Manifestación el 11 de mayo en defensa de la región leonesa

2 may 2013 0 comentarios

Salamanca 24 horas, 2/5/2013.- Colectivos de Salamanca, Zamora y León denuncian la discriminación de las administraciones frente al centralismo de Valladolid
Varios colectivos de Salamanca, Zamora y León han convocado una manifestación en Salamanca, en nombre de Plataforma por el Futuro de la Región Leonesa, para el sábado 11 de mayo a las 18:00 horas, en señal de protesta “contra el maltrato que está habiendo contra nuestras provincias, en urgencias nocturnas, minería, recortes en educación, sanidad, proyecto de supresión de juntas vecinales, cierre de líneas ferroviarias, etcétera. Se iniciará en la Puerta Zamora y tras pasar por la Plaza Mayor finalizará en la Plaza de la Constitución.
Manifiesto por el Futuro de la Región Leonesa
Integrada por las provincias de Salamanca, Zamora y León, la Región Leonesa ha sido el territorio español en el que menos ha invertido el Estado desde la implantación del sistema autonómico. De hecho, se nos privó de tener una autonomía propia; fuimos la única de las regiones existentes al aprobarse la Constitución que se quedó sin ella. Con este punto de partida, hemos perdido en las tres últimas décadas más de 70.000 habitantes, nos hemos convertido en la región más envejecida de España, se ha abierto una brecha cada vez mayor entre el sueldo medio de un leonés y el de un ciudadano de las regiones más ricas del Estado, hemos visto vaciarse nuestros pueblos, nuestras comarcas, nos han cerrado nuestra principal vía férrea, las infraestructuras han llegado aquí más tarde que a cualquier otro lugar de España… ¡y paradójicamente nos encontramos con que nos quieren hacer pagar por ello! Pues no estamos dispuestos, consideramos que la crisis han de pagarla sus culpables y, desde luego ni nuestra tierra ni sus trabajadores lo somos. No nos hemos dejado el sudor día a día en los trabajos para que nos atraquen a mano armada unos cuantos especuladores que quieren excusarse en la crisis para llevarse crudo el patrimonio de todos.
Nuestras exigencias son claras, no vamos a permitir ni un paso atrás en los pilares básicos del Estado de bienestar, por lo que no consentiremos ni la privatización de la sanidad ni la de la educación, que son patrimonio del pueblo, y sin los cuales no podremos garantizar un mínimo de igualdad y bienestar a nuestra población, del mismo modo que rechazamos la criminalización que el Gobierno ha hecho de los empleados públicos al robarles la extra de Navidad como si hubiesen sido los culpables de la crisis cuando en realidad son una víctima más.
Asimismo rechazamos frontalmente que se pretenda dejar a nuestras zonas rurales sin servicios básicos como el de las urgencias por las noches, ¿es que no han tenido suficiente nuestros gobernantes con hacer políticas anti-rurales que han llevado a una brutal despoblación de nuestro campo? ¿no están teniendo suficiente con ahogar día a día a nuestro sector agrícola y ganadero? Desde luego no vamos a permitir un nuevo atropello, o mejor dicho atentado, contra nuestro medio rural, por lo que exigimos la inmediata reapertura de las urgencias nocturnas en todos los centros de la Región Leonesa en que se han quitado, la salud no es un negocio, es un derecho. Otra amenaza a nuestra zona rural supone el fracking o fractura hidráulica, que supone una brutal agresión a nuestro entorno natural y que afecta directamente al futuro del campo también, al destrozar el suelo y su riqueza. A esto habría que sumar el ataque a las comarcas mineras que supone que el Gobierno esté buscando el cierre de las minas de carbón en nuestra tierra, lo que va a suponer la muerte de varias comarcas leonesas ya que no se ha llevado ningún plan por parte del Gobierno para reindustralizar o dar una nueva alternativa económica a las cuencas mineras, por lo que nos oponemos rotundamente al fin de la minería de carbón y exigimos se cumplan los compromisos pasados adquiridos con este sector y no el ‘trágala’ que pretende imponer el minisitro de energía.
Por otra parte, sin unas infraestructuras decentes difícilmente vamos a gozar de desarrollo, por lo que reivindicamos la reapertura del tren de la Vía de la Plata, la del de La Fregeneda, la electrificación de las vías férreas en toda la región leonesa y el mantenimiento de los servicios Puebla-Orense y Salamanca-Ávila, así como la reinstauración de los servicios directos entre Salamanca y Bilbao y Salamanca y Barcelona. En cuanto a carreteras consideramos prioritaria la finalización de la Autovía de la Plata en su tramo Zamora-Benavente, el tramo de la A-62 entre Fuentes de Oñoro y Vilar Formoso, y la realización de la A-11 entre Zamora y Portugal.
Del mismo modo, consideramos que la crisis no debe servir de excusa para desatender nuestro patrimonio histórico-artístico. Hemos recibido siempre menos del dinero necesario para poder mantenerlo y debido a ello hoy tenemos una serie de monumentos que están luchando malamente por mantenerse en pie como los castillos de Cea, Sarracín o Castrotorafe, la iglesia de San Martín de Salamanca u otros que han sido víctimas de expolio ante el abandono de las instituciones como Lancia o que corren peligro de desaparecer bajo los intereses de las constructoras como el poblado romano de Ad Legionem. Por ello, exigimos que se atienda a nuestro patrimonio como es debido, ya que es la herencia que nos dejaron nuestros antepasados, la cual hemos de entregar sana y salva a nuestros descendientes. Y patrimonio vivo son nuestras Juntas Vecinales, pedanías como Bercimuelle, Galleguillos, Valdesangil y muchísimas otras más que gestionan los recursos de nuestras pedanías desde hace siglos, cuyos representantes no cobran y que el Gobierno quiere hacer desaparecer de un plumazo escudándose en un teórico ahorro que no es real ya que los representantes de las Juntas Vecinales no reciben ninguna retribución por su trabajo. Sin embargo poseen una gran cantidad de bienes pertenecientes a las pedanías que pasarían de esta manera a pertenecer a otras instituciones como las diputaciones o la Junta de Castilla y León, que verían así aumentar su patrimonio e ingresos, pudiendo además conceder los servicios básicos de las pedanías a quienes ellos quisieran, de ahí que quieran hacer desaparecer estas instituciones milenarias.
Finalmente queremos denunciar lo injusto de la ley hipotecaria que está dejando en la calle a miles de personas en toda España y provocando suicidios. Y es que esta ley está montada de tal manera que aunque te echen de un piso tienes que seguir pagando hipoteca al banco pese a que éste se haya quedado con el piso. Esto sólo se puede calificar de injusticia y abuso, y precisamente lo llevan a cabo aquellos a los que hemos dado miles de millones de euros de nuestros impuestos, los bancos, que en los casos de las personas desahuciadas están recibiendo de un mismo contribuyente dinero por tres partes: por una se quedan con su piso, por otro siguen cobrándole hipoteca, y por otro reciben dinero de sus impuestos mediante las millonadas que le ha dado el Gobierno. Exigimos una reforma profunda de la ley hipotecaria para que esta tenga en cuenta a los ciudadanos y no a los bancos.
Por todo ello, queremos gritar alto y claro que los ciudadanos de la Región Leonesa estamos hartos, hartos de tanto mamoneo, de tanto abuso y de que pretendan cargar contra nosotros las culpas de algo de lo que no hemos sido culpables. Por todo esto es por lo que hacemos fuerza común para reivindicar un futuro para nuestra tierra, porque queremos una Región Leonesa con futuro y queremos que a los ciudadanos de Salamanca, Zamora y León no se nos roben ni nuestras aspiraciones ni nuestras posibilidades de futuro.

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar