…en los grandes acebos

15 dic 2014 0 comentarios

Acebal roido por lo ciervos en un invierno de nieves (2008-2009)

Los “desmanes” de Hormas. (2ª parte)

Los “venaos” comen la corteza de los acebos cuando la nieve no les deja obtener su sustento con normalidad, causando un daño importante en el desarrollo de las poblaciones de acebales existentes en gran número en algunos de los montes de la Montaña de Riaño (MR). Un ejemplo evidente lo tenemos en el bosque de Hormas, en tierras del Concejo de Riaño, donde es raro encontrar algún acebo sin la huella de las peladuras de corteza producidas por los dientes de los ciervos. Un acebal extraordinario como el conocido Sestil de la Loma el Rey es un claro ejemplo de ello, sufriendo este de forma especial, por ser de gran porte, el ataque de los ungulados desesperados y famélicos refugiados bajo su gran dosel de hojas protectoras.
No sabemos si esto sucedía antes con normalidad, o si es una situación nueva fruto de una evolución de los ciervos; solo apreciamos al observarlo durante años, un daño realizado en masa sobre una especie como es el acebo, importantísima en el ecosistema de nuestros viejos montes.
Los ciervos son una especie que fue reintroducida en la Montaña de Riaño en el siglo XVIII. Queda claro que las grandes nevadas caídas de antaño no han supuesto problema alguno para el equilibrio de entonces entre acebos y ciervos pues no hay constancia de ello. Como también queda claro a nuestro parecer, que con las nevadas no tan grandes y perdurables de hoy, la actual población de ciervos es un motivo de preocupación importante en ese equilibrio dentro de nuestros montes. Esto sucedió el invierno de nevadas sucesivas de 2008-2009 donde los ciervos pasaron muchos días bajo los acebos sin posibilidad de alimentarse. Solo la corteza de acebo fue su desesperado sustento como podemos comprobar en las imágenes. Muchos acebos se han secado al ser comida la corteza  de sus troncos en todo su perímetro y la mayoría, se defienden como este que veis:

Tronco de acebo roído en el invierno de 2008-2009 en el bosque de Hormas. Riaño. 
Llamamos la atención en este punto sobre la actual caza de lobos que se realiza en la MR cuando son estos los mejores aliados en la difícil tarea de mantener a raya a la alta población de ciervos. Lejos de ser los lobos azote alguno sobre ganado doméstico en nuestras montañas, sorprende sobremanera este tipo de decisiones precisamente por parte de quien en realidad, como todos, sale beneficiado. Si el monte es el beneficiado como así es, solo podemos pensar que la mano negra de la intransigencia y el inmovilismo egoísta más reaccionario  es el responsable de tales actuaciones, las cuales, por otra parte, están muy lejos de ser hoy lo que la sociedad demanda.
¿Cuándo vamos a tratar a los lobos como lo que son?
¿Cuándo vamos a dejar de destruir en la MR todo aquello que poseemos más preciado, por los intereses e instintos básicos de unos pocos?
Aquí y ahora, como demostrado está, en el entendimiento entre lobos y humanos encontraremos una buena solución.
No es flor de un día. Solo nos falta trabajar en ello, juntos y con ilusión.
Riaño Vive.

Plataforma por la Recuperación del Valle de Riaño

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar