La Junta obvia el leonés en un libro y lo llama «castellano tradicional»

17 ago 2006 3 comentarios

No menciona en ningún momento la existencia del dominio lingüístico de nuestro territorio
El «Diccionario castellano» de la editorial vallisoletana Ámbito está dirigido por César Hernández
Gocho, gochín, forqueta, fuelga, falispa, abeséu, afogar, bandullo, bimbre, bubiella, deda, dengue, entelarse, esguilo, farrapo, filandón, fuso, llata, llábana, llambrión, llar, marallo, mundiella, ñal, ruchar, tamboritero, tuero… son todas palabras del dominio lingüístico leonés, esa lengua romance procedente del latín que se extiende desde Asturias hasta casi Extremadura y que sigue viva en un buen número de comarcas leonesas, especialmente en las del Oeste y Norte.

Sin embargo, en un voluminoso libro publicado por la editorial vallisoletana Ámbito, éstas y muchas otras palabras son catalogadas sin más como «castellano tradicional», sin mencionar siquiera la procedencia geográfica de cada término.

La obra data del año 2001 y está coordinada por el catedrático de Filologia Española de la Universidad de Valladolid César Hernández. Además, entre sus autores están Carmen Hoyos, Nieves Mendizábal, Beatriz Sanz y María Ángeles Sastre.

Este diccionario, como se ha asegurado desde la citada editorial, «es el resultado de un trabajo colectivo llevado a cabo a lo largo de varios años en el departamento de Lengua Española de la Universidad de Valladolid. La riqueza del caudal léxico que recoge -más de diecisiete mil palabras y veinte mil acepciones- lo convierten en un instrumento de valor múltiple».

«Por una parte -continúan- es un diccionario temático organizado en 51 campos léxicos. Por otra, el cúmulo abundantísmo de remisiones de cada palabra y acepción a otras hacen de él un diccionario de sinónimos. Finalmente, la relación alfabética de todas las palabras con referencia los apartados temáticos correspondientes le conceden el carácter de diccionario general».

Lo leonés, desaparecido

No obstante, este diccionario mezcla palabras del dominio castellano con algunas que lo son puramente del dominio asturleonés y, además, no menciona en ningún momento la existencia de la lengua, dominio, dialecto, habla, o cualquier acepción de estas características, leonesa. En su prólogo, donde deja claro que el diccionario «ha llegado a buen término gracias al patrocinio de la Junta de Castilla y León», se menciona que el equipo investigador optó «por ampliar el concepto ‘léxico rural’ a términos que utilizan cotidianamente de manera específica y diferencial respecto al léxico común y estándar castellano». También se asegura que, «como se había proyectado desde el principio, hemos realizado un Diccionario del castellano tradicional de notable riqueza. Casi 17.500 términos y 22.000 acepciones son muestra clara del trabajo realizado. En él está el léxico vivo activo en la población del ámbito rural castellano y leonés , y una grandísima parte de su léxico pasivo». Lo curioso es que en el apartado dedicado a la bibliografía, donde está incluida una buena cantidad de obras y trabajos de prestigiosos autores, los títulos de estos libros y artículos sí están acuerdo con lo que la filología ha establecido desde Ramón Menéndez Pidal: así, por ejemplo, las obras Leonés, castellano y español , de Alarcos Llorach o De algunas palatales leonesas y castellanas , de ese mismo autor, así como multitud de monográficos sobre el leonés de autores como Guzmán Álvarez, Concha Casado, César Morán, José Ramón Morala, Janick Le Men, F. Krüger o Santiago Alonso Garrote.

(Que conste que soy bastante responsable de la existencia de este artículo, je je. R.)

3 Comentarios

  1. R.Chao, el 18/08/2006 a las 16:52:29 , #252

    Pues sí, Fragerllion, tienes razón: ha sido un trabajo entre tres, je, je. Un “menage a trois” o como se escriba.

    Responder
  2. Fragerllion, el 18/08/2006 a las 10:16:57 , #250

    que conste que yo tambien de forma alguna he colaborado con este articulo,jejeje
    saludos chao y kurtz

    Responder
  3. CoronelKurtz, el 17/08/2006 a las 15:47:55 , #249

    ¿Cómo se puede protestar contra eso?Se debe alzar la voz para que a esa gente se le caiga la cara de vergüenza.No se han comportado como profesores universitarios, sino como mayordomos de la Junta.

    Responder

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar