Mensaje urgente de Salamanca al mundo

14 abr 2006 0 comentarios

Muchos salmantinos nos sentimos avergonzados y humillados por la actuación caciquil y ridícula de nuestro alcalde, y pedimos al mundo que no mida a todos los vecinos de esta pobre ciudad con el mismo rasero que a don Julián Lanzarote, una de las personas más incultas de Castilla y León.No hace falta ser un lince para darse cuenta de que en realidad al alcalde salmantino, al Partido Popular en general, elArchivo General de la Guerra Civil Española le tiene sin cuidado.
Ese buen hombre comenzó su mandato guillotinando el prólogo de un libro de regalo editado por el Ayuntamiento, por el mero hecho de que lo firmaba el anterior alcalde, socialista. Ordenó el derribo de un depósito de agua de mediados del XIX, una joya de la arquitectura del hormigón armado, contra el criterio de todos los especialistas.

Impulsó la construcción de un auditorio en un solar del Casco Histórico, empeño en el que no cejó hasta que la Unesco amenazó con retirar a la ciudad eltítulo de Patrimonio de la Humanidad. Lleva gastados tres millones de euros en su obcecación personal por derribar unas casas del XIX adosadas a la muralla.
Ha visto como los tribunales anulaban una trasotra sus cacicadas en materia de urbanismo y de despidos de contratados municipales…Salamanca pierde población cada año. A pesar del aspecto juvenil que percibe el visitante, a causa de las decenas de miles de estudiantes de fuera, esta ciudad y provincia envejecen sin pausa. Pues bien, todavía está por ver alguna actuación de Julián Lanzarote, que también es presidente provincial del PP, para dinamizar la economía de esta provincia. En su lugar se dedica a menospreciar, insultar y denigrar cualquier cosa que proceda del Gobierno. En su lugar se ceba en removerlos más viles sentimientos de la gente para sembrar el odio, el rencor y la mala baba. Cualquier cosa es buena si sirve para atacar a esos socialistas que entraron en el Congreso subidos en un tren de Cercanías.

Con su arrogancia servil y su sectarismo reaccionario, el alcalde deSalamanca ofende a todos los salmantinos que queremos simplemente vivir con dignidad en una ciudad culta, próspera y libre, que ojalá fuera conocida en el mundo por tener un ambiente liberal, cosmopolita y moderno, no por ser la cueva donde habita todavía lo más negro de lacarcunda.

Severiano Delgado es historiador y bibliotecario de la Universidad deSalamanca

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar