León denuncia que Palencia busca cambiar el estándar del mastín

29 ago 2006 0 comentarios

La provincia leonesa cuenta con casi cincuenta criadores que tienen registradas varias camadas
Desde la provincia castellana trabajan para imponer una nueva morfología tipo de los perros
Los Barrios de Luna acogerán la próxima edición del concurso
El perro carea, el hermano pequeño y poco reconocido del mastín leonés
Análisis: Perro mastín, perro leonés
La asociación canina de León está organizando diferentes actividades para situarse en un escalafón más alto que la asociación palentina, «la cual intenta cambiar el standard de los rasgos del mastín leonés» afirma Félix Rodríguez, presidente de la Asociación Canina Leonesa. La Junta tomó la decisión de dividir la gestión de la raza en tres libros genealógicos, tantos como sociedades pujan por mantener el control de esta raza. Uno de ellos está en León, otro en Palencia y el tercero en Madrid, donde se encuentran los textos de todas las razas.

El responsable de esta asociación, señaló que lo que realmente preocupa es que cambien el estándar. «Si esto ocurre, además de acabar perdiendo una raza, en los campeonatos los jueces no sabrán a qué atenerse». La asociación palentina busca que este perro sea más pequeño, «y así se adapte mejor a las camadas que ellos tienen», apunta Félix García. Los mastines por los que aboga la asociación castellana serían de entre 72 y 77 centímetros de alzada en cruz mientras que los leoneses superan los 80 centímetros. El tamaño del hocico y de la cabeza también sería más pequeño que el mastín leonés, al igual que las arrugas que las buscan más marcadas, formando un mayor número de pliegues.

Pero esta medida no puede ser tramitada dado que, según el Real Decreto que regula este tema, todas las asociaciones de una misma raza tienen que estar de acuerdo para cambiar el patrón. En este caso, la Asociación Canina Leonesa no quiere este cambio, puesto que si ocurriera se perdería el mastín leonés original. «El mastín de aquí, tiene unas características que son las que están definidas, si lo cambian, el perro típico de aquí se acabará perdiendo», añade el presidente de la asociación. Por esta razón, la Asociación Canina Leonesa realiza numerosas actividades, con el fin de volverse más fuerte que la otra organización, alcanzar mayor importancia y fuerza para que al fin, la Junta le ceda la exclusividad de este libro. Además, intenta difundir a nivel internacional esta raza, siendo una referencia para todos los amantes del mundo canino.

El campeonato de mastín es la principal actividad que organiza Asociación Canina Leonesa para la promoción del ejemplar más vinculado con la actividad tradicional ganadera de León
María Fernández león

El mastín es un tipo de perro muy importante a lo largo de toda la historia española, y muestra de ello es su aparición, manso y noble, en uno de los cuadros más emblemático del arte del país, como son Las Meninas de Velázquez. Parece ser que este perro llegó a la península por medio de los fenicios desde Siria o de la India. El cuadrúpedo se extendió por todo el territorio ibérico, dando lugar a diferentes tipos de mastines, como puede ser el extremeño o el manchego.

La provincia de León cuenta con uno de estos ejemplares, propios de la zona, el mastín leonés. Es un perro muy utilizado dentro del mundo del pastoreo y de la ganadería.

La Asociación Canina Leonesa, intenta mantener la pureza de esta raza y para ello se mantiene en perpetua lucha con la asociación de Palencia, «la cual puede cambiar los rasgos de tan noble animal», asegura la organización.

Para salir vencedor de esta batalla, la asociación intenta realizar un mayor número de actividades. «Si seguimos así, tendremos más importancia que ellos», afirma Félix García, presidente de esta organización.

La iniciativa más importante que tienen es el Campeonato de León para el Mastín, el cual se reparte por diferentes lugares de la provincia y consta de diferentes pruebas con el fin de buscar al mejor mastín.

Nueva prueba de resistencia

En la próximas ediciones se inaugurará una nueva prueba que se centrará en la resistencia.

En ella, los perros deberán alternar el trote con el paso durante ocho kilómetros, tras esto un veterinario valorará su estado físico. Actualmente hay ocho perros aptos para esta prueba, pero la asociación quiere llegar como mínimo, a doce. La asociación prefiere que estos perros estén bien entrenados para que la prueba tenga un resultado valido.

Además de esto, también se llevan a cabo conferencias y reuniones con los criadores y diferentes convenios con la Universidad de León.

Uno de ellos es el control genético, donde se identifica las características del ADN de esta raza, con el fin de tener localizados a las diferentes camadas y las características básicas de cada una de ellas. Con este proyecto, también se busca erradicar las enfermedades asociadas a la raza y se facilita, en parte, la acogida de cadáveres de mastines, los cuales se analizan y se buscan las enfermedades para luchar contra ellas.

Con todas estas actividades, tal vez se consiga que no se contamine las características de la raza del mastín leonés, un verdadero símbolo de la cultura más ancestral de esta provincia.
Sólo quedan tres encuentros del Campeonato de León para el mastín leonés. El próximo de ellos, tendrá lugar en Los Barrios de Luna y será el 10 de septiembre. Después de éste, el 24 de septiembre el campeonato llegará a León para finalizar como todos los años en Mansilla de las Mulas el 12 de noviembre.

El campeonato divide a los tipos de perros en varias clases. Una de ellas es la clase joven o intermedia, para mastines entre 9 y 24 meses. Otra variedad será la clase cachorros, para ejemplares mayores de 5 meses y menores de 9 meses. Las parejas de macho y hembra presentados por una sola persona, pueden ser presentados a la clase pareja. Los criadores con más de tres ejemplares, indiferentemente cual sea su sexo, podrá presentarlos en los grupos de cría. Los mastines que tengan ya el título de Vencedor del Campeonato de León, participarán en la clase de campeones de León, optando a su elección como Mejor Ejemplar del Concurso.

Otra de las tareas que trae entre manos la Asociación Canina Leonesa es que el ministerio reconozca la raza carea leonesa. Este perro es el que tradicionalmente han llevado los pastores y uno de los más utilizados en los oficios bovinos, por esta razón siempre se le ha considerado «el hermano pobre del mastín».

Pero al contrario de lo que se piensa, este can es muy útil para toda clase de servicios de salvamento, vigilancia, policiales etc… Por esta razón, la asociación intenta colocarlos en manos de entrenadores que los introduzcan en actividades como el rastreo. Esto plantea un problema, según asegura la asociación, puesto que estos perros suelen ser de ganaderos, que no conocen la ascendencia de su fiel amigo o que no quieren moverse para reunir a sus perros y poder presentarlos a nivel nacional. La organización leonesa intenta cifrar un número anual de perros y comenzar un reconocimiento como el que se lleva a cabo con el mastín.

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar