Las Cortes rechazan la enmienda de Otero al Estatuto con bronca UPL-PAL incluida

25 oct 2006 2 comentarios

La brecha abierta en el leonesismo pudo visualizarse ayer en las Cortes de Castilla y León. Populares y socialistas votaron en contra de la enmienda a la totalidad presentada por el procurador de la Unión del Pueblo Leonés (UPL), Joaquín Otero, al Estatuto de Autonomía, lo que no produjo ninguna sorpresa. Pero la propuesta no contó ni siquiera con el respaldo del que fuera fundador del partido y hoy parlamentario no adscrito, José María Rodríguez de Francisco, que la tachó de «bodrio» y «aberración».Otero y De Francisco, los dos procuradores del Grupo Mixto, verbalizaron, más el segundo que el primero, las diferencias que les llevaron a una sonada ruptura. Los parlamentarios, a los que en el hemiciclo sólo separa un escaño, y vacío, ni siquiera se dirigen la palabra.

El secretario regional de UPL defendió un Estatuto alternativo, con un eje fundamental: la segregación de León para crear una comunidad nueva, formada por las provincias de León, Salamanca y Zamora. Hasta ese momento, el procurador apuesta por reconocer expresamente «lo que ya es una hecho», la birregionalidad de Castilla y León, con una sede itinerante de la Junta: una legislatura en León y otra en Valladolid.

El portavoz criticó también el «absoluto pasotismo» del Gobierno regional, cuyo único representante al comienzo del debate era el consejero de Medio Ambiente, Carlos Fernández Carriedo, «hablando por teléfono», criticó Otero, y de los partidos mayoritarios. «Frente a una propuesta de reforma del Estatuto inmovilista— la pactada por PP y PSOE—, nosotros apostamos por una rupturista, que marque un antes y un después», sostuvo Otero.

Lo cierto es que recibió duras críticas desde todas los sectores del Parlamento, pero el examen más duro fue el que le hizo el portavoz del Grupo Popular, José Antonio de Santiago-Juárez. «¿Va en serio cuando dice que las administraciones tendrán la obligación de atender en leonés? ¿Va en serio cuando dice que será una lengua cooficial?», cuestionó, incrédulo, el procurador. Citó algunos «olvidos» del texto de Otero: una institución, la del Consejo Económico y Social; la labor de control al Gobierno de las Cortes, «sólo habla de su capacidad de legislar, una genialidad»; ninguna referencia a la comarca de El Bierzo. Pero el portavoz del PP denunció con más fuerza la «barbaridad jurídica» y la «aberración» de lo que dio en llamar la «vía Otero» para la segregación de León, la disposición transitoria primera, que reconoce «el derecho de la provincia de León a constituirse en comunidad» de acuerdo a los artículos 2 y 144 de la Constitución.

También el portavoz socialista, Ángel Villalba, discrepó de la legalidad de esta disposición, si bien su discurso fue más moderado que el del popular. «¿Qué sería de esta Comunidad si aprobáramos su propuesta? Retrocederíamos 20 años», sostuvo el secretario regional del PSOE. Según destacó, «no hay cobertura constitucional para que un Estatuto renuncie a una parte del territorio». «Es inviable», subrayó.

Villalba también se preguntó «si los zamoranos y salmantinos se sienten leoneses» para formar parte de esa hipotética comunidad, para contestarse que no, que Castilla y León es la suma de «una disparidad de identidades provinciales».

También fue contundente a la hora de analizar la situación de la «lengua leonesa». «¿Tiene hablantes el leonés?» se preguntó Villalba utilizando el dialecto.

Además, bromeó sobre el modelo de capital itinerante. Villalba consideró un «error» alejar a la vicepresidenta, María Jesús Ruiz, presente entonces en la cámara, del presidente: «Si estando tan cerca están tan lejos, ¿qué podría pasar a kilómetros de distancia?».

Tras la votación tomó la palabra José María Rodríguez de Francisco, que quiso explicar su abstención. El procurador consideró la propuesta de Joaquín Otero un «bodrio», un texto «impresentable» y «absurdo» y a su autor como «el rey de la traición». Además, criticó que el portavoz del Grupo Mixto le negara la posibilidad de haber pactado el texto o de presentar enmiendas al acordado por populares y socialistas.

En su opinión, Otero sólo buscaba ayer salir en los medios de comunicación como adalid del leonesismo, cuando «el leonesismo se avergüenza».

De Francisco, máximo dirigente del Partido Autonomista Leonés (PAL), apostó por retirar de la propuesta de Estatuto pactada por PP y PSOE toda alusión a León para que quedase únicamente como el «Estatuto de Castilla».

2 Comentarios

  1. Invitado, el 26/10/2006 a las 08:09:55 , #310

    El Sr. De Francisco me produce urticaria. Deberíamos escupirle cuando le viéramos por la calle. Asquerosa musaraña vendida….

    Responder
  2. toniu, el 25/10/2006 a las 14:53:52 , #308

    El Sr. De Francisco que se quede en su casa y deje de hacer el ridículo. Lo mejor es ignorarle.Los leonesistas no apoyamos a personas que se mueven por intereses …digamos que extraños………

    Responder

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar