Endesa y el futuro del Bierzo

31 jul 2006 0 comentarios

COMO si de un culebrón televisivo se tratase el nombre de Endesa, uno de los emblemas de la economía berciana, ha vuelto a saltar a la palestra. Algunos dirán que no hay mes que no les dejen tranquilos y quizás tengan razón. Y es que si primero fue Gas Natural ahora es E.On la candidata a hacerse con un pastel tan goloso como el de la eléctrica. Y eso ha desatado corrientes encontradas, lo mismo que opiniones y hasta más de una descalificación.
En su día la oferta de OPA por parte de Gas Natural no sentó nada bien en muchos sectores bercianos que veían como la posible venta de Endesa podía traer consigo no sólo la pérdida de inversiones sino de puestos de trabajo ya que una de las premisas era que para evitar el consabido monopolio o posición privilegiada habría que desprenderse de ciertos activos, y esos, por desgracia, podrían incluir a la térmica de Compostilla. Y en esas, otra candidata salía a la palestra, en este caso la alemana E.On. Las intenciones eran las mismas aunque habría que esperar a las condiciones que la Comisión de la Energía iba a ponerle. Pues bien, estas vieron la luz el pasado viernes y, entre sus puntos de obligado cumplimiento estaba el desprenderse de las térmicas. Y otra vez vuelta a empezar porque de las previstas dos se encuentran en suelo berciano, la de Compostilla y la de Anllares, caso este en el que Endesa cuenta con un 33 por ciento de propiedad.

Otra vez el miedo de la disgregación, del cambio de dueños y de varias cosas más azotó los corazones de los trabajadores que, como ellos mismos dicen, siempre son los paganos de todo. Y este todo puede ser la venta a otra empresa de Compostilla si finalmente una de las dos posibles opas llega a buen puerto. Entonces se hablará más intensamente de los planes de los nuevos propietarios, de si es necesario recortar por aquí o por allá (por desgracia los susodichos recortes siempre afectan a la mano de obra), de los proyectos de futuro y de no sé cuento más. Aunque los trabajadores y muchos representantes sociales bercianos quieren hablar del presente y en este caso las noticias para ellos no son nada buenas porque, casi todos coinciden, Endesa nació en el Bierzo y debe seguir presente y eso pasa porque, también es una opción, una de las empresas más importantes del panorama nacional siga como está. Dios, el tiempo y otros condicionantes dirán.

Mientras, en la comarca otros puntos de interés han ocupado palabras y cierta puja dialectal, si cabe más política que ciudadana, a lo largo de la semana. Una de ellas es la referida al Estatuto autonómico y sus repercusiones para el Bierzo. Y ahí ha vuelto a saltar la polémica entre unos (PP y PSOE) que consideran que se va por el buen camino en la defensa de la identidad comarcal, mientras que otros (dígase PB y PRB) creen que todo ha sido un brindis a la galería y mientras los bercianos volverán a comprobar como en los próximos años las discriminaciones en materia administrativa van a seguir latentes. Razones para una teoría y la otra existen y como en política lo blanco es negro y viceversa cada uno arrima el ascua a su sardina, una sardina precisamente más apetitosa conforme se acerquen los comicios municipales y regionales, casi a la vuelta de la esquina.

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar