Los vecinos de Pinilla de Fermoselle, obligados a trabajar los olivares con burros por falta de accesos

12 feb 2006 0 comentarios

Los habitantes, la mayoría de avanzada edad, llevan años reclamando a Medio Ambiente un camino a las plantaciones para hacer uso de pequeños tractores


Pinilla.- Los habitantes de Pinilla de Fermoselle persisten en su reivindicación de contar con un camino de acceso a los olivares afincados al resguardo de Los Arribes del Duero. Los vecinos pretenden mantener viva la actividad agraria que consideran más prometedora, pero quieren efectuar el aprovechamiento de aceituna sin recurrir a los atávicos sistemas de los animales de carga o al puro hombro de los propietarios.

Los habitantes del pequeño pueblo sayagués, lindante a Portugal, sostienen desde hace años una pugna con los responsables del Servicio de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León por la construcción de un acceso a los olivares, al que la Administración se resiste, y que lleva a los moradores a rebajar las pregonadas bonanzas atribuidas a la conversión del territorio en Parque Natural.

Pinilla de Fermoselle alude a estas plantaciones de olivos como la producción agrícola más valorada en la actualidad, por encima de todos los demás cultivos. En la zona existen dos olivares -más otros situados en otros pagos e igualmente de difícil acceso- que en un año favorable pueden generar una cosecha cercana a los 40.000 kilos de aceituna. «El 99% por ciento de los vecinos tienen algún olivo» señaló el vecino de Pinilla, y concejal socialista en el Ayuntamiento de Villar del Buey, Benjamín Álvarez, para quien «no existen problemas para la adecuación de un acceso».

El deseo de la población de conseguir el reivindicado acceso está motivado en la importancia de los olivares, en la avanzada edad de los vecinos y en lo extemporáneo que resulta el hecho de tener que seguir utilizando el burro o el mulo para extraer la producción del arribanzo. Los vecinos critican las trabas burocráticas interpuestas para no aceptar un camino por el que transite un pequeño tractor que facilite las labores agrícolas y el transporte del producto desde las fincas. Incluso hacen referencia a su utilidad en caso de ocurrir un incendio en la masa forestal de los mencionados pagos.

Tal es el deseo de contar con este trazado que recientemente compraron a un vecino una finca situada en la zona de paso convencidos de que, de este modo, Medio Ambiente daría vía libre a la adecuación del trayecto. El alcalde pedáneo, Luis Álvarez Calvo, afirmó sentirse completamente engañado al no efectuarse el arreglo una vez que se llevó a buen puerto la compra de la finca. «Los animales comen durante todo el año y el “Pascualín” sólo cuando trabaja» expresó Álvarez. Este vecino afirma que «merece la pena aprovechar la recogida de aceitunas, y los años que hay la gente se las ve y se las desea para sacar el fruto».

José Piriz destaca la importancia del aceite en Pinilla de Fermoselle. Hace referencia a que los agricultores del pueblo van a moler las aceitunas a Portugal, a Bemposta, porque les reintegran la cantidad de aceite correspondiente a los kilos aportados. «No producen la misma cantidad de aceituna los árboles bien tratados que los árboles dejados de su mano» expresa Piriz, que al igual que el resto de los moradores de Pinilla está orgulloso de la producción de aceite que consigue cada año. Piriz tampoco entiende las restricciones que impone Medio Ambiente a la población obligando a las personas a trabajar en unas condiciones desfasadas e impropias de los tiempos que corren. De igual modo piensa Rufino Laguno García, un octogenario que sigue batallando con los arreos de hierro para equipar a un mulo, al que cuida como oro en paño, y de este modo seguir entretenido por el campo.
Los habitantes de Pinilla de Fermoselle no pierden ocasión para mostrar el lado portugués y mostrar las distintas concepciones que existen a uno y otro lado en lo tocante a accesos hacia el fondo del arribe. Aún recuerdan que incluso el alcalde de Villar del Buey, Valeriano Marino, hace unos años visitó y dio vía libre para que una máquina abriera un camino hacia un pago de olivos «pero Medio Ambiente paralizó la obra».

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar