León acepta la gestión unitaria del mastín para no perjudicar a la raza

8 sep 2006 0 comentarios

Reconocen que en su día el perro perdió la denominación de leonés por presiones en Madrid
Creen que la propuesta lanzada desde Palencia es «excelente» y beneficiará a todos
Manuel Rodríguez, nuevo Pastor Mayor
La polémica sobre el mastín comienza a vislumbrar una salida. Tras la propuesta de la Asociación Española del Perro Mastín Español -con domicilio actual en Palencia- de unificar la gestión de la raza con la ubicación de la sede oficial y exclusiva en León y la tenencia de un único libro genealógico para controlar los ejemplares, la Sociedad Canina Leonesa reconoció ayer que se trata de «una excelente idea».

Así lo comentó el responsable de esta entidad, el catedrático de Veterinaria Vicente Gaudioso, quien añadió que con la ejecución de esta propuesta saldrán todos beneficiados. Recordó, no obstante, que en su día él personalmente planteó esta misma idea en la Junta.

«Manifesté que creía que debería tratarse de unificar las sedes y los libros para beneficiar a la raza, así que parece lógico nuestro respaldo a que más tarde o más temprano esa sede esté en León», aseguró Gaudioso.

Respecto a la posibilidad de abrir un proceso para conseguir que la denominación oficial del perro pase de mastín español a leonés, el catedrático subrayó que: «Perdimos el tren del mastín leonés; nos engañaron en Madrid en aquel momento y su nombre ya está consolidado, así que veo difícil su modificación». En aquel momento, década de los ochenta del siglo pasado, la Real Sociedad General Canina y la presión de los criadores de Madrid lograron imponer la denominación con la que actualmente cuenta este perro.

Explicó, además, que en ese momento «un grupo dominante, tal vez por intereses económicos», propuso agrupar bajo el nombre común de mastín español los tres grupos de ejemplares que en aquella época había de esta raza para reducir a uno el modo genético, que finalmente resultó prácticamente semejante al más conocido como mastín leonés, con mayor alzada y gran formato.

«La inercia hace que esta situación haya sido aceptada y aunque no es imposible, sí que creo que a medio plazo es prácticamente impensable modificar esta denominación», reconoció el profesor Gaudioso.

El presidente de la Diputación, Javier García-Prieto, y el responsable de la Sociedad Canina Leonesa, Vicente Gaudioso, firmaron ayer un nuevo convenio de colaboración mediante el que esta entidad recibirá de la institución provincial un total de 21.000 euros destinados a la financiación de parte de su programa anual de actividades, centradas en la promoción de los perros a través de distintos concursos y la vertiente práctica de estos animales, como ayuda al hombre en diversas tareas. Gaudioso indicó que el objetivo principal plantea la salvaguarda y el fomento de las razas autóctonas, como los mastines en la imagen.

Desde la Diputación, su presidente, García-Prieto, recordó ayer «la defensa, promoción y reivindicación constante del mastín y el carea como elementos consustanciales a la cultura, la historia y las actividades más tradicionalmente ligadas a la provincia».

En esta línea volvió a reclamar a la Junta que León sea «la depositaria del mastín leonés y que desde la provincia también se realice de forma unitaria la gestión genealógica de la raza, además de contar con la sede exclusiva; y esto siempre ha sido defendido por la Diputación».

La institución, precisamente, homenajeó este verano al mastín en la celebración del Día de la Provincia en Prioro, donde logró reunir la mayor concentración de esta raza realizada, en un reconocimiento a su labor en las labores agrícolas y ganaderas en las que auxilia al hombre desde hace siglos. La ocasión, asimismo, sirvió para reconocer su papel en el pastoreo ligado a la trashumancia, en uno de los parajes más emblemáticos de estas vías pecuarias.

También la Diputación ha ofrecido a los criadores un espacio para que en el futuro pueda instalarse esta sede permanente para la gestión exclusiva del mastín, así como infraestructura logística y apoyo técnico.

La polémica sobre el mastín estalló el pasado año cuando la Junta decidió dividir la gestión de la raza entre las tres asociaciones que pugnaban por ella. De este modo, en la actualidad existen tres sedes y otros tantos libros genealógicos.

Doctor en Veterinaria, ingeniero técnico agrícola y técnico especialista del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, el nuevo Pastor Mayor de los Montes de Luna recibirá el domingo en Los Barrios de Luna el homenaje de toda la comunidad ligada durante décadas al pastoreo en la provincia.

Manuel Rodríguez Pascual (León, 1949) es autor del libro «La trashumancia, cultura, cañadas y viajes», considerado un referente obligado para conocer la historia y evolución del pastoreo ligado a las vías que durante siglos han transitado los rebaños. Este investigador pasará a formar parte así del largo elenco -integrado por una treintena de personas- que ya son pastores mayores, entre ellos, Tico Medina, Cordero del Campillo, Rodríguez Quirós, Luis del Olmo o Pedro García Trapiello.

Un título tradicionalmente ligado al reconocimiento que la comunidad del pastoreo quiere rendir a aquellas personas destacadas en la defensa de esta labor, ya sea desde el punto de vista profesional, promocional o sentimental. Durante la fiesta, además, recibirán el título de rabadanes José Álvarez Pozal (Torre de Babia) y Eduardo García Gutiérrez (Casares de Arbás).

El día comenzará con las inscripciones para la exposición de ganado, concurso de mastines y el de pastores ataviados a la antigua usanza con su posterior desarrollo y juicios. La misa será a las 13.00 horas, a la que seguirá una comida con caldereta de cordero, la entrega de títulos, trofeos y premios y la actuación de dulzaineros, prevista a las 20.00 horas para finalizar.

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar