La parroquia de Villamayor resiste

26 ene 2013 0 comentarios

La Nueva España, 26/1/2013.- Al final la tijera de los recortes no será utilizada para cortar de cuajo más de doscientos años de historia. La marcha atrás del Gobierno central el pasado mes de octubre de su intención de eliminar todas las entidades menores locales y mantener las que no incurran en déficit garantiza la continuidad de la Parroquia Rural de Villamayor, después de que esta haya cumplido los deberes impuestos por el Ministerio de Hacienda.
Aunque finalmente, la aprobación del proyecto de ley de racionalización y sostenibilidad de las administraciones públicas no tuvo lugar ayer en el Consejo de Ministros, como en principio estaba previsto, debido a la disconformidad de varios ayuntamientos canarios con el texto, ya se conoce que en lo relativo a las Entidades Locales Menores se condicionará la continuidad de éstas al cumplimiento de unos requisitos.
Unas exigencias entre las que estará en someterse en una evaluación y control de las cuentas y los servicios públicos ofrecidos por la entidad, resultando estas suprimidas en el caso de incurrir en déficit o incumplimientos a la hora de presentar en tiempo y forma las cuentas y los presupuestos anuales.
En el caso de Villamayor, su alcalde, Andrés Rojo, no oculta su satisfacción por el hecho de que finalmente se haya tenido en cuenta el buen hacer de los gestores de este tipo de entidades a la hora de condicionar su supervivencia. «El espíritu inicial de esa ley era reducir el déficit, pero no tenían en cuenta a los organismos que no incurríamos en él», señala Rojo, recordando que en el caso de Villamayor, la parroquia rural cuenta con un remanente positivo de unos 30.000 euros durante los últimos ejercicios.
Del mismo modo, señala que a diferencia de muchos ayuntamientos, las 39 entidades menores de Asturias presentan cada año sus cuentas y presupuestos en tiempo y forma y con total transparencia. «Los presupuestos siempre están listos antes del 31 de diciembre y las cuentas presentadas a lo largo del primer trimestre», indica Rojo, que además es presidente de la Federación Asturiana de Parroquias Rurales (FAPAR).
Fue precisamente el movimiento en favor de la continuidad de las entidades locales menores asturianas la que dio lugar a la creación de una federación regional con la que se defendió el interés común de este tipo de organismos, los cuales defienden su labor en favor del servicio público de sus respectivos pueblos. «Somos ejemplo de eficacia y austeridad en servicios como la gestión del abastecimiento de agua», explica Rojo.
A pesar de garantizar la continuidad con la modificación del proyecto de Ley del Gobierno de Rajoy, la FAPAR asegura que continuará con sus reivindicaciones en algunos aspectos de la nueva normativa que les siguen pareciendo injustos como la negación de la capacidad jurídica a las Entidades Locales Menores que se creen después de la aprobación. «Estamos en contra porque supondrá la discriminación de las posibles nuevas entidades respecto a las antiguas y no nos parece justo», añade el representante de las parroquias rurales asturianas.

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar