os opositores a la Lada-Velilla aluden que el 85% de la energía de León se exporta

19 feb 2006 0 comentarios

La asociación Bodón organizó ayer en León un nuevo acto para protestar contra la propuesta de Red Eléctrica Española y del Ministerio de Industria de construir un línea de alta tensión que atraviese la montaña central leonesa. En la cita informativa participaron el profesor de Económicas de la Universidad de León, Julio Lago, y el profesor de Microbiología de la Universidad de Oviedo, José Luis Caso, que buscaban «manejando la información de la propia Red Eléctrica, aportar argumentos económicos y eléctricos para demostrar que esta línea no es necesaria» según apuntaba el propio Lago.Entre los datos facilitados por los dos profesores durante la conferencia, hicieron especial hincapié en que ahora mismo hay un superávit de potencia en España que no justificaría la colocación de este tendido, «el sistema eléctrico español tiene una potencia instalada que supera en un 70% la demanda de kilowatios» explicó Lago, que añadió que en la actualidad existen «suficientes reservas y margen de cobertura para poder atender sin ningún tipo de peligros el suministro». Además puso de manifiesto que tanto León como Asturias son exportadoras de potencia hacia el resto del país y aclaró que en el caso leonés «alrededor del 85% de la energía que produce» sirve para suministrar a otras zonas de fuera de la provincia, algo que, para Lago, demuestra el «enorme sacrificio» que realiza tanto la provincia leonesa como Asturias, que exporta cerca del 50% de la energía que produce.

Estos datos, para la asociación, desmontarían los argumentos de Red Eléctrica que alude a «la supuesta necesidad y a infundir temores de que puede haber cortes del suministro». Según el profesor Lago las únicas razones por las que REE quiere colocar la línea «son económicas y mercantiles y no de atender las necesidades de los ciudadanos».

Razones similares apuntan desde la zona asturiana para rechazar el trazado. José Luis Caso destacó que «se quiere multiplicar por cuatro la capacidad de producción eléctrica de Asturias, buscando implantar entre 15 y 20 nuevos grupos generadores, que se sumarían a las cinco centrales térmicas de carbón que ya existen, algo que es una barbaridad y una desmesura, teniendo en cuenta que no hay ninguna necesidad real» . Para Caso de lo que se trata realmente es de «un gran negocio para los grupos generadores y para la propia Red Eléctrica» y pone como ejemplo «que pronto se va a implantar incluso una empresa irlandesa de producción».

Este corredor eléctrico precisaría la instalación de torres de 60 metros de altura, equivalentes a un edificio de 20 pisos, situadas cada 400 metros y a lo largo de 120 kilómetros, algo que según Lago significaría «un impacto brutal sobre el territorio que sería la ruina para esa zona, teniendo en cuenta además que son zonas que están apostando por los recursos naturales y por el turismo rural».

A la cita de ayer, en la que sí estaban los responsables de la UPL, no acudieron ni representantes de Red Eléctrica, ni de las administraciones de Castilla y León ni Asturias, a pesar de estar invitados. Además tan sólo asistió uno de los alcaldes de la zona afectada, el de Villamanín.

http://www.salvemoslamontanaleonesa.info/

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar