León es Región

19 feb 2006 0 comentarios

AHORA QUE se plantea la reforma del Estatuto de Autonomía de Castilla y León, entiendo que los leoneses deberíamos buscar que en el mismo se constatase el reconocimiento de la regionalidad leonesa. León es Región, y así lo demuestra su propia trayectoria históricaDesde el punto de partida del Reino de León, la trayectoria de regionalidad leonesa es incontestable. En 1230 cuando surge la Corona de Castilla tenemos que bajo ese nombre se dan cinco grandes divisiones, a saber: León, Galicia, Castilla, Murcia, Andalucía o Frontera. Es decir, no todos los territorios que componían la corona de Castilla podían ser identificados como castellanos. Tal identidad sólo correspondía, a uno de sus reinos, al Reino de Castilla. Si alguien pretendiera decir que a partir de 1230 León y Castilla forman una unidad tendría que incluir en esa supuesta unidad castellana a Andalucía o a Galicia. La presencia de León en los símbolos o en la denominación de la Corona es precisamente un factor que explica su diferenciación. No se decía Castilla y Andalucía o Castilla y Galicia aún cuando esos territorios se incluyesen en esa delimitación administrativa. Los Adelantados y Merinos Mayores del Reino de León seguirán manteniendo esa diferenciación leonesa que se reconoce (por ejemplo) en las Cortes Liberales de Cádiz. Así se llega hasta el decreto de 1833 de Javier de Burgos que permanece hasta la llegada del Estado de las Autonomías y que muchos aún estudiamos en los centros escolares. Luego que León es región no es algo que nos inventamos los leonesistas, es el reconocimiento a una trayectoria histórica que se plasma, entre otras cosas , en el propio escudo de España en el que podemos ver a Aragón , León, Navarra y Castilla como las cuatro grandes regiones españolas de las que surgen en buena medida las demás. Curiosamente las que hoy se denominan «históricas» no se encuentran en ninguna de ellas.

En todas las épocas han existido personas que han tratado de amoldar la historia a la conveniencia de los gobernantes de turno aún cuando para ello tuvieran que falsear la verdad. Suelen ser bien recompensados por ello. Sin duda esto es algo que está ocurriendo en la Región Leonesa en estos momentos y son varios los autores que cobrando nómina de la administración de la Junta de Castilla y León trabajan en diseñar la historia a su conveniencia y dictado. Animaría al lector a que contraste lo que esos autores le venden como «verdad» y a que se pregunten si la Fundación Villalar recibe dinero por su contribución al conocimiento histórico o por ser un mero instrumento para adaptar esa historia a la conveniencia de los políticos que tienen el poder. Eso sí con el dinero de los ciudadanos. Pagamos para que nos mientan. León es Región. También lo es en el marco del presente, del sentimiento que tienen los leoneses. Así lo hemos manifestado en cuantas oportunidades hemos tenido para ello. Las mayores manifestaciones de la historia leonesa han tenido como objetivo el reivindicar una autonomía leonesa. Recordamos los titulares de la prensa leonesa ante esas manifestaciones «Una manifestación sin precedentes. Claro y multitudinario sí del pueblo a León sólo» . Los sondeos de opinión de cualquier época incluidos aquellos pagados por la propia Junta de Castilla y León reconocen ese sentimiento mayoritario de los leoneses.

Pero no es sólo un reconocimiento popular. A nivel institucional la Diputación Leonesa en acuerdo aprobado el 14 de enero de 1983 por 20 votos a favor y 4 en contra aprueba el reconocimiento de la regionalidad leonesa. Así textualmente en dicho acuerdo se indica «El Estatuto elaborado para Castilla y León no es, por lo que a León se refiere, justo proporcionado con nuestro rango histórico, con nuestros legítimos intereses y con nuestras viejas necesidades». Ese acuerdo político sigue en plena vigencia por cuanto no se han dado pronunciamientos distintos posteriormente.

Aquellos que debían erigirse en representantes del pueblo traicionaron de forma consciente su voluntad en un tema tan importante como este. Por tanto Castilla y León no nace desde la asunción voluntaria de los leoneses a ese marco autonómico, sino más bien como una imposición antidemocrática.

León es Región. También desde un plano de vista a futuro. La falta de reconocimiento de la regionalidad leonesa nos está privando del acceso a diferentes ayudas de la Comunidad Económica Europea en base al reconocimiento de nuestro propio declive económico. Es decir, la pertenencia a está Autonomía nos está ahogando económicamente. Algo que reconoce la propia Unión Europea. Sin embargo esa misma pertenencia es la que nos impide el acceso a las ayudas a zonas degradadas económicamente (curiosamente por cuanto Valladolid tiene un mayor nivel económico que hace que no se le incluya en ese concepto de zona degradada económicamente). Es necesario ese reconocimiento regional para que nuestras condiciones de vida y bienestar puedan mejorar. ¿Alguien piensa que la incorporación leonesa a esa Comunidad Autónoma le ha supuesto algún tipo de beneficio en los planos económicos o sociales?

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar