Entrevista a Julio Valdeón en La Crónica

13 abr 2006 2 comentarios

«Por motivos históricos, en el Estatuto hay que reconocer la peculiaridad de León» NOEMI G. SABUGAL

LEON.— Catedrático de Historia Medieval en la Universidad de Valladolid, Julio Valdeón ha sido propuesto por el grupo parlamentario del PP en las Cortes para la redacción del preámbulo en la reforma del nuevo Estatuto Autonómico, donde compartirá tarea con la historiadora leonesa Margarita Torres, propuesta a su vez por el PSOE y aceptados ambos por los dos partidos.

P.— ¿Cómo definiría Castilla y León: dos reinos, comunidad histórica, nacionalidad, región, regiones, nación?

R.— Sobre la definición de nación, entiendo que España es una nación-Estado, como lo es Francia o Alemania, que es un Estado federal, o incluso el Reino Unido, que tuvo reyes distintos en Escocia y Gales. Aceptar el concepto de nación para aplicarlo a cada una de las Comunidades me parece un poco fuera de lugar. En la Edad Media, cuando se produjo el concilio de Constanza, acudió la llamada nación española, integrada por los reyes de Castilla y de León, de Aragón, de Navarra y de Portugal. Y eso ya en el siglo XV.

P.— Es el término que ha sido más polémico en la redacción del Estatut de Cataluña.

R.— No me parece un término adecuado si no es para el conjunto de Estado.

P.— ¿Ve distinto el término de nacionalidad histórica?

R.— Ese término se utiliza ya en la Constitución en vigor, donde se dice que España está constituida por regiones y nacionalidades históricas. Dando a entender que en su momento tuvieron un Estatuto propio, ya en la II República e incluso una lengua peculiar. Nacionalidad sí, pero nación me parece excesivo.

P.— UPL defiende que una Comunidad que tiene 30 años no puede ser histórica.

R.— Pues este es el territorio más antiguo de Europa. Tenemos el reino asturleonés, que incluso se llamó imperio de León con Alfonso III El Magno, que le llamaron emperador de León porque se decía que conectaba con los reyes visigodos. Por tanto, el concepto de comunidad histórica lo tenemos con más antigüedad, sobre todo León, antes que Castilla. Luego, el conjunto de los territorios de lo que luego se llamó la Corona de Castilla o reinos de Castilla y León fueron el corazón de España.

P.— ¿Existe un hecho diferencial entre Castilla y León?

R.— Bueno, comprendo que en esto haya matices y diferencias, pero por eso se llama Castilla y León, con la y, para diferenciar la integridad de cada uno de los núcleos que se unieron. Sánchez Albornoz se refería ya a que en 1980 se cumplían 750 años de historia unida y fraterna de Castilla y León. Es verdad que, aunque tuvieron diferencias, luego se fueron unificando. Las Cortes fueron juntas, no es como en la corona de Aragón, que había Cortes de Aragón, de Cataluña y de Valencia. Aquí las Cortes terminaron por unirse y ya no ha habido más Cortes que de Castilla y León o de León y Castilla, valgan las dos. Es más, a principios del siglo XIV, con Fernando IV, se convocan Cortes separadas y es el pueblo, el tercer estado, el que pide, tanto en León como en Castilla, que en adelante el rey las convoque unidas. Además, se da el hecho que entre Castilla y León no hay diferencias físicas. De Valladolid incluso decía un historiador leonés que era la avanzada de León, porque la creó un vasallo de Alfonso VI de León.

P.— ¿Cree que el hecho diferencial de León debería tener un peso importante en la redacción del Estatuto?

R.— Creo que sí, lo considero lógico, por motivos históricos, ya que el arranque fue el reino de León. Lógicamente en el Estatuto hay que reconocer la peculiaridad de León.

P.— También se ha propuesto crear una doble capitalidad en la Comunidad.

R.— A don Claudio Sánchez Albornoz también le preguntaron dónde creía que debía estar la capital y él optó por Valladolid, simplemente porque está en el centro. Como Madrid está en el centro y pasó a ser la capital de España. El centralismo es un hecho universal, Roma es la capital de Italia por eso.

P.—¿Le parecería más adecuado que se denominara León y Castilla?

R.— Bueno, da lo mismo, creo que tanto monta, monta tanto, como Isabel y Fernando. En la Edad Media los reyes, como eran de tantos sitios, de León, de Galicia, de Toledo, para generalizar ponían el primero de los nombres, que era Castilla. Así decía Juan Sebastián el Cano que era un castellano de Guipúzcoa, porque se llamaba Corona de Castilla a todos los territorios que iban de Galicia al Bidasoa y de Cartagena al golfo de Cádiz. A mí me da lo mismo, aunque es evidente que León es más antiguo históricamente.

P.— ¿Cree que es posible extrapolar alguno de los elementos del Estatut catalán al que se propondrá para la Comunidad?

R.— Supongo, pero conozco vagamente el Estatuto catalán. Espero tener más tiempo para leerlo y sacar conclusiones.

P.—¿Dónde cree que deberían estar ubicadas las Cortes desde el punto de vista de la historia?

R.— Las primeras Cortes fueron las de León, no sólo de España, sino de Europa. Así, igual que el Tribunal Supremo está en Burgos, no habría problema en hacer una distribución de organismos, cada vez estamos más cercanos. Será un tema a tratar más adelante.

P.— ¿Qué le parecería que estuvieran ubicadas en León de forma permanente, igual que ahora lo están en Valladolid?

R.— Supongo que no habría inconveniente, con los medios de transporte que tenemos. Lo que pasa que están haciendo un edificio nuevo de las Cortes aquí en Valladolid.

P.— ¿Se entiende que muchos leoneses no se consideren castellanos?

R.— Sí, claro, por eso la comunidad es Castilla y León, marcando que está integrada por dos antiguos reinos, por dos entidades que tienen su peculiaridad a pesar de su proximidad.

P.— ¿Cree que existe una identidad castellanoleonesa?

R.— Creo que hay una aproximación más cercana entre las tierras de Castilla y León que entre Castilla y Andalucía, Valencia u otros territorios de España. Aunque yo diría que sí hay una identidad del conjunto de Castilla y León.

P.— ¿Qué opina de las críticas a la labor de la Fundación Villalar?

R.— En los años 20 se publicó un libro de un leonés que se llamó ‘Los comuneros de León’. El tema de los comuneros se generalizó en toda la Península Ibérica y uno de los dirigentes era salmantino, Maldonado. Hubo comuneros de varios territorios.

P.— ¿Cree que la población de la Comunidad valora la importancia de la historia de León?

R.— Creo que muchos la ignoran. Estaría bien que se conociera mejor.

2 Comentarios

  1. Invitado, el 17/04/2006 a las 19:20:13 , #107

    Estoy de acuerdo, la Y es tan copulativa que copulan con nosotros a diario, aun no se muy bien por donde, pero lejos de todo acto de amor creo que nos copulan mas bien por la popa.

    Responder
  2. Cofino, el 17/04/2006 a las 15:29:31 , #106

    Es majete este caballero, pero hay un par de cosas que no me hacen más que gracia cuanto más leo sus declaraciones y supongo que será por mi estulticia porque yo no soy catedrático ni estudiante de historia:

    1-. “comprendo que en esto haya matices y diferencias, pero por eso se llama Castilla y León, con la y, para diferenciar la integridad de cada uno de los núcleos que se unieron. “
    Hombre si, si lo de la famosa “y” copulativa está muy bien pero si fuera real, porque “dale molino” (como decia mi güelu), que sea copulativa no significa que sea aditiva tanto en calidad y cualidad de los términos que se aditan… “habitantes de Castilla Y León” vale, pero castellanoleoneses…

    2- “creo que tanto monta, monta tanto, como Isabel y Fernando. “
    Si asistes alguna vez a una orgía supuestamente podriamos aplicar el “tanto monta”, pero bien es sabido que si no te andas con cuidado acabás más montado que montando…
    El ejemplo más gráfico es precisamente León con tanta “y copulativa” y todo,

    Salud y República, compañeros.

    Responder

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar