La capital inaugurará el próximo año un museo de arte oriental con 900 piezas

28 may 2006 0 comentarios

La Torre de Abrantes de Salamanca cambia oficialmente de nombre y pasa a denominarse Torreón de los Anaya. El Ayuntamiento asegura que recupera su denominación original del siglo XIX y lo hace para acoger una singular apuesta cultural, la creación de un Museo de Arte Oriental que contará con 900 piezas de gran valor y que irá abriendo sus distintas dependencias a lo largo del año 2007, conforme avancen las obras de adecuación del edificio del siglo XV.
El Ayuntamiento de Salamanca y la Universidad acordaron mediante un convenio suscrito en diciembre del año 2004, anticipar la devolución por parte de la institución académica de un inmueble que desde 1992 acogía el Instituto de Iberoamérica y Portugal.

El alcalde de la capital, Julián Lanzarote, había previsto para este espacio un museo ‘De la indumentaria charra’. Un proyecto que finalmente se instalará en otro lugar ante la posibilidad para la ciudad de acoger la importante colección de arte oriental de Pilar Coomonte y Nicolás Gless, según explicó ayer Julián Lanzarote durante la presentación del museo. Un centro artístico que «enriquece la amplia y variada oferta cultural de Salamanca con un museo singular y único» que se instalará tomando como referencia otros grandes espacios europeos dedicados al arte oriental, como The Percival David Foundation de Londres.

Pilar Coomonte, coleccionista zamorana, explicó que el matrimonio se ha decantado por donar sus piezas a Salamanca «porque se trata de una gran ciudad de la cultura y porque hemos trabado una gran relación con el alcalde y con su equipo de trabajo».

Por su parte, Nicolás Gless aseguró que el museo convertirá a Salamanca «en un punto indispensable para conocer la cultura oriental a través de 900 piezas de gran valor», entre las que destacarán cerámicas, porcelanas, grabados originales, pinturas y un gran número de piezas de jade.

Según el proyecto que ayer fue presentado en la capital, el futuro Museo de Arte Oriental de Salamanca contará con dos secciones, una dedicada a Japón y otra a China, y mostrará piezas fechadas desde el Neolítico hasta el siglo pasado.

A través de estos objetos, el visitante podrá repasar la historia de Asia, ya que Nicolás Gless, incidió en que todo el espacio será «abierto y muy didáctico», reflejando episodios concretos de la relación de Asia con el mundo y especialmente con España y Portugal. Así, ‘Marco Polo y la Ruta de la Seda’ contará con la exposición de camellos Tang y otros objetos de la época o ‘Historia del té’, hará alusión a los grabados sobre este ritual.

Espacios que se irán llenado con los diferentes objetos, aunque el Ayuntamiento de Salamanca ya ha confirmado las fechas para la primera exposición. En el mes de noviembre podrá ya visitarse ‘El crisantemo, el abanico y la espada: Amor y muerte en el arte japonés’.

Se trata de una selección de porcelanas Kutani, Satsuma e Imari, así como una gran colección de grabados originales alusivos a algunos de los actos bélicos más relevantes de la historia de los guerreros samuráis o a espectaculares escenas del teatro Kabuki.

Terra Actualidad – Vocento/VMT

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar