El hundimiento del patrimonio leonés suma y sigue: ahora Santiago de Peñalba

27 dic 2006 0 comentarios

La Junta de Castilla y León se ha visto obligada a poner en marcha una operación de urgencia para salvaguardar la iglesia mozárabe de Santiago de Peñalba ante los posibles riesgos de inestabilidad de la estructura del edificio.
Y es que los vecinos de Peñalba comprobaban el pasado sábado día 23, al celebrar la misa en la localidad, que la columna izquierda que sustenta el arco del ábside del templo estaba destrozada.
Pese al interés informativo que supone el riesgo que pueda correr este bien de interés patrimonial del siglo X, una de las principales referencias del arte mozárabe del Noroeste, los técnicos de la Junta impidieron ayer el acceso al templo a los medios de comunicación.
Los vecinos de Peñalba pidieron al párroco y al rector de la basílica de la Encina de Ponferrada, Antolín de Cela, que diera parte al Ayuntamiento de Ponferrada o a las autoridades correspondientes de los daños que había sufrido la pieza, un gran pilar de mármol que puede resultar clave para el sustento de la estructura del templo. Es una piedra de unos dos metros de alto que, según explicó el rector de la Basílica de la Encina, presenta unas estrías muy limpias y una especie de cortes en forma de sierra, de los que se desprendieron dos trozos de mineral.
El domingo día 24, una patrulla de la Policía Municipal de Ponferrada se personó en Peñalba ante la posibilidad de que se tratara de un intento de robo en la iglesia o de un caso de acto vandálico. Sin embargo, tras descartar esta hipótesis, la Policía decidió dar parte a la Administración regional, responsable de las cuestiones de patrimonio.
Ayer martes, el Servicio Territorial de Cultura de la Junta de Castilla y León envió a técnicos especialistas a analizar los daños y, según apuntó el delegado territorial, Eduardo Fernández, a operarios de la empresa Construcciones Basante para actuar de urgencia en el templo.
«Parece que la cosa queda en unos desperfectos ocasionados por el estado del edificio. Hoy (por ayer) han ido los arquitectos, no sólo para ver lo que hay que hacer, sino también para ver como se ha producido esto, alguna patología o algún problema del edificio», explicó.
En cualquier caso, Fernández entiende que «sea cual sea la causa, la Junta lo que pretende hacer de inmediato es ponerle solución, por dos vías. En primer lugar vamos a consolidar lo que hay. Hay que apuntalarlo para que el peso del techo que reposaba sobre esa columna vaya hacia otro lado y no corra riesgo de dañarse la estructura del edificio. En segundo lugar, restaurar la pieza dañada, que es lo que se va a hacer en los próximos días».
El delegado de la Junta en León quiere destacar que «independientemente de los problemas que puedan ir surgiendo, desde la delegación estamos muy pendientes de solucionarlo en el primer día. Teniendo en cuenta los dos días festivos que ha habido por medio, hoy es el primer día que tenemos posibilidad de trabajar y estamos trabajando».

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar