. También instrumentos musicales para la soledad del campo o para llamar al ganado, cajas para guardar los utensilios, palos de danzar y un largo etcétera de instrumentos que los pastores utilizaban en su vida diaria. Un ejemplo claro es el de los cuernos que se utilizaban como recipiente para meter el vino, los condimentos de la cocina o la comida, en el caso de las cuernas garbanceras.

Sellos pastoriles

Asimismo, destaca entre la colección un apartado de sellos pastoriles que, como explica el coleccionista, ‘la gente llevaba al horno comunal para marcar su pan y así diferenciarlo del resto de las piezas’. Pero si hay algo que destaca en todos estos objetos, además de su función práctica, es su carga simbólica y la importancia y matices de los tallados. ‘Al hecho de tallar el objeto, se le denomina ‘pintar”, indica José Ramón. ‘Lo hacían con navajas y bien podían grabarlo, tallarlo o puntearlo’. El símbolo solar es uno de los más repetidos en los diferentes grabados, también las sirenas y los motivos taurinos en los que ‘al toro, como hacían sus antepasados, le ponían un corazón para indicar que estaba vivo’.

José Ramón reconoce que ‘cada vez es más complicado encontrar estos objetos’ pero a la vez recuerda todas las explicaciones que le han ido dando cabreros o porqueros a los que incluso ha tenido la oportunidad de conocer. En la mente de este mirobrigense está el que algún día la colección se pueda exponer de manera permanente en un museo y de este modo todo el mundo pueda contemplar, por ejemplo, una gaita elaborada con el hueso del ala de un buitre.

Terra Actualidad – Vocento/VMT

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar