Herrera y los Fondos de Cohesión

13 feb 2006 0 comentarios

Copiamos seguidamente lo publicado en La Crónica del 11 de Febrero de 2006. Realmente no precisaría comentarios (pero se los vamos a hacer porque lo merece). Ya sabeis, leoneses, sois unos insolidarios que solo pretendeis el enfrentamiento interprovincial por querer que los Fondos de Cohesión sean solo para vosotros (y Ávila).Los auténticamente solidarios son los pucelanos y burgaleses (tan sacrificados ellos) que para evitar los enfrentamientos están dispuestos a “sacrificarse” y recibir fondos de cohesión como si fueran “nativos del Oeste”, pobres de solemnidad, por lo mismo. Es evidente que Burgos, con un 30% más de renta que Zamora, merece más fondos que ésta para “corregir” los desequilibrios provinciales. Con un poco de suerte podría llegar a sacar un 50% ¿no? ¿Y entonces, qué hacemos? ¿Cerrar el kiosco e irnos a otra parte? Pero si ya no nos queda ni kiosco… ¡Ah, pero sí que nos queda lo de irnos a otra parte: a constituir, de una vez, nuestra propia Comunidad Autónoma…

“El presidente de la Junta y del PP de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, no está dispuesto a consentir que los fondos de cohesión se repartan sólo entre las provincias de León, Zamora, Salamanca y Avila. Herrera advirtió ayer que no consentirá ese reparto porque exige que esos fondos sean para todas las provincias de la Comunidad”.

Ese fue el mensaje más claro (y probablemente el único) que lanzó el buen hombre, en su intervención, durante el acto público convocado por el partido en el Auditorio de León.

“Herrera considera que el reparto propuesto por el Gobierno, que sólo incluye a cuatro provincias, no es justo porque busca la confrontación territorial y él, como presidente de la Junta, no puede consentirlo porque estima que todas las provincias deben recibir fondos de cohesión para acabar con los desequilibrios territoriales”.

¿Pero quién se cree este iluminado? ¿Tan lejos está de la realidad que no se da cuenta de que son ellos, precisamente, con su política pueblerina, quejumbrosa y a contrapelo, los que fomentan estas desigualdades territoriales e incluso “regionales”? ¿Cómo queda la comparación, no sólo interprovincial sino entre Castilla y eso otro que alguien llama “el oeste” y que nosotros -erre que erre- seguimos denominando “País Leonés”? ¡Tendrá cara el sujeto! ¡Venir a gritar estos “agravios” ante nuestras mismas narices! No solo se ríen de nosotros y nos toman por imbéciles sino que, por lo visto, se permite el lujo de venir, incluso, a provocar.

¿Dónde quedaron los tiempos en que se acusaban unos a otros, por puro miedo, de “doble lenguaje” en León o en la innombrable capital de “la su comunidad”? ¿Donde han ido aquellos viejos temores ante actos “institucionales” que nunca se atrevían a llevar a cabo en territorio leonés? O estamos acongojados y anestesiados o, lo que es peor, esta sociedad muestra síntomas inequívocos de encefalograma plano.

Un par de consejos: a los leoneses, que se restrieguen los ojos y dejen el sueño para otro momento, ¡ya está bien de siesta!; y para el señor ese que grita cada vez más enfadado (oye, parece que nos riñe siempre), uno muy simple y que entra en la más pura logística de la política: ¡cuidado con lo que le dan por la mañana y no me confunda otra vez las pastillas…!

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar