LA CATEDRAL DE LEÓN

28 nov 2005 1 comentario

Desde su construcción en pleno apogeo del gótico en la Península la CATEDRAL DE LEÓN, la JOYA DE LA CORONA del VIEJO REINO, el lugar de coronación de reyes y emperadores leoneses durante lustros y el emblema actual del pequeño “parque temático” que es la ciudad de León (con sus Centros Comerciales y Corte Inglés) ha tenido que soportar una serie de AVATARES que han puesto su PERVIVENCIA seriamente EN PELIGRO. Ya desde los orígenes el gran templo, por la dudosa calidad de la piedra con que fue construido, por el inestable terreno en el que se asienta y por otras razones poco explicables tuvo problemas. Pero quizás el MOMENTO MÁS CRÍTICO y la amenaza más seria de DERRUMBE se produjo en plena ETAPA BARROCA durante el reinado de Felipe IV. El amor en la época por todo lo arquitectónicamente RECARGADO y a buen seguro la profusa decoración de catedrales como la de Barcelona o Burgos, les hizo pensar que la Catedral de León no era lo bastante bella y decidieron “meterla mano”. Fueron muchos los ARQUITECTOS llegados a León que con la excusa de detener el deterioro y los derrumbes progresivos intentaron “COMPLETAR” y “enriquecer” EL TEMPLO con la incorporación de nuevos pináculos, torres e incluso alguna CÚPULA.

Estas cúpulas siempre DESCOMUNALES y desproporcionadas y que nada tenían que ver con las dimensiones góticas originales mucho más lógicas, finalmente se llevaron a cabo con gran IRRESPONSABILIDAD y falta de criterio arquitectónico DAÑANDO de manera se ha demostrado IRREVERSIBLE la ESTRUCTURA del edificio.

Inicialmente se construyó una en la parte central del crucero (hasta para un profano una parte no demasiado estable y resistente del templo sin buenos apoyos) significando el comienzo del DESASTRE para el conjunto del templo. Pero la culminación del proceso llegó en la señalada época del Rey FELIPE a manos del ¿arquitecto de la Corte? JUAN DE NAVEDA (quien seguro no tiene ni tendrá nunca una calle dedicada en León). Este señor ideó y construyó una MACRO-CÚPULA con el objeto de completar la ya existente. Era tal su peso que los pilares que habían sido diseñados en la época gótica, que no contaban con el mayúsculo sobrepeso adicional, no soportaron la nueva mole y en aquel momento la catedral sí que estuvo a punto de CAERSE haciéndolo DE MANERA PARCIAL.

La cúpula estuvo en la catedral durante MÁS DE 200 AÑOS lo que no es necesario decir el daño que hizo conjunto.
En su obsesivo afán de aportar belleza, fasto y grandilocuencia a un templo que jamás tuvo tal exceso decorativo Naveda diseñó, además, una DECORACIÓN para la cúpula tan COMPLICADA, rebuscada y compleja que el PESO era AÚN MAYOR. La cúpula, por los problemas que estaba provocando no fue cerrada hasta 1711 cuando otro lumbreras diseñó una linterna como remate que, por fortuna, sólo se pudo hacer en madera ya que hubiese significado el derrumbe del conjunto, se supone que sin los responsables dentro claro.

La guinda al pastel la puso el afamado CHURRIGUERA (otro sin calle en León). Por si los problemas que las mega cúpulas estaban planteando para que el templo mantuviera el equilibrio, no se le ocurrió otra cosa que colocar unos PODEROSOS PILASTRONES rematados por PINÁCULOS para realzar aún más el invento. Estos pilastrones con un peso superior a los 350.000 kilos!!!!! no aportaban nada para que en ellos se apoyase todo el edificio sino que se apoyaban ellos sobre lo ya existente. El invento alucinante de los distintos arquitectos, incluidos los pilastrones, estuvieron ahí DURANTE MÁS DE 100 AÑOS, haciendo un daño irreparable a una CATEDRAL ya HERIDA DE MUERTE.

Afortunadamente en 1859 MATÍAS LAVIÑA inició el DESMONTE completo de la CÚPULA y los pilastrones churrigerescos así como de otras partes muy dañadas del edifico lo que hizo que la Catedral estuviese parcialmente derrumbada durante muchos años a medidados del XIX. Lo grave es que tras esta obra a la desesperada de salvación, en años posteriores se intentaron levantar NUEVOS ELEMENTOS DECORATIVOS (una cúpula goticista, por ejemplo) elementos promovidos incluso por el propio Laviña… ¡¡¡cómo si la catedral no fuese lo suficientemente bonita por fuera!!! Por fortuna la REAL ACADEMIA DE LAS ARTES SE NEGÓ a cualquier nueva añadido en vista del serio peligro que corría el conjunto.

Aún así DEMETRIO DE LOS RÍOS en 1885 intentó nuevamente incorporar una CÚPULA (qué obsesión!!!) y algunos nuevos elementos para enriquecer y adulterar, de paso, el parece “horrible” diseño de la Catedral. Finalmente y para reponer los desaguisados de la época barroca se reconstruyó lo original restaurando la bóveda de crucería simple de la etapa gótica. En 1966, el GRAVE INCENDIO ocurrido en la cubierta de madera la arrasó por completo poniendo una vez más en serio peligro su supervivencia. HOY, la catedral, por los desmanes del pasado y por la DESIDIA, DEJADEZ y falta de entendimiento institucional de épocas más cercanas tiene pendiente una ACTUACIÓN INTEGRAL que evite su desmoronamiento.

En su estado y con lo que ha pasado ¿será posible que resista un siglo más? parece difícil. Se incluyen aquí algunas ilustraciones de www.inventagrupo.com en las que se muestra el aspecto que tenía la cúpula proyectada por de Naveda.

1 Comentarios

  1. Rafa, el 28/11/2005 a las 17:51:48 , #16

    Por cierto chulisima la pagina. Queria decir sobre la catedral de leon, que es la que más me ha impresionado de ver, soy de Jeréz, pero con familia en leon y asturias, y eso decir que impresionante ese dia que la pude ver, por fuera y por dentro, eran las 9-10 de la mañana y vaya placer estaba yo y mi mujer mano a mano, casi toda para nosotros.
    Una joya teneis. Un abrazo a todos los leoneses desde Jerez, haber si pronto vuelvo a ese humedo a por las tapitas, jejej

    Responder

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar