Las juntas vecinales más ricas

26 jul 2012 0 comentarios

Diario de León, 26/7/2012.
APROVECHAMIENTO FORESTAL
La junta vecinal de Tabuyo del Monte está considerada como la más rica de la provincia por el aprovechamiento de sus recursos forestales y por la indemnización millonaria del Ministerio de Defensa por el incendio de 3.330 hectáreas un fatídico 13 de septiembre de 1998. El Ministerio destinará 16 millones de euros hasta el 2033 en recuperar el monte. Junto a ella, la junta vecinal de Rioseco de Tapia, también se sitúa en los puestos superiores del ranking por aprovechamiento forestal al ser la mayor propietaria del gigantesco pinar de Camposagrado, de 4.300 hectáreas.
COTOS DE CAZA Y RESERVAS
Las juntas vecinales de Riaño, Burón y Liegos, entre otras, obtienen suculentos beneficios gracias a la subasta de los cotos de caza de los parques nacional y regional de Picos de Europa. Este año, un magnate ruso llegó a pagar 67.000 euros sólo por cazar una cabra montés. Hasta la zona se ha desplazado en varias ocasiones el rey Juan Carlos, que protagonizó una sonada cacería en noviembre del 2006 persiguiendo a un rebeco Medalla de Oro. En Tejados y Busto de la Sequeda no hay vecinos durante el invierno, la mayoría viven en Madrid, pero son pueblos asfaltados porque mantienen una junta que ingresa 22.000 euros al año por los cotos de caza.
MADERA Y SETAS
Muchas de las localidades situadas a las orillas de los ríos Esla y Órbigo acumulan un elevado patrimonio gracias a las choperas que abastecen a los maderistas. Es el caso de las juntas vecinales de Castrofuerte y Algadefe. Las setas constituye otro recurso que quieren explotar en Cabrillanes y Torneros de la Valdería, y que ya potencia Mora de Luna al cobrar 5 euros de licencia por la recogida.

PASTIZALES Y MERINAS
En la ribera del Órbigo, varias juntas vecinales ingresan entre 6.000 y 18.000 euros por arrendar sus pastos a las merinas. Una costumbre extendida en Babia, Luna y Omaña, donde sólo la junta de Salce (Riello) gestiona tres puertos pirenaicos de 3.800 hectáreas de terreno.
EÓLICAS
Las palas eólicas, denostadas por muchos ciudadanos, permiten a pueblos de escasa población, como Andarraso (Riello), de tan sólo 13 habitantes, ingresar 21.000 euros anuales en compensaciones.
MINAS, SUELO AGRÍCOLA Y URBANO
Las compensaciones por explotaciones mineras y canteras han constituido otra fuente importante de recursos para algunas juntas vecinales, como el suelo agrícola que, por ejemplo, en Villaturiel se reparte entre los vecinos, o el urbano, que enriqueció a las juntas del área metropolitana de León, especialmente a las de Sariegos y Villaquilambre.

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar