LA HISTORIA DEL RELOJERO LOSADA EN HOY POR HOY LEÓN

31 dic 2014 0 comentarios

El programa de hoy ha sido de esos que combinan a la perfección un tema de actualidad y la Historia, porque hemos hablado de José Rodríguez Losada, un relojero cabreirés del siglo XIX que alcanzó fama mundial por sus relojes, aunque el más conocido sea el que regaló a Madrid para la Puerta del Sol, ya que es el reloj por el que una gran parte de España se guía para seguir las campanadas de Fin de Año (que no “cabodeannu”). 
Para hablar de este insigne leonés entrevistamos a Roberto Moreno, un zamorano afincado en Madrid que hace dos décadas publicó el estudio más completo sobre Losada: “José Rodríguez de Losada, Vida y Obra”, libro que ya es muy difícil de encontrar. Además de su mayor conocedor es el principal coleccionista de relojes con la firma de J. R. Losada. Londres, y de hecho comenzó a interesarse por este relojero al adquirir uno firmado por él. 
José Rodríguez Losada (Iruela, Cabreira, 8 de mayo de 1797 – Londres, 6 de marzo de 1870) nació siendo José Rodríguez Conejero, pero como Iruela pertenecía a Losada, así fue conocido la mayor parte de su vida. Dice la leyenda que de mozo cuidaba las vacas de la familia, pero que perdió una y la encontró muerta. De puro miedo a la reacción de su familia huyó a Puebla de Sanabria, donde fue recogido por un arriero que le lleva a Extremadura.  No hay constancia documental de esta leyenda ni de este itinerario, y el primer documento que ha recogido Roberto Moreno es en el que aparece ya en Madrid como Oficial del Ejército Español durante el periodo del Trienio Liberal, ascendido seguramente por su actuación en la Guerra de Independencia. Se le otorgó la condecoración de Caballero de la Orden de Carlos III. 
Fue perseguido por sus ideas liberales y en 1828 se refugió primero en Francia y después en Londres (1835). Allí empezó de cero como mozo de limpieza en una relojería, y fue aprendiendo por su cuenta el oficio de relojero, alcanzando una maestría que le daría renombre internacional. Heredó el negocio de su jefe , y según otra leyenda también su mujer, porque se habría casado con su viuda. El caso es que empezó a exportar relojes a España e iberoamérica, abriendo sucursales en Europa y sobre todo en América Latina y Filipinas. Fue gran amigo de José Zorrilla, el poeta romántico,
La Armada Española le solicita diversos cronómetros marinos hasta que finalmente es propuesto por el Gobierno Español como Relojero Cronometrista de la Marina. 
Cuando regresa a España gobierna Isabel II y los liberales. Visita  Madrid y se encuentra con las reformas de ensanche de la Puerta del Sol. Es posible que se fijara en el reloj de la torreta de la edificio del Ministerio de Gobernación, del que había habido quejas por su mal funcionamiento. Durante este viaje decidió elaborar un reloj que reparara este retraso y en 1866 se lo regaló al Ayuntamiento de Madrid, aunque casi 150 años después todavía no se ha conseguido que la Villa y Corte tenga un recuerdo para el benefactor (no hay ninguna calle madrileña con su nombre).
En cuarenta años de exilio, Losada regresó tres veces a España, visitando Astorga y sus alrededores, aunque quedó decepcionado por la malísima calidad de los caminos. Rodríguez Losada falleció, el 6 de marzo de 1870, en Londres dejando una inmensa fortuna que heredaron sus hermanas y un sobrino, así como su médico y sus sirvientes.

Como curiosidad, Roberto Moreno  no considera descabellado que Losada llegara a intervenir en la última fase de la construcción del Big Ben, porque antes de su finalización falleció su constructor, que era el principal rival de Losada, y durante el resto de su vida fue considerado el mejor relojero de la ciudad de Londres, así que es lógico que hubieran pensado en él para rematar la obra. Al menos esa es la tesis que defienden algunos historiadores ingleses…

Así que cuando esta noche os comáis las uvas escuchando las campanadas del reloj de Puerta del Sol, dedicad un momento a recordar a José Rodríguez Losada, el cabreirés que lo fabricó y que tan desinteresadamente lo regaló al pueblo de Madrid. 

Podéis descargaros la entrevista en este enlace.

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar