No tener secretario causa problemas legales en un 70% de las pedanías

13 ene 2013 0 comentarios

Diario de Burgos, 13/1/2013.- La Federación Independiente de Entidades Locales Menores calcula que alrededor de un 70%de las pedanías de la provincia tienen problemas legales al no poder contar con la colaboración y el trabajo del secretario del municipio al que están adscritas. En unos casos porque estos están desbordados y, en otros, porque se niegan a atender a las entidades locales menores. Esta situación ha causado trastornos de mayor o menor importancia durante lustros, pero hasta que el Gobierno no ha dicho que las entidades que no tengan las cuentas al día se arriesgan a desaparecer, no se ha prestado atención a este problema. Y, de hecho, desde que  el temor a ser absorbidas por el municipio de cabecera empezó a cobrar fuerza a finales del pasado verano, la Diputación ha recibido una avalancha de solicitudes para el programa de apoyo contable, de las cuales ya ha admitido 280 y hay otras dos pendientes de tramitar. En todos los casos, se trata de asesoramiento para la elaboración de los presupuestos.
Cada una de las entidades locales menores de un municipio debería contar con el sello y firma del secretario del municipio para todos los asuntos oficiales: desde el presupuesto anual hasta el reparto de suertes de leña. Sin embargo, no siempre es así o, mejor dicho, casi nunca es así. De hecho, el portavoz de la recién constituida Federación de Entidades Locales Menores y alcalde pedáneo de Lodoso (perteneciente a Pedrosa de Río Urbel), Óscar Alonso, explica que el principal problema es que «alrededor del 80% de las pedanías se llevan mal con su municipio». Esta falta de entendimiento, al final se traduce en problemas de índole administrativo como los que ahora han quedado al descubierto. Así que, al no poder contar con el secretario municipal por un motivo u otro, las alternativas que les quedan a los pedáneos son hacer ellos el presupuesto y llevárselo a firmar al secretario, algo que no siempre hace dado que no ha elaborado el documento; o, también, pagar a una gestoría para que elabore el documento y pedirle al secretario que lo firme. «Los problemas con el secretario obligan a que hagamos nosotros los presupuestos y, de las más de 600 entidades locales menores que hay en Burgos, no sé si los harán 50, igual son muchas. Y se lo llevas al secretario y puede no firmarlo», explica Óscar Alonso. De ahí que, una vez que el Gobierno ha pedido actualización en las cuentas, han sido muchos los que han recurrido al Servicio de Asesoría a los Municipios de la Diputación.
Fuentes del organismo provincial señalaron que, en el momento en el que surgió la asociación de pedanías, empezaron a llegar las peticiones de licencias para el programa de contabilidad en este servicio que, no obstante, también asesora y colabora en otras cuestiones jurídicas, urbanísticas o relacionadas con cualquier otro procedimiento administrativo. «Si no hemos rendido cuentas hasta ahora es porque nadie nos lo ha pedido, no porque no quisiéramos o porque no tuviéramos ingresos», apunta Alonso.
ingresos. La situación económica y legal de las pedanías nunca ha estado muy clara porque se establece que dependen económica y administrativamente del municipio de cabecera, pero no se especifica con detalle cómo ha de ser esta relación. Así, por ejemplo, todos los ingresos que reciben las entidades locales menores en concepto de Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), Impuesto de Actividades Económicas (IAE) -más cuantioso a medida que se instalan más parques eólicos- el Impuesto de Transmisiones o por el número de vecinos empadronados se remite al municipio principal, pero los responsables de los pequeños núcleos lamentan que luego no revierte en sus pueblos en la misma cantidad. Y que luego no cuentan del mismo modo para resolver problemas legales como pueda ser, por ejemplo, el de los secretarios. «Yo calculo que alrededor de un 70% de las pedanías han tenido algún problema por la falta de secretarios», recalcó Alonso destacando que, en algunos casos, ha llegado a haber denuncias formales. «Y también es cierto que hay veces en las que, aunque quiera, el secretario no tiene tiempo para hacer los presupuestos de todas las entidades que le corresponden», aclaró el alcalde de Lodoso.
Por el momento se les han exigido solo las cuentas del año pasado, pero en un momento dado se llegó a elucubrar que el Gobierno reclamaría la actualización presupuestaria de los cuatro años anteriores. «Esto se nos dijo de palabra, pero por el momento nadie nos ha confirmado nada por escrito», matizó el presidente de la federación. Fuentes de la Diputación Provincial destacaron que, aunque no tengan las cuentas al día, no está previsto que desaparezca ninguna entidad local menor.

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar