La parroquias asturianas llevarán sus reivindicaciones a Madrid

13 ago 2012 0 comentarios

Elcomercio.es, 12/8/2012.- Todos los grupos políticos, a excepción del PP, muestran su apoyo a las demandas de las pedanías. Las 39 parroquias rurales de Asturias se unirán al resto de entidades locales menores de España para luchar por su supervivencia. El próximo 10 de septiembre se manifestarán en Madrid para exigir al Gobierno que reconsidere la reforma de la Ley Reguladora de las Bases de Régimen Local que pretende eliminar las 3.725 pedanías españolas.
En una asamblea celebrada ayer en Pravia, a la que también acudieron políticos y representantes de instituciones públicas, las parroquias establecieron un calendario de movilizaciones que además de la protesta en Madrid recoge la solicitud de una entrevista con el delegado de Gobierno en el Principado, Gabino de Lorenzo. El director general de Administración Local, José Balmori, trasladó a los asistentes el «apoyo total» del Ejecutivo asturiano y expresó sus dudas sobre la legalidad de la reforma, ya que a su entender «invade espacios de la administración autonómica». Los presidentes y vocales de las parroquias, que el año pasado liquidaron sus presupuestos con un superávit de 1,2 millones de euros, son elegidos por sufragio directo. Es por esto que Balmori no entiende su supresión ya que «cumplen todos los requisitos de racionalidad, austeridad y transparencia». Subrayó que estas entidades locales tienen un gran arraigo social en Asturias, donde funcionan desde hace más de 200 años. En este sentido, destacó que ningún Gobierno había tratado de suprimirlas hasta el momento y consideró que si los planes de supresión se llevasen finalmente a cabo «generarían un déficit democrático».
El presidente de la Federación Asturiana de Parroquias, Andrés Rojo, calificó el acto como «muy positivo» y quiso hacer hincapié en que la supresión de las pedanías del Principado no tiene ningún sentido desde el punto de vista económico, ya «que no suponemos ningún gasto», y que tampoco responde a ningún otro tipo de lógica: «Sería suprimir por suprimir». Enfatizó que los representantes de estas instituciones no reciben ningún tipo de salario por la labor que desempeñan. Por todo ello aseguró que la reforma que el Gobierno pretende sacar adelante es «totalmente injusta». Según explicó, para defender su postura las parroquias han decidido manifestarse en Madrid con el resto de entidades locales menores de España y, de forma independiente, solicitarán una reunión con el delegado del Gobierno en Asturias para transmitirle sus reivindicaciones. Uno de los apartados más polémicos de la reforma es el que establece que una vez disueltas las parroquias sus bienes pasen a los municipios. Para el presidente de la Federación Asturiana de Concejos, Antonio de Luis Solar, «es mucho mejor que las parroquias perduren y sigan gestionando los recursos de los vecinos». Solar mostró su esperanza en que las movilizaciones programadas, que «reflejarán el sentir general contra una medida sin sentido», sean tenidas en cuenta.
Amplia representación
A la cita acudieron representantes de todos los partidos políticos presentes en el Parlamento asturiano, salvo el PP. Andrés Rojo se refirió a esta ausencia como la única nota negativa de la jornada. «Lo único que queríamos era saber su opinión», censuró. Reconoció sin embargo haber sido recibido por los populares a finales del mes pasado, cuando realizó una ronda de consultas con todos los grupos con el objetivo de recabar el apoyo de los partidos políticos.
Adriana Lastra, diputada socialista, Manuel Orviz, coordinador general de IU en Asturias, Juan Ramón Campo, diputado de Foro, e Ignacio Prendes, único representante de UPyD en la Junta General del Principado, estuvieron presentes en la asamblea donde quisieron apoyar las demandas de las parroquias y romper, con su presencia, una lanza en favor de su supervivencia.
José Ramón Campo destacó que las parroquias rurales «despliegan una función importante e imprescindible» y aseguró que han demostrado «su eficacia y su buen funcionamiento». En el caso de Asturias, resaltó, suponen un importante elemento cultural y organizativo. Además subrayó que estas entidades menores no se habían limitado a sobrevivir como «un vestigio histórico» sino que «han sabido adaptarse a los tiempos, a los cambios administrativos, sociales, culturales o gubernamentales» . Manuel Orviz, por su parte, aseguró que su eliminación «no supondrá ningún ahorro», pero si tendría efectos para la calidad democrática «con una merma de los mecanismos de participación y de control de los ciudadanos de sus instituciones». Además atacó a Mariano Rajoy quien aseguró pretende «vaciar» de contenido la democracia.
En Asturias hay un total de 39 parroquias rurales distribuidas en 16 municipios. Aglutinan una población que ronda los 12.000 ó 14.000 habitantes. Pravia y Cudillero, con 10 y 8 respectivamente albergan la mayoría de este tipo de entidades locales en el Principado.

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar