Isabel Carrasco: "Nosotros defendemos las juntas vecinales. Ahora, si legisla la Administración central da igual lo que digamos"

9 sep 2012 0 comentarios

Diario de León, 9/9/2012.- Con la grave crisis económic a que atraviesa el país como telón de fondo constante, Isabel Carrasco (Santibáñez del Bernesga, 1955) critica la herencia recibida por el Gobierno Zapatero y señala que a la principal infraestructura que aguarda la provincia, el AVE, todavía le quedan muchos millones para ser una realidad. Consciente de que aún llegarán más recortes a la Diputación, su principal objetivo es mantener las inversiones básicas en los pueblos. Tranquila, serena y preocupada por la alarmante situación actual, no elude ningún tema candente. Habla de la Caja, la sucesión de Herrera, la política de ajustes de Rajoy y las juntas vecinales.
Pablo Lago. Hace más o menos un año, el PP y usted en concreto estaban en la cresta de la ola. Había conseguido unos resultados históricos en León, en la provincia. ¿Son conscientes del desgaste que le está causando a su partido la minería, el retraso de obras importantes como el AVE, el acceso Sur, parador de Villablino?

—Isabel Carrasco. Nosotros de lo que somos conscientes es que estamos en una situación catastrófica en España y yo creo que de emergencia nacional. Tenemos que reconocer que tenemos poca capacidad para informar fielmente a los ciudadanos de por qué se toman esas medidas. En los problemas puntuales que hemos tenido, como el de la minería, creo que el partido ha estado cerca del sector, incluso ha habido manifestaciones no muy a favor de lo que se estaba haciendo desde el Gobierno. Tengo que decir que también fue una forma de no saber comunicar lo que se estaba haciendo, porque ya hemos visto cómo los medios de comunicación recogen la comparecencia del ministro donde dice que no va a dinamitar la minería y que va a sacar las ayudas. No fuimos capaces de transmitir en su momento, que el que dinamitó la minería fue el PSOE, que le puso un plazo de caducidad. Decir que se paralizan proyectos que estaban en marcha…, yo conozco muy bien a Ana Pastor, que creo fue una excelente ministra de Sanidad y ahora lo será de Fomento.

—P.L. Para Galicia.

—Isabel Carrasco. No. Para Galicia no. Vamos a ver. La circunstancia es la siguiente: todos los proyectos que teníamos para León ya estaban retrasadísimos, porque el Partido Socialista los retraso después de que terminó el Gobierno anterior del PP. Pero lo que el PSOE no nos dijo es que no solamente llevaban retraso, sino que para continuar los proyectos de ahora no es que no haya dinero, que han dejado las arcas del Estado español laminadas, sino que todo lo que se había hecho estaba prácticamente sin pagar. Cuando te cuentan que no está pagada la estación del AVE, que no está la rotonda, lo otro y lo otro, pues no es que estés en una situación catastrófica, que no tengas dinero y que tengas que ralentizar los proyectos. La prioridad ahora es pagar lo que tienes. Ese es un problema gordísimo. Por lo que a mí me han dicho desde la posguerra no sufríamos una situación tal y como la que tenemos hoy.

—P.L. Ustedes cuando llegaron al gobierno de la ciudad y de la Diputación estuvieron muy ágiles y espabilados para pedir una entrevista con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que rápidamente se la concedió. ¿Por qué no han sido tan ágiles y espabilados para pedirla a Rajoy, que es de su propio partido?

—Isabel Carrasco. Nosotros lo de pedírsela a Zapatero era porque era el presidente del Gobierno de León y se iba y lo que queríamos saber, y se lo agradecimos, era en qué situación quedaban los proyectos. Es más alguna cosa se resolvió allí. Las cosas que son así, son así.

—Asun G. Puente. Y ante los nuevos recortes que se avecinan, en el caso de la Diputación ¿se verá obligada a un plan de ajuste que, de momento, no ha determinado? Ajuste de plantilla, reajuste de gastos, menos inversiones en pueblos… porque está claro que le va a llegar menos dinero.

—Isabel Carrasco. Estamos desde el 2008 con bastante dinero menos. Dicho esto, y aunque modestamente, yo tengo que decir que somos la única institución en la provincia que estamos pagando al día; que somos la única que, salvo lo que te obligó la Administración central porque te obliga, no hemos rebajado el sueldo a nuestros empleados; que somos la única institución que no hemos echado a nadie al a calle, no hemos tenido que hacer ningún ERE ni nos hemos tenido que acoger al pago de proveedores, porque estamos pagando al día. Nuestra primera prioridad y lo último que vamos a quitar es el dinero a los ayuntamientos. De hecho, en este momento las únicas obras que se están haciendo en la provincia son las que estamos haciendo nosotros.

—P.L. Una de las cuestiones que parece va a ordenar la normativa nacional es la de acabar ya con las competencias impropias como en materia sanitaria, que asumen determinadas diputaciones, no sólo la de León,…

—Isabel Carrasco. Todas.

—P.L. Tiene usted varios pleitos políticos con la Junta con este asunto…

—Isabel Carrasco. Bueno, no son pleitos políticos.

—P.L. No sé si es que la Junta se está haciendo el sueco.

—Isabel Carrasco. No, no se hace el sueco. Yo he tenido una reunión para los temas sanitarios, del psiquiátrico, que en lo de Santa Isabel ya estamos de acuerdo.

—P.L. Conservatorio.

—Isabel Carrasco. No, de Sanidad está Santa Isabel y otro centro que tenemos en Palencia, pero a la vez estamos negociando con la Consejería de Sanidad el San Antonio Abad, porque estaba todo…

—A.G.P. Por la cara.

—Isabel Carrasco. Todo por la ‘face’. Esto era como una oenegé, tenía todo el mundo por todos los sitios y nosotros pagábamos todo porque nos sobraba. Teníamos varios conflictos en Educación, pero yo ya he tenido precisamente una reunión en Valladolid.

—Felipe Ramos. Habla usted de recortes, con un discurso bien preparado y elaborado, se ve que se lo han explicado bien. Pero, perdóneme yo creo que son ustedes un poco pusilánimes con este Gobierno a la hora de exigir para León. Toda la beligerencia que tenían con Zapatero no la tienen ahora, ni la mitad, con el PP. Y me explico: viene la presidenta de Paradores dice que no se hace San Marcos, ni Villablino y el alcalde del PP, al lado de ella como un busto, no dice nada.

—Isabel Carrasco. Bueno yo no estaba, pero estaré un día de éstos.

—F.R. Sí bueno, pero era su alcalde y de su partido. Viene el director general, dice que no hace el Emperador y otra vez el busto del alcalde tampoco dice nada. Se para el acceso Sur y nadie dice nada; el AVE no se termina de hacer, y otra vez el PP calla. Usted dice ahora que no se ha pagado, que no hay dinero, pues hombre algo de los 1.700 millones que se ha dado del AVE a Galicia ya se podía haber traído para León. ¿Se lo van a reclamar alguna vez a esa ministra de Fomento que dicen que es tan buena?

—Isabel Carrasco. A la ministra de Fomento, el alcalde y yo le dijimos absolutamente todo lo que queríamos.

—F.R. Pues no les ha hecho ni caso.

—Isabel Carrasco. No solamente el acceso Sur, sino el Este. Cuando a ti te dicen crudamente lo que hay y cómo está el asunto, sinceramente no te quedan muchos argumentos para pedir más. Porque, por ejemplo el Parador de León no se ha hecho, pero a lo mejor había que explicar por qué se han gastado en vez de 30 millones de euros en el Cádiz, 52 finalmente y yo me entero ahora. Nosotros seguimos reinvindicando, pero cuando nos dijeron la cifra que faltaba por abonar de lo del AVE se nos abrieron las carnes.

—P.L. En otras provincias, como Valladolid y Soria y evidentemente hay recortes, pero no se detiene todo. ¿Parece que hay una cierta idea de frenar todo aquello que inició Zapatero en su tierra?

—Isabel Carrasco. Yo no lo creo.

—P.L. Yo tampoco, pero vamos a acabar por pensarlo.

—Isabel Carrasco. Yo no lo creo así. Yo lo que creo es que realmente hay muchísimos problemas y se tiene que priorizar y hay muchas obras abiertas, pero las hay que realmente no se pueden terminar. Yo me tuve que volver por lo del incendio y me da envidía que podía coger cada hora un AVE de Málaga a Madrid.

—F.R. Y a Valladolid, también. Pero a León no.

—Isabel Carrasco. A Valladolid yo no en AVE.

—F.R. Ni yo, pero se puede coger de Madrid a Valladolid. Y en el 2015, según Rajoy, a Galicia, pero a León, no.

—Isabel Carrasco. Pero el de Galicia ya estaba.

—F.R. Sí, claro, pero se ha impulsado ahora.

—Isabel Carrasco. Me parece que la bajada por Zamora hasta Orense ya estaba.

—F.R. Hombre la programó Cascos.

—P.L. Efectivamente ya estaba, pero precisamente esas obras no se han detenido, sino que se han impulsado, mientras que las de León se han frenado.

—Isabel Carrasco. Bueno, pero el AVE no está frenado. ¿Dónde está frenado el AVE?

—P.L. Pues allá por Venta de Baños, más o menos.

—F.R. Pero, sino hay más que verlo.

—A.G.P. Sólo está la plataforma, falta vestir todo.

—Isabel Carrasco. Ya, ya.

—P.L. La sensación es que son ustedes poco beligerantes. Ese carácter leonés que usted sacó en el congreso…

—Isabel Carrasco. Y lo vamos a seguir sacando.

—P.L. Pues bien, ese carácter leonés de la defensa de León parece que se ha diluido.

—Isabel Carrasco. No, yo lo sigo pensando. Pero es que parece que aquí en León tenemos que luchar solos. Acaban de convocarnos a los presidentes provinciales para una reunión en Madrid con todos los ministros para que nos expliquen cómo está la situación. Lo pedimos en julio y nos acaban de convocar.

—P.L. Incluso es sintomático y llamativo que León sea la única provincia, no sé si habrá alguna más, que no ha pisado ningún ministro de Rajoy. A lo mejor estamos mal acostumbrados porque en la época de Zapatero aparecía un ministro cada cinco minutos.

—Isabel Carrasco. Sí y no sé para qué valía.

—P.L. Hay dos ministerios fundamentales para León en cuanto a proyectos, Industria y Fomento.

—Isabel Carrasco. Sí, sí.

—P.L. El de Industria veo complicado que venga por aquí después de lo que ha hecho con la minería. ¿Le cuento más casos donde no hay problema de dinero? La Ciuden de Ponferrada, ahí no hay problemas de dinero.

—Isabel Carrasco. Uf.

—P.L. Sabe usted perfectamente que hay dinero porque vienen subvenciones públicas de la UE. ¿Parece que eso de repente se ha detenido?

—Isabel Carrasco. No, es mentira.

—P.L. Pues la sensación que da es esa.

—Isabel Carrasco. Ya, ya. Lo que pasa es que hay muchas cosas que no se pueden decir.

—F.R. ¿Se va a poder contar algo alguna vez?

—Isabel Carrasco. No, no. Sí hay un problema de dinero, ¿cómo que no lo hay?. Si a ti te dan cinco y gastas 25.

—P.L. Pues deberían ustedes explicarlo.

—Isabel Carrasco. No, yo no. Para eso hay un director de la Ciuden. Lo sabemos y no os podéis imaginar en la situación que se encuentran muchos entes y muchísimos ministerios. Ahora yo puedo asegurar que el proyecto de la Ciuden no sólo se va a salvar, sino que se va a potenciar por el Gobierno, pero ojo en lo que quiere decir Universidad, investigación, captura. Es decir todo el tema industrial, no folclore.

—Luis Urdiales. Parece que cada decisión que toma el Gobierno de Rajoy polémica le toca al PP de León hacer una defensa a escala. Pasó con la minería, con los recortes en las infraestructuras y pasa con la ordenación del territorio, porque el fuego que tienen con las juntas vecinales, ¿no sé si le plantea el PP de León de enfrentarse al Gobierno por una ordenación del territorio con la que no está de acuerdo?

—Isabel Carrasco. Rajoy no está haciendo ninguna ordenación del territorio, la está haciendo la Junta. Rajoy dice que va a modificar todo lo que es la Administración general, autonómica y local. El Estado tiene competencias para determinar cosas, que puedes protestar lo que quieras, pero te da lo mismo porque te las sacan en el BOE y carretera. Yo todavía no he visto ningún sitio que pongan que van a desaparecer las juntas vecinales, que por otra parte solo existen en Castilla y León y León tiene el 80%.

—L.U. Pero, ¿cuál es la postura del PP en el caso de las juntas vecinales?

—Isabel Carrasco. Nosotros defendemos las juntas vecinales. Aquí tenemos 1.229. Ahora, si legisla la Administración central da igual lo que digamos.
—P.L. Las vueltas que da la vida. ¿Quién le iba a decir a usted que Matías Llorente se iba a convertir en su aliado involuntario?

—Isabel Carrasco. ¿Mío?

—P.L. Digo involuntario.

—Isabel Carrasco. La verdad es que como el caso de Matías me parece una cosa rarísima. A Matías yo lo conozco desde el 87 cuando estaba de delegada de la Junta y él era vicepresidente de la Diputación.

—F.R. Ya llevan muchos años los dos.

—Isabel Carrasco. Yo me he ido y me he vuelto. He tenido una relación absolutamente normalísima con él. Y la última temporada que ha estado desaforado, pues no sé. Si él mismo me decía, pero si tú y yo siempre nos hemos llevado bien. ¿Qué quiere que le diga? Yo qué sé. Ahora me tienen que explicar detalladamente el informe jurídico sobre lo que hay que hacer.

—A.G.P. ¿Cuál va a ser el papel del diputado no adscrito, con la ley en la mano?

—Isabel Carrasco. Yo es lo que he pedido. Sé que tiene que estar en comisiones, porque lo dice la ley y sentencias de los tribunales, que no forma grupo como tal y yo creo que también hay que darle un sitio, lógico. Acabo de recibir el informe jurídico y lo otro lo vamos a valorar. Porque hay que decidir cómo colocarlo en el Pleno. La cosa no es fácil.

—P.L. Insisto. Lo que tiene la política y la de vueltas que da la vida.

—Isabel Carrasco. No es un grupo político con todas sus prebendas.

—P.L. ¿Por qué no le da grupo como a la UPL?

—Isabel Carrasco. No, yo le voy a dar lo que diga la Ley. Hay cosas que matizar.

—A.G.P. ¿A qué cree que obedece este movimiento?

—Isabel Carrasco. Yo no tengo ninguna impresión. Debían tener un pacto e imagino que no lo habrán cumplido. Pero ahí no me meto…

—F.R. Usted está a gusto, porque cuánto más lío haya, mejor para usted.

—Isabel Carrasco. Pues mire no es muy agradable, porque ahora no van a ser muy cómodos los plenos.

—A.G.P. Y todo el giro que ha dado el PSOE, con nuevos portavoces y el anuncio de una oposición más dura.

—Isabel Carrasco. Estoy muy intranquila.

—F.R. Nada más llegar Celestino Rodríguez le pidió casi un debate público para hablar de León. ¿No le va a ofrecer esa posiblidad?

—Isabel Carrasco. Pero cómo voy a debatir con alguien que hace cuatro días que está en León. ¿Qué sabe él de la provincia? Es de aquí, pero hace poco que está aquí. Es como si yo ahora me bajo a Málaga y me mandan que vaya a Málaga a debatir los temas de Málaga.

—P.L. Ya que estamos con nombres, vamos con nombres. ¿Juan Morano ya está olvidado dentro del PP?

—Isabel Carrasco. Totalmente. ¿Cómo olvidado? Ya no está en el partido y punto. No tengo ningún problema.

—P.L. Bueno, han perdido una plaza de senador.

—Isabel Carrasco. Sí, sí. Así está la Ley Electoral y qué vamos a hacerle.

—P.L. ¿Teme que Juan Morano vuelva a reorganizar algún tipo de movimiento leonesista con los indisciplinados o descontentos del PP? Que tampoco eran muchos, es cierto.

—Isabel Carrasco. No. Yo creo que no. Pero cada uno es libre. Aparece Mario Conde, fíjese.

—P.L. En Ponferrada siguen sin recomponer o reconciliar la relación con Carlos López Riesco.

—Isabel Carrasco. Vamos a ver. Tengo que negar la mayor. Yo no he roto ninguna relación. Ni yo ni mi partido. Nosotros tenemos allí a Carlos de alcalde y ya está. Creo que esto es una cosa no sólo de uno, sino de varios.

—P.L. Vamos, ¿que tiene las puertas abiertas?

—Isabel Carrasco. Totalmente. Yo no he hecho nada. Ya sabemos que cuando llegan las elecciones, la gente quiere ir en las listas y si no va se cabrea. Las listas nacionales yo las propongo pero no las hago, la competencia es de Madrid.

—P.L. Precisamente no quería que Juan Morano fuera en las listas. ¿Imagino que todavía sigue con la risa floja de saber quién tomó esa decisión?

—Isabel Carrasco. Por eso digo que las normas de los partidos son las que hay. Pero las de la provincia las decido yo, también oyendo a toda la provincia.

—P.L. ¿Se reabre ahora la posibilidad remota que hubo de un pacto con Ismael Álvarez?

—Isabel Carrasco. No, yo no tengo ningún pacto con nadie ni he abierto nada. Nosotros en ese terreno hemos sido escrupulosos y Carlos ha tenido la posibilidad de pactar con quien ha querido. Él pactó con el PSOE y yo no pacto con nadie. Es el equipo de gobierno el que tiene que tener conversaciones con los otros grupos políticos. Nosotros intervenimos, como es lógico en el Consejo Comarcal. Ahora, en el municipio de Ponferrada tiene libertad para hacer lo que le parezca.

—P.L. ¿Y le consta si hay conversaciones, aunque sean incipientes?

—Isabel Carrasco. No, no tengo ni idea.

—P.L. ¿Será por qué ha estado de vacaciones y no le han informado?

—Isabel Carrasco. ¿Del PP con Ismael?

—P.L. Sí.

—Isabel Carrasco. Del PP, no. ¿O de Carlos?

—P.L. Bueno, Carlos es el PP, de momento ¿no?

—Isabel Carrasco. Bueno puede ser de Carlos o del PP a nivel….

—P.L. Mundial.

—F.R. ¿A ver si ha sido Rajoy?

—Isabel Carrasco. No, no ha habido.

—A.G.P. ¿Y el frustrado intento de moción de censura en San Andrés?

—Isabel Carrasco. Pues eso, frustrado.

—A.G.P. ¿Teme acercamientos de PSOE e IU en otros ayuntamientos, como por ejemplo La Robla, Matallana…?

—Isabel Carrasco. Cuando no gobiernas con mayoría absoluta siempre tienes la espada sobre que te puedan presentar una moción. Nuestros alcaldes no están excesivamente preocupados por la situación que tienen en sus municipios y con quienes gobiernan.

—A.G.P. En cualquier caso, no existe demasiada estabilidad en el tercer municipio de la provincia porque constantemente la oposición derriba asuntos en el pleno y propuestas de la Alcaldía.

—Isabel Carrasco. Eso ya es responsabilidad de cada uno, si la oposición a lo que se va a dedicar toda la legislatura es exclusivamente a intentar que no salga nada, pues lo que tiene que hacer el alcalde es salir a explicar a los ciudadanos que la oposición en lugar de ayudar, se dedica a parar por parar y a judicializar. Los ciudadanos decidirán dentro de tres años qué es lo que tienen que hacer. La verdad es que yo creo que les ha tocado la lotería a los de San Andrés teniendo a Goyo como alcalde, sinceramente. Lo está pasando mal, lógicamente.

—P.L. Y a usted también le ha tocado la lotería teniéndole de candidato.

—Isabel Carrasco.. Bueno, parece que no lo hice mal.

—F.R. Chamorro ha pecado de ingenuo. En la investidura fue apoyado por UPL, PAL y Rubinat, ¿y ahora qué ha pasado? Algo sucede que no nos han contado para que uno que apoyó y otro que se abstuvo en su elección ahora estén directamente enfrentados con él.

—Isabel Carrasco. No sé lo qué ha pasado. Yo creo que es el día a día y el trabajo.

—P.L. En el último congreso autonómico se dejó la puerta abierta a ciertos devaneos hacia una posible sucesión. ¿Está usted en alguno de esos cenáculos que circulan por la Comunidad, respaldando a alguno de los autoproclamados aspirantes?

—Isabel Carrasco. Yo creo que algunos se han autoproclamado y a otros los han metido. Que ya haya aspirantes en este momento me parece una equivocación supina. Hay que ponerse todos a trabajar y en el momento que se abra, se abra.

—P.L. El alcalde de Salamanca, con el que usted tiene muy buena relación, y número dos del partido en Castilla y León, parece ser que es uno de los que está en la carrera.

—Isabel Carrasco. Sinceramente, yo creo que a Mañueco le metieron en la carrera y cuando te meten en la carrera es por dos razones, una para autoproclamarse y otra para fastidiar al que metes. Creo que todo esto es una cosa bastante surrealista. Yo he vivido la sucesión de Juan José Lucas, ya llevo muchos años aquí en esta guerra Todos tranquilos, que no se pongan nerviosos.

—P.L. No es el mismo caso, lo digo por la experiencia política.

—Isabel Carrasco. La sucesión de Lucas se produjo en dos días, no se dan las mismas circunstancias ni de casualidad. Si de verdad Juan Vicente Herrera finalmente se va, todavía nos quedan un par de años para abrir cualquier espita y ese tiempo en política es una vida entera.

—F.R. Pero, ¿qué cree, que Herrera no se va a ir?

—Isabel Carrasco. Bueno es que yo en el Congreso no lo oí tan específicamente que Herrera acabara. Si culmina finalmente su mandato, yo creo que en un ejercicio de responsabilidad, si el partido le necesita y se lo pide, pienso que no se iría. Como es lógico a él no le echa nadie, pero si en un determinado momento te piden un sacrificio que te tienes que quedar porque sí, pues se quedaría seguro.

—F.R. ¿Aparte de Mañueco, usted ve alguno más?

—Isabel Carrasco. No, yo no veo a nadie. Yo estoy convencida de que por muchas elucubraciones que se hagan ahora, no va a ser nadie de los que se elucubran.

—P.L. Si se puede producir esta situación que usted apunta en el caso de Herrera de que si fuera necesario…

—Isabel Carrasco. No se puede salir a cazar si estamos en veda. Ahora tienen bastante con trabajar, que es lo que deben de estar haciendo con todos los problemas que hay sobre la mesa. Estoy convencida de que si a Juan Vicente Herrera le llama el presidente nacional y le dice que pensamos que debes quedarte, él lo haría.

—P.L. Como consejera del ramo que fue, parece ser que Castilla y León está cumpliendo los objetivos del déficit.

—Isabel Carrasco. Yo me alegro de que estemos en buena situación de momento. Las cifras que han dicho así parece ser, pero bueno la situación es mala, malísima.

—P.L. Usted se ha quejado en varias ocasiones ante el consejero de Presidencia que a la Diputación se le debe una cantidad importante de dinero, que obliga a la institución a adelantar dinero para que puedan cobrar las empresas.

—Isabel Carrasco. Yo ya tuve una reunión con el consejero de Presidencia y todos los secretarios generales y él se comprometió a una serie de cosas, que tengo que decir que las está cumpliendo.

—P.L. .¿Y cómo lo hace la Diputación para mantener el ritmo correcto de los pagos a proveedores, no despedir a nadie, no eliminar nada y encima asumir deudas que les corresponden a otras administraciones?

—Isabel Carrasco. Yo creo que no hay ningún secreto, es lo mismo que la economía doméstica. Es lo mismo que la cesta de la compra, si tú ingresas diez y gastas 25 todos los meses, terminas con una bola que te mueres; entonces tú si ingresas diez y gastas nueve, pues todavía tienes. Nosotros tenemos un plan de endeudamiento normal y corriente. Tenemos que devolver mucho dinero de las aportaciones del Estado vía impuestos y lo vamos a hacer en nueve años en lugar de en diez. No hay más secretos, la verdad es que es contención, contención y organización.

—F.R. Hablando de sucesiones, por volver a lo anterior, ¿este es su último mandato o todavía se ve con fuerzas?

—Isabel Carrasco. Pues no tengo ni idea, en esto también te digo que aquí no se sabe dónde se acaba. De momento ha pasado poco tiempo, hace un año que estamos aquí y estamos con la vista puesta en ver cómo salimos de esta.

—L.U. ¿Usted que quiere hacer en este mandato en la Diputación?

—Isabel Carrasco. Pues mire, nosotros con poder seguir manteniendo lo que estamos haciendo de la ayuda a todos los pueblos y las obras y todo esto ya es bastante. Y ahora tal como viene la normativa seguramente nos tengamos que emplear a fondo en muchas más cosas y será una administración que tenga que estar colaborando y además guíando a los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes. Ojo, que la legislación también dice que los de más de 20.000 también se pueden adherir voluntariamente. Pero realmente, tal y como está la situación no se puede aspirar en estos momentos a más que a hacer la normalidad de lo que estamos haciendo.

—L.U. ¿Esta reforma administrativa va a conllevar más esfuerzo de empleo, de funcionarios para incrementar la gestión diaria de la Diputación?

—Isabel Carrasco. Todo esto está aún muy embrionario. Con la reforma esta tiene que hacerse una modificación legislativa abismal. Está todavía todo en incógnita, porque yo creo que está muy verde. Pienso que va a salir pronto la reforma de las administraciones, pero eso conlleva que durante un tiempo tienes que empezar a preparar todo.

—A.G.P. Y la reforma de la financiación de la administración local, si no, ´¿cómo se van a afrontar los nuevos gastos?

—Isabel Carrasco. Total

-F.R. ¿No cree que el Gobierno se ha precipitado a la hora de poner eso encima de la mesa, sin saber antes muy bien lo que quiere hacer?

—Isabel Carrasco. Yo creo que el Gobierno sí sabe lo que quiere hacer, lo que pasa es que la administración en España es muy compleja y el tema de la ley de financiación se hace facilísimamente , estarán haciendo los números. Aquí en teoría se va a decidir si un municipio no puede prestar los servicios, pues te toca a tí prestarlos; pero con todas las consecuencias.

—A.G.P.. Usted también se ha manifestado abiertamente en contra de la reordenación territorial de la Junta con la creación de los distritos.

—Isabel Carrasco. Hay que ponderar el que la Junta mucho antes de que la Administración Central, haya pensado en una reforma de la administración y una ordenación del territorio. Y en el intermedio ha aparecido la necesidad de hacer una reorganización de todas las administraciones por las circunstancias en las que nos encontramos a nivel nacional. Así que algunos de los temas que va a tratar el Estado chocan abiertamente con las previsiones de la Junta y eso no es decir más que la realidad. . De lo que no cabe ninguna duda es de que si legisla el Estado, lo que haya legislado la Junta antes, lo que vaya en contra, no sirve. Nosotros vamos a presentar alegaciones del tema de los distritos y yo creo que incluso ahora ya han cambiado el nombre, hablan más de mancomunidades grandes que de distritos. Si en el Estado se apuesta por la simplificación, no se puede crear otro organismo y nosotros es lo que hemos dicho desde el principio.

—P.L. Es decir, que su postura no tiene nada que ver con una alianza entre Mañueco, Maillo y algunos más por hacer la puñeta al consejero de Presidencia.

-—Isabel Carrasco.. No, no. Y no creo que ellos lo hagan por hacer la puñeta a nadie, porque el presidente de la Diputación de Zamora (Maillo) en las reuniones en las que ha estado, y yo también, ha ido advirtiendo de que chocaba con lo del Estado porque él es vicepresidente nacional de la FEMP y sabe lo que se está cociendo. Creo sinceramente que si durante todo este tiempo la gente no se ha levantado en armas es porque yo creo que la gente no se lo creyó. Ningún alcalde se lo ha creído.

—P.L. Acaba de abrirse el curso económico y Herrera ha reclamado que culmine la fusión de las cajas porque está bloqueado el instrumento financiero de la Comunidad, o lo que nos ha quedado. ¿Qué pasa ahí?-

—Isabel Carrasco. Yo ya no estoy en el Consejo. Ahora ya hay un banco y nosotros lo que estamos en el Consejo de la fundación Caja España-Duero.

—P.L. Pero, ¿no les cuentan nada?

—Isabel Carrasco. No. Las reuniones de los consejos ya son del consejo del banco

—P.L. .¿Y qué le parece la decisión que se incluyó en la ley de acompañamiento de los presupuestos de la Junta que permite a los políticos permanecer más años en el Consejo de la Caja?

—Isabel Carrasco. Me parece impresentable.

-P.L.. Pues la ha hecho su compañero, el consejero Villanueva.

—Isabel Carrasco. Pues ya hemos hecho saber que eso no es así. Yo me imagino que nadie dirá nada, pero tengo mis dudas de que sea totalmente legal. Nosotros tenemos que irnos todos ahora, es más, hay alguno que lleva veinte años. No es mi caso, a mí todavía me quedarían años para estar, de acuerdo a la Ley de Cajas; pero hay alguno que lleva veinte años y eso no tiene ni pies ni cabeza. Además yo apoyo al alcalde de León y estoy de acuerdo con él, que además se ha enfadado, y es lógico. Tengo mis dudas de que una administración autonómica pueda sustraer toda una legislatura a un ayuntamiento a que tenga sus representantes, ya no es cuestión de decir si nos vamos unos u otros. Va a pasar una legislatura y van a seguir los mismos, nadie que represente al Ayuntamiento.

—P.L.. ¿Y entonces por qué se hizo esto?

—Isabel Carrasco. No lo sé, eso desde luego lo tiene que contestar él. A mí no me ha parecido bien, a mí no me gusta. Yo he dicho al alcalde que estaba completamente de acuerdo con él y que no tenía ningún inconveniente en irme, cosa que no he hecho porque como decidimos dejar de cobrar, iba a parecer que lo hacía por eso y, desde luego, nunca más lejos de la realidad.

—P.L. ¿Han barajado la posibilidad de plantear irse todos en conjunto?

—Isabel Carrasco. Yo ya he dicho bastantes cosas ahí y no me voy a desgastar hablando con los compañeros para que hagan lo que quieran.

—P.L. Usted expresa la queja del alcalde de la capital de que siga por ahí el ex alcalde, Franciscoo Fernández.

—Isabel Carrasco. Y yo, me meto yo; ya no hace falta hablar de Francisco Fernández, yo estoy por el Ayuntamiento de León

—P.L.. Lo digo por lo escandaloso del tema.

—Isabel Carrasco. Lo escandaloso es que a los ayuntamientos se les sustrae la posibilidad de tener representantes en una legislatura. Eso ya es la bomba, tampoco sé muy bien por qué se ha hecho.

-F.R. Si han pedido explicaciones al consejero, ¿alguna explicación les habrá dado?

—Isabel Carrasco. Pregúnteselo al alcalde, porque claro yo en todos los frentes no estoy.

—P.L. .Se lo preguntaremos al alcalde a ver si nos contesta.

-F.R. ¿No cree que el proceso de fusión se ha demorado demasiado y que ya va siendo hora de que se dé un paso ya de una ve? Parece que todo el mundo está muy tranquilo, las cajas ahí paradas y nadie dice nada. ¿No va siendo hora?

—Isabel Carrasco. Yo creo que no. Desde que empezaron las negociaciones con Unicaja están hablando únicamente a nivel de los presidentes y bajo la batuta del Banco de España.. No sé exactamente por qué todavía no se ha cerrado, pero deben tener en cuenta que en muy poco tiempo ha cambiado la normativa. El que tiene que agilizar todo esto y decir esto es así es el Banco de España.

—P.L. Usted que sabe de finanzas, acaban de salir los resultados del primer semestre de la Caja, que han sido negativos por una situación de una descomunal provisión que ha habido que realizar de 1.700 millones, usted que conoce la caja por dentro, ¿teme que lo que digan los text de estrés den algún susto mayor.?

—Isabel Carrasco. No lo sé de verdad. La gente tiene una idea un poco equivocada, los que realmente saben los asuntos son los que trabajan día a día, en el Consejo sí que tenemos una idea de lo que ocurre y una responsabilidad penal de lo que allí se decide, pero lógicamente nos basamos en los informes de los técnicos. La verdad es que la situación está complicadísima; teníamos una entidad con un importante peso en el sector inmobiliario, de momento aquí las cosas más que beneficio se van empeorando. No sé cómo quedará con esto del banco malo. Ahora con la obligación de hacer una serie de provisiones fijísimas, cada vez el asunto se encuentra peor. Una de las causas que ha retrasado la fusión es que nuestra entidad cada vez vale menos con toda esta serie de obligaciones a las que ha tenido que hacer frente. En breve hablaré con el presidente de la entidad para ver cómo está.

—P.L. Tenían una tensión importante entre usted y más consejeros con el presidente de la entidad, Evaristo del Canto, y el consejero de Economía por aquella composición que se hizo del Consejo de la noche a la mañana y por la puerta de atrás. Un consejo en parte esperpéntico por la gente que entró ahí, que ni eran lo que rige la nueva legislación, ni expertos; eran acomodados..

—Isabel Carrasco. . Alguno político, porque un concejal es un político.

—P.L.. Políticos, gente sin experiencia… había que meter algún amigo del consejero de Economía, ¿eso se va a cambiar en el nuevo consejo del nuevo banco?

—Isabel Carrasco. Hombre, pues yo espero que sí. De momento quisieron continuar como estaba y pasarlos al banco nuevo y no salió, vamos, perdieron la votación.

—P.L. Perdieron la votación y quedó pospuesto. Evaristo del Canto dijo que se llevaría al mes siguiente y todavía no se ha llevado. Del Canto no tiene, digamos, los apoyos para acometer eso.

—Isabel Carrasco. Pues no lo sé.

—P.L. Pero los plazos van culminando y tendrá que llevarlo en algún momento antes de la fusión.

—Isabel Carrasco. Sí, claro. Tiene que ser antes de la fusión.

—P.L. ¿No sabe nada?

—Isabel Carrasco No, no sé nada. Tiene que ser antes de la fusión; pero tiene que ser en un Consejo, o sea, que los tiene que convocar.

—F.R. ¿Teme que lo que estén tratando de hacer es intentar colársela en una Consejo rápido, diciendo que es necesario hacerlo para cerrar la fusión cuanto antes?

—Isabel Carrasco. No, porque tienen que convocar el Consejo con los plazos que establece la ley.

—P.L. Pero ya se intentó la otra vez donde el nombramiento iba camuflado en un punto y se dieron cuenta dos de aquella.

.—Isabel Carrasco. Ya estamos precavidos.

—P.L. Se han adelantado las elecciones gallegas para octubre, dada la situación de desgaste que tiene su partido y su Gobierno con los planes de ajuste que se están acometiendo, ¿usted cree que las elecciones gallegas van a ser un termómetro para su partido a la hora de tomar determinadas decisiones como un adelanto electoral o un cambio de liderazgo? ¿Marcarán? Lo digo porque es la tierra del presidente del Gobierno.

—Isabel Carrasco. Hombre, las elecciones gallegas son muy importantes. Núñez Feijóo es un gran presidente. Los gallegos van a votarle otra vez. Supongo que adelantaría las elecciones porque me imagino que vería ahora la conveniencia de hacerlo y, efectivamente, el desgaste nacional pasa factura siempre. La verdad es que todos estamos en un momento muy delicado y la gente yo comprendo que esté levantada en armas. Yo lo único que espero es que antes del 2015 las cosas empiecen a cambiar y cuando se acerquen las elecciones, pues ya tengamos una situación completamente diferente y la gente haya podido valorar que todas estas medidas han tenido que hacerse obligatoriamente.

—P.L. ¿Le parecen oportunas decisiones como la subida del IVA cuando los expertos advierten de que no sólo no va a aumentar la recaudación, sino que la contraerá?

—Isabel Carrasco. El problema del IVA es que al estar en la Unión Europea yo tengo la teoría de que han tenido que hacerlo obligatoriamente. Yo intuyo que ha tenido que ser una obligación para que el IVA vaya alcanzando los niveles que hay en el resto de la Unión. Pienso que aquí estamos en el proceso de la pescadilla que se muerde la cola y hasta que no nos den dinero y podamos resistir durante algún tiempo con el dinero que nos den para llegar al fondo del asunto y empezar a reflotar, pues es muy complicado.

—F.R. .Vamos, que nos tienen que rescatar.

—Isabel Carrasco. No, ayudarnos. Cada vez que hablamos de recortar, de reajustar las administraciones estamos hablando de que cada vez que haces eso va gente a la calle. Estos organismos no están vacíos, va más gente al paro. Las empresas que resisten son casi héroes nacionales, porque el principal problema, sobre todo las que dependen mucho de las instituciones, es que si no te pagan no puedes pagar a los trabajadores.

—P.L. Vamos a recaudar menos fondos, que era el objetivo, y la subida del IVA está ocasionando más paro. Hay sectores donde ya han avisado de que no van a poder soportar la situación y reducirán empleo..

—Isabel Carrasco. La teoría económica dice que los impuestos directos son las más justos y los indirectos los menos justos; pero la verdad es que si hubiéramos subido los directos esto puede ser la bomba. Los impuestos indirectos, aunque son menos justos, realmente la gente casi no lo nota tanto, se difumina mucho más.

—P.L. Con la suya, la teoría liberal de los liberales de derechas.

—Isabel Carrasco. No. Es injusto que, por ejemplo, una bebida alcohólica le cueste más a usted que a un señor que esté en el paro. Los directos, en cambio, miden la capacidad contributiva de los ciudadanos. Hay que tener en cuenta que la subida del IVA es el más fácil de recaudar. De todas formas estas subidas así drásticas, yo creo que son consecuencia de que nos obligan a normalizarnos en Europa o hay algunas cosas que realmente no se entienden muy bien.

—F.R.. Subir el IVA antes era de mal gobernante y ahora dicen que no hay otra posibilidad, aclárense. Si quiere le recuerdo las notas de prensa que sacaron contra Zapatero contra la subida del IVA. Entenderán que los ciudadanos se rebelen contra su discurso.

—Isabel Carrasco. La catástrofe nacional ha sido tener un presidente que no ha dicho lo que estaba pasando y tener al país como lo tenemos. Si esto en el año 2007, cuando empezó, se comienzan a tomar medidas…; yo estoy convencidísima que por mucho que se conociera, no se conocía la situación real.

—P.L.. Eso parece que nos está pasando también ahora.

—Isabel Carrasco. No, no, no. No nos está pasando ahora, se han enterado ahora. La situación de emergencia nacional no se sabía, tal y como era.

—P.L.. Le recuerdo que tres meses antes de subir el IVA ministros de su Gobierno ya decían que no se iba a subir. Parece que se gobierna con la misma improvisación que en la última etapa de Zapatero.

—Isabel Carrasco. Yo creo que no. Yo pienso que al principio se debería haber tomado más tiempo sin hacer nada y había que haberle explicado al país la situación real y cuando se conociera realmente, sacar toda la retafila de asuntos que había que poner en marcha. También las comunidades engañado porque se lo habían consentido; no hicieron lo que quisieron, sino lo que les dejaron. Por lo tanto, aquí ha habido dejación de todo.

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar