Identidad, autonomía y conciencia regional en CYL

7 may 2007 7 comentarios

Alfredo Hernández, catedrático de Sociología y autor del libro ´Identidad, autonomía y conciencia regional en Castilla y León´: «Castilla y León está invertebrada por los personalismos provincianos: su metástasis»

«La región necesita crear 300.000 puestos de trabajo si quiere ser autosuficiente a la hora de abonar las pensiones»

Es catedrático de Sociología en la Universidad de Valladolid. Y es muy claro -¿taxativo para algunos?- en sus apreciaciones. Alfredo Hernández Sánchez, zamorano de Torrefrades (1951), acaba de publicar “Identidad, autonomía y conciencia regional en Castilla y León”. Y en el estudio, como en la conversación, muestra su pensamiento sobre el ser de estas tierras. Sin alterar la voz, el profesor-escritor tiene palabras analíticas, a veces críticas, para la apatía victimista, el uso de la historia, las subvenciones que empobrecen o los estatutos insolidarios. Claridad…para aprobar o discrepar.- Usted asegura en su libro que «el provincialismo es la base de la identidad colectiva» en la región castellano-leonesa. ¿Eso nos hace, en el Estado de las Autonomías, más provincianos…o quizá, más leales a España?

– El provincialismo es el feudo donde la clase dirigente de Castilla y León ejerce su poder. Por el provincialismo nos opusimos a la España de las Autonomías; es decir, el provincialismo resulta una reminiscencia de la España del siglo XIX.

– El regionalismo, como identidad colectiva, como conciencia popular, no prende en esta Comunidad. ¿Es culpa de la derecha?

– Han transcurridos 25 años y el regionalismo tenía que haber cuajado en Castilla y León como ha ocurrido en todas las regiones del Estado español. La culpa no la tiene sólo la derecha, que la tiene, sino también el PSOE, la Universidad, los medios de comunicación… La ausencia de un debate público sobre el regionalismo es la causa de que no exista una conciencia regional en Castilla y León.

– Alfredo Hernández cree que «los desequilibrios interprovinciales han aumentado en la Comunidad». Y ahí está Zamora. No existe la «solidaridad interregional». ¿Cómo evitar la tentación de que algunos miren hacia atrás?

– Los desequilibrios interprovinciales han aumentado en estos 25 años. Por ejemplo, entre Zamora y Burgos actualmente existe una diferencia de 20 puntos. Esta diferencia tan abismal no se da en ninguna Comunidad Autónoma del Estado entre sus provincias. El problema no está en que Castilla y León haya mejorado sus ratios económicos, que los ha mejorado. El problema estriba en si esos ratios económicos están por encima o por debajo de la media nacional. Este es el problema, y están por debajo de la media nacional.

– Castilla y León necesita inmigración. ¿Qué clase de inmigración?

– Necesita crear 300.000 puestos de trabajo si queremos ser autosuficientes a la hora de pagar nuestras pensiones. ¿De dónde van salir estos recursos humanos? Indudablemente, de la inmigración.

– ¿Qué clase de inmigración?

– Aquellos inmigrantes que estén asociados con nuestra cultura, que son los de Hispanoamérica, los de los países del este de Europa… Aquellos inmigrantes que estén socializados en los valores culturales occidentales, independientemente de su raza, de su credo religioso, de su nacionalidad. Hay que ser realistas, el crisol de culturas no ha funcionado sociológicamente.

– ¿Invertebrada, invertebradas…?

– Castilla y León está invertebrada, en singular. Y esta invertebración se debe a personalismos provincianos, ya sean éstos de derechas o de izquierdas, que son la metástasis de esta comunidad. Este personalismo provinciano, esta estrechez de miras, se basa en la exclusión de los demás, en el poder del terruño.

– Zapatero habló, recientemente, de Castilla y León como dos regiones. ¿Sólo reflejó una realidad o, por el contrario, fue un buen cheque para el leonesismo?

– Castilla y León es una comunidad compuesta por nueve provincias y no dos regiones. Pongamos un ejemplo de la sarta de incongruencias que dicen nuestros políticos. En el preámbulo del nuevo Estatuto de Autonomía se dice: «hace mil cien años se constituyó el Reino de León». Es decir, la legitimación está en los años, no en la Historia, que es otra cosa diferente que una cronología de los años. «Durante dos centurias los monarcas» -se refieren a los leoneses- «alcanzaron la dignidad de emperadores». Hasta ahora teníamos la Castilla imperial de Carlos V; pues bien, sumamos a la nómina los emperadores Alfonso VI y Alfonso VII, para que la hidalguía de esta comunidad se vea reconfortada. En fin, podía seguir mencionando más “boutade” como las que se mencionan en ese preámbulo y que están expuestas en mi ensayo. El inconsciente colectivo de esta comunidad no nos deja pensar en el futuro.

– ¿Cree que el leonesismo puro y duro (el de León rampante) es “expansionista” cuando se refiere a Zamora y Salamanca como integrantes de esa corriente, sin conocer la posición de tales provincias, como integrantes de una posible Autonomía?

– Hay que distinguir entre el leonesismo como movimiento social y el leonesismo como movimiento político. El primero denuncia la discriminación de León, reivindicando medidas económicas para su provincia y se opone a un hipotético centralismo vallisoletano. Pues bien, estas características leonesistas se dan en las restantes provincias de esta comunidad (en Soria, Zamora, Avila Segovia…). En relación al leonesismo político, lo que reivindican es la autonomía uniprovincial; es decir, reproducir la guerra de las Diputaciones, que tantos costes políticos supuso para esta región y, en última instancia, intentan resurgir el Antiguo Reino de León de hace mil cien años del que nos habla el nuevo Estatuto de Autonomía en su preámbulo. En fin de psicoanálisis.

– ¿ZP es un leonesista de León, como bien demuestra el llamado “Plan del Oeste”?

– El Plan del Oeste no tiene que ver nada con el leonesismo. Con lo único que tiene que ve: en esta zona geográfica están las tres provincias más pobres de la comunidad de Castilla y León, y la de mayor pobreza resulta Zamora, que, por cierto, es la que menos dinero ha recibido. El Plan del Oeste lo único que ha demostrado es el favoritismo del señor Zapatero hacia León. Aquel es un buen paradigma de la demagogia de los políticos.

– ¿Usted ve con desaliento el futuro de esta tierra, donde predomina el temor al cambio?

– Castilla y León es tradicional, conservadora y tiene un miedo tremendo a la innovación y al riesgo. Voy a poner un ejemplo para que se entienda: la agenda política de estas próximas elecciones municipales en Zamora viene marcada, hoy por hoy, en que el PSOE propone un nuevo museo de Semana Santa y el PP propone un curso de postgrado universitario semanasantero. ¿Con todos los problemas socioeconómicos que tiene Zamora, políticamente hablando, es serio circunscribir la agenda política de unas elecciones a la Semana Santa? Pues no, no es serio.

«No me gustaría ser juzgado por Garzón»

– A Rodríguez Zapatero no le sirve el socialismo felipista. ¿ A Rajoy le sirve la derecha aznarista ?.

– Se presupone que estos políticos, el señor Zapatero y el señor Rajoy, han resuelto el complejo de Edipo, políticamente hablando. De no ser así, es para echarse a temblar.

– Una periodista madrileña afirma que «vuelven la beautiful people y el socialismo de la hoz y el martini». ¿Eso sólo lo dice la derecha de toda la vida?

– Cuando los políticos olvidan los valores éticos en los que se basa la política, la puerta para la corrupción está abierta, y esto vale para todos los partidos.

– ¿ España debería exportar a Caldera en un cayuco de esos?

– No le deseo a nadie un viaje en un cayuco. La tragedia humana de los cayucos está pidiendo a gritos la necesidad de una política de inmigración que ponga fin a este genocidio humano.

– ¿ Se sentiría seguro juzgado por un juez como Garzón ?

– Cuando un juez a través de sus sentencias e instrucciones genera alarma social en la opinión pública, entonces lo que se genera es incertidumbre jurídica, socialmente hablando. Es decir, no me gustaría ser juzgado por Garzón, no me ofrece fiabilidad jurídica.

«El españolismo es necesario para que España exista como nación»

– Castilla: antaño buen granero del nacional-catolicismo. ¿Y hogaño…?

– Si por nacional-catolicismo entendemos que somos la comunidad con más católicos practicantes, si entendemos que somos los más españolistas, si entendemos que somos los más centralistas, si entendemos que somos los menos emprendedores…, las estadísticas demuestran que seguimos siendo el granero del nacional-catolicismo.

– Para los otros, ¿Castilla y León es el arquetipo del “españolismo” y éste es el arquetipo del castellano y leonés?

– Sin ninguna duda, el arquetipo del castellano y leonés es el españolismo, y además, lo hemos plasmado en el nuevo Estatuto de Autonomía al decir en el preámbulo que esta Comunidad «ha contribuido de modo decisivo a lo largo de los siglos a la formación de España como Nación». Una vez más volvemos al concepto de que España es cosa de Castilla, como si las demás regiones y nacionalidades no hubieran tenido que ver o poco que ver con esa construcción de España como Nación.

– ¿El españolismo es, ideológicamente, sólo carcundia y derecha extrema?

– Ni mucho menos. El españolismo es necesario para que España exista como Nación, pero en sus justos términos, ni en exceso ni en defecto. En mi ensayo expongo la teoría de los tres tercios: un tercio de provincialismo, un tercio de regionalismo y un tercio de españolismo.

– ¿Y eso de que el Estado no tiene una deuda histórica con Castilla y León…?

– Apelar a la deuda histórica no tiene sentido. Con esa mentalidad no progresamos. Castilla y León es una región subvencionada. Más del 30 % de nuestro gasto lo cubren otras regiones del Estado. El problema de los castellanos y leoneses consiste en mantener su actual renta una vez que las subvenciones están desapareciendo. La única forma de conseguirlo, ésta: siendo competitivos en el mercado.

– Felipe González, Aznar, Zapatero… ¿Puede afirmarse, con honradez, que Castilla y león fue mejor tratada por e socialismo en el poder?

– Es un error entender que los Presupuestos Generales del Estado se distribuyen en función de la ideología. Éstos se reparten en función de la capacidad de poder, es decir, por la capacidad económica y por el peso electoral que tiene cada comunidad. Por ejemplo, en la época del señor Aznar, estuvieron sentados en el Consejo de Ministros tres ex-presidentes de la Junta de Castilla y León y esta Comunidad no se vio beneficiada. Actualmente, el Presidente de Gobierno es nacido en Valladolid y educado en León y Castilla y León no se ha visto beneficiada. Castilla y León no tiene la presión política por carecer de recursos económicos y demográficos como los tiene Cataluña.

– El Estado es casi invisible en Cataluña y el País Vasco. ¿Por qué se habla de la “España plural” cuando algunos se encaminan más allá de la España confederal?

– España es un Estado plural. Nuestra Constitución habla de regiones y nacionalidades, porque nuestra Constitución dice que la única Nación es España. La nacionalidad es un término medio entre la región y la Nación. Estoy seguro que el Tribunal Constitucional lo dictaminará de esta manera. Por lo tanto hablar de un Estado confederal es una locura.

– La política utiliza, ciertamente, la Historia. ¿Usted cree que los políticos de Madrid utilizan más la Historia que los de Barcelona o Vitoria?

– El uso de la Historia ha sido motivo de conflicto entre los españoles. La Historia se basa en hechos y los hechos no se discuten, se interpretan. Y en la interpretación es donde surgen los problemas. Aquí, en Castilla y León, se ha hecho dogma de la interpretación. Y esto no puede ser. La Historia es comunicación con los otros, y esto supone que la interpretación posee diferentes perspectivas. La comunicación en la Historia tiene como finalidad el respeto y la convivencia.

– Todos los nacionalismos, también los periféricos, se recrean en el pasado.

– Esto es cierto. Todo el mundo tiene un pasado. Y el pasado hay que asumirlo para construir el futuro, pero con objetividad, sin rencor, sin frustraciones. Sería necesario hacer un psicoanálisis de la Historia de los pueblos del Estado español para poderse comunicar políticamente.

– Seamos realistas. Veamos lo posible: Estado de las Autonomías, federalismo, posibilidad de desmembramientos de partes del todo…

– La aprobación del Estatuto de Cataluña ha supuesto un salto cualitativo en la historia del constitucionalismo español. En él aparecen dos conceptos que suponen la ruptura con la solidaridad nacional que es la base de un Estado. En el Estatuto catalán se dice que el Estado invertirá en Cataluña el mismo porcentaje que el PIB catalán contribuye al PIB del Estado. Esto ni el darwinista económico más radical se hubiera atrevido a llevarlo a la práctica. Y el otro punto de ruptura es el concepto de Cataluña como nación.

– La oposición no gobierna. Sin embargo, escuchando a algunos, parece que tiene la culpa de todo. El Ejecutivo, leyendo a otros, parece que no da una a derechas. ¿Este es un país serio?

– Este país tiene un suceso dramático que está condicionando su vida política. El 11-M, con cerca de 200 fallecidos y cientos de heridos. Este suceso, dos días antes de unas elecciones generales, es inédito en la historia de las democracias occidentales. Solamente existen dos vías para solucionarlos. La primera, que los jueces dicten sentencia y descubran la verdad. La segunda, unas elecciones en las cuales se genere una nueva agenda política. Hasta que no se den estas dos condiciones el país seguirá crispado.

– Políticamente, ¿ demonizar continuamente al PP no es un error?

– Esta legislatura en la que está gobernando el PSOE es inédita en la Historia democrática europea. Aparte de lo dicho anteriormente, se ha roto el consensus constitucional con la aprobación del Estatuto catalán, se ha roto el consensus en materia terrorista… Esto ha llevado a que el gobierno y la oposición no se comuniquen, y un Estado, no se debe olvidar, es cosa de dos: del gobierno y de la oposición. O, si se quiere, de la oposición y del gobierno.

– ¿Cuántos ministros competentes tiene ZP?

– La calidad de un gobierno no se mide por personalismos, sino por su política. Y la política del Gobierno del señor. Zapatero, según mi opinión, no se caracteriza por la mesura, más bien por la improvisación.

– Para usted, ¿ quién dice mas simplezas: José Blanco o Ángel Acebes ?

– Los dos se dirigen a su feligresía correspondiente. Su función es arengar a las masas. La obligación del político es racionalizar el discurso, no hacer del discurso propaganda.

– Los viejos maestros son muy críticos con esta Universidad. ¿Se dejan llevar por la nostalgia…o se niegan a cerrar los ojos ante la realidad?

– La Universidad ha dejado de ser ese lugar donde, a través del mercado de los conceptos, de la racionalización, del debate ilustrado, se extraían las mejores ideas, que luego servían de referencia a la sociedad civil. Actualmente, a nuestra Universidad le importa más el poder que investigar los fundamentos sociales de ese poder. Ahí es donde radica la actual crisis de la Universidad.

Noticia aparecida en La Opinión el Lunes, 7 de Mayo de 2007:
http://www.laopiniondezamora.es/secciones/noticia.jsp?pNumEjemplar=1883&pIdSeccion=2&pIdNoticia=203862&rand=1178526402791

“Como habéis podido leer, es lamentable que un leonés como nosotros piense así. Y lo que más me llama la atención es, que teniendo 56 años y que haya ido a la escuela cuando el mapa de España era el de las regiones del año 1833, como el de las provincias, diga estas sandeces.
Me sorprende bastante que la gente mayor de aquí no recuerde eso, o que, simplemente aceptase porque sí que esto iba a ser otra cosa ahora.”

7 Comentarios

  1. Invitado, el 13/05/2007 a las 23:32:41 , #611

    Este tipo de personas son los 4 lelos de siempre que son del País Leonés y los financia la Junta para que nos metan el sentimiento Castellano Y Leonés por los ojos, pero…No cuela machote
    PAÍS LLÏONÉS LLIBRE Y AXEBRÁU—TOMA YA!!!!

    Responder
  2. brando, el 08/05/2007 a las 15:08:39 , #602

    Es totalmente cierto¿porqué las futuras generaciones tienen que soportar una autonomia impuesta por unos politicos rancios,recien salidos de una dictadura?
    En cuanto el hombre este de la entrevista,que vamos hacer,gente como esta llevamos soportando desde que impusieron la autonómia,estas personas solo aspiran a la palmadita del politico de turno,que alguna institución le públique unos de sus cutres libros o le llamen para una conferencia o le de un premio el dia de C y León,gente así por desgracia hay unos cuantos.

    Responder
  3. cepedanu, el 08/05/2007 a las 14:48:49 , #600

    así es, los principales culpables han sido(no me incluyo porque soy joven) los principales culpables(no los únicos) y lo han sido por su españolismo rancio e irracional, daba todo igual si era por el bien de España, que nos inundaran pueblos, nos cerraran fábricas, que no nos hicieran autovías hasta hace 2 días(ahí sigue la N-630), que nos quitaran la identidad, el PSOE y el PP de las 3 provincias leonesas siguen en ello, todo daba igual, a muchos les importa más el estatuto catalán que el que nuestra región no lo tenga, les preocupa más lo que pasa en en Euskadi que lo que pasa en el País Leonés… Españoles sí, españolistas no porfavor!!!!

    Responder
  4. llionesssss, el 08/05/2007 a las 12:24:13 , #599

    Sea la culpa de quien sea ya es hora de levantarse! Lo pasado pasado está. A por ellos!!!

    Responder
  5. cuclillada, el 08/05/2007 a las 07:31:52 , #598

    Nosotros estamos donde estamos no por culpa de otros sino por culpa nuestra (de nuestra gente, nacida aquí).
    No han sido personas de fuera del País Leónes las que nos han llevado donde estamos, sino políticos, ideólogos e intelectuales como este señor. Así que no nos tiene que extrañar nada de nada, es uno más.

    Responder
  6. zamorano16, el 07/05/2007 a las 21:48:41 , #597

    como zamorano me da verguenza que este señor publique este libro y ademas que salga en nuestro periodico…

    pais lliones llibre

    Responder
  7. llionesssss, el 07/05/2007 a las 21:03:05 , #595

    Es muy interesante esto de la región de Castilla y León con las 9 provincias. Podía poner un mapa el individuo este de los siglos y siglos que estas 9 provincias han estado unidas como región.
    Yo si me lo enseña juro que me convierto al “castillinismo y leonesisismo” este. Por lo más sagrao.

    Otro que le da por llamarnos a los leonesistas cavernarios. Que original. Como ni dios se siente castellano y leonés a la vez dice que es que somos todos muy provincialistas y que por eso no hay sentimiento de región. Señor Hernandez, tantos libros para no aprender nada. Empiece ustede de nuevo.

    Luego dice que Zamora está a 20 puntos por debajo de Burgos pero que eso no es importante. Lo importante es que en conjunto estamos por debajo de la media naciional. Es decir, tendría que crecer Burgos muchisímo más para así compensar a los rezagados vaguetes como Salmanca, León y Zamora.

    Luego dice que es que nos retraemos a 1100 años atras y no le gusta nada que ponga en el preambulo lo del reino de León. Le parece demasiado lío….. claro, si ya pone lo del reino Castellano…. para qué complicar la cosa.

    Señor Hernandez,….. no ´vió usted ningun mapa en sus estudios sobre la “identidad regional castellana y leonesa” donde hasta hace 24 años ponía a la región leonesa con Zamora, Salamanca y León?
    Que repase sus apuntes.

    En fin si no fuera tan patético el librin este……. lo malo es que seguro que se convierte en un Betseller “regional”.

    Ay ay ay….

    Responder

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar