Poema en llionés del XVII

29 ene 2012 0 comentarios

Durante los siegros XVII y XVIII foi frecuente l´usu de diferentes llinguas peninsulares en celebraciones y actos conmemorativos de la monarquía española (nacimientos, coronaciones, visitas reales, etc.), y n´outras ceremonias relacionadas especialmente cona relixón o con acontecimientos políticos y militares d´importancia. Muitas veces este cultivu facíase no contestu de xustas poéticas nas que concurrían y se premiaban las meyores composiciones en castellanu, llatín, griegu y, como apuntamos, na llingua autóctona del llugar del eventu lliterariu. No dominiu llingüísticu astur-llionés está comúnmente aceptáu que la primer composición d´autor coñocíu ye un poema dedicáu a Santa Olaya, d´Antón de Marirreguera, que ganóu en 1639 un certame poéticu celebráu n´Uviéu.

Sicasí, nel antiguu Reinu de Llión hai constancia de la esistencia de testos poéticos na llingua autóctona n´ocasiones como las mentadas, y hasta tenemos la referencia d´una poesía d´autor coñocíu anterior a la famosa composición regueriana, ye la obra titulada «Redondillas» de Manuel de Herrera Gallinato que tamién ganóu un premiu no certame lliterariu convocáu na ciudá de Salamanca a la meyor poesía en «estilo sayagués», celebráu con motivu del nacimientu en 1629 del príncipe Baltasar Carlos, fiyu de Felipe IV. Esta poesía en sayagués, de 96 versos y escasa calidá lliteraria, foi publicada en 1630 no llibru «Fiestas de la Universidad de Salamanca al nacimiento del príncipe don Baltasar Carlos García Domingo…». José de Lamano y Beneite recuperóu este testu na antoloxía qu´axunta en «El dialecto vulgar salmantino» (Salamanca, 1915), anque tacha de pura invención la llingua na qu´está redactada la poesía, al contrariu que Ramón Menéndez Pidal que na sua obra «El dialecto leonés» empondera la composición diciendo: «Una especial fidelidad [a la fala popular] procura Don Manuel de Herrera Gallinato en la poesía compuesta para el certamen que se celebró en la Universidad de Salamanca en 1630, con motivo del nacimiento del Príncipe Baltasar Carlos». Menéndez Pidal precisamente opón esta poesía a las milenta composiciones «sayaguesas» que nada tienen que ver cona fala llionesa.

De Gallinato tamién ufiertanos la primer referencia descriptiva del idioma llionés nun cometariu que reproduz José Lamano y Beneite: «¿Qué lengua es la que llamamos sayaguesa? La lengua naturalmente llamada sayaguesa, consta de cuatro lenguas: latina, antigua de las Partidas del Rey Don Alonso, portuguesa y castellana. Verifícase en algunos vocablos, como en este nombre hijo, que ni dice filius, como el latino, ni fijo, como el antiguo, ni fillo, como el portugués, ni hijo como el castellano; sino tomando de todas y huyendo de ellas, dice fiyo, usa de ípsilon en vez de ijota, y esto en casi todas las ocasiones; tiene nombre particulares, en cuya derivación se gastará mucho tiempo, como emportar, escaminar, huron, fueron, esguetar, es huyr; socato es imaginación; oreta es pensamiento y otros algunos a este modo; es muy copiosa y antes difícil es su composición de versos: el que con más afecto de rusticidad la leyere, le daría la gracia de que ella consta. Esta, y no otra, es la natural lengua: porque la demás, es labradora y no sayaguesa (…)»

Hai que se descatar de que´l testu trescritu denota una cierta conciencia de diferencialidá entre la fala popular qu´él describe y los romances vecinos como´l portugués y el castellanu. L´análisis comparativu que realiza Gallinato tomando como referencia la palabra llionesa «fiyo» nun tien desperdiciu: asina, estamos ante una «lengua» que nun ye llatín, l´idioma matriz de todos los romances, nin portugués, pero tampouco ye castellanu, nin modernu nin antiguu. Outra miente, la denominación de sayagués remítenos al llinguaxe artificiosu utilizáu na lliteratura castellana del XVI y XVII, pero esa denominación tamién escuende, n´escritores como Lucas Fernández, Juan del Encina y el propiu Gallinato, una realidá llingüíst ica popular y real, la llionesa de Salamanca y Zamora como ya confirmara María Josefa Canellada cuando señala nel entamu de la sua edición de las «Farsas y Églogas» (Madrid, 1976) del salmantinu:

«Lucas Fernández transplanta aquella indecisa habla rústica a un clima dialectal vivo, el leonés. Es el momento de pleno vigor y logro del tantas veces llamado lenguaje y estilo sayagúes».

En muitos aspectos la composición de Gallinato arímase más al llionés faláu que las composiciones de Lucas Fernández o Juan del Encina, anque ensin renunciar a un cierta reellaboración escrita d´esa llingua.

Las «Redondillas» de Gallinato son la prueba d´un cultivu de la nuesa llingua, anque marxinal y minoritariu, asemeyáu al constatáu en Galicia o n´Asturias, al menos na ciudá de Salamanca y venceyáu a la sua Universidá, y evidencia la propia pervivencia del idioma nesa ciudá y na sua contorna no XVII. Lamano indica que yera habitual que nos certámenes lliterarios salmantinos concursaran obras en sayagués; la localización y estudiu d´estas, pol momentu inéditas, composiciones sayaguesas ye unu de los llabores necesarios pa coñocer meyor la historia lliteraria y social del romance astur-llionés nuna de las suas páxinas más escuras que tien amás l´interés d´enllazar conos nicios de la lliteratura asturiana como apunta el profesor de la Universidá d´Uviéu Xulio Viejo: «(…) l´asturiano-lleonés, relegáu sociolóxicamente dende dos sieglos atrás va topar una de los poques canales d´espresión lliteraria naquellos años: una llinia un tanto aborronada, poco estudiada y quiciabes abondo incomprendida, que xuntaría les citaes composiciones sayagueses, entá bien estimaes nel redol universitariu de la Salamanca del XVII (onde se localizaben per aquellos años ciertos manuscritos requerianos) cola bayurosa tradición de villancicos d´asturianos (…)».

Veleiquí las seis estrofas iniciales de la obra, d´esaltación imperial, escarniu de los enemigos de la Corona española y entamu de la descripción de las fiestas pol nataliciu principescu:

Señor Ry Dios vos mantienga
Y a ñuesa Ryna a demas
Pues que tal fiyo ños das
Que sigros de vida tienga.
Verés ya como ño escapa
Nin Turco, nin lluteriano,
Porque empues que´está crestiano
Muy huerte boraco tapa.
Ño habrá Moro que ño estripe,
Hey quí que esguetando van
Que todos tembrando están
Del cachorro de Helipe.
Gran regociyo fará
en la Corte vuesa yente,
mas buen rey paraime miente
ñel regociyo dacá.
Ño ha quedado, ño pardius,
En Fayago, Fayagués
Que ño vos faga entremés
Porque vus llu guarde Dius.
La ñobre ñiversidad
Della vuesa Sallamanca
Ño vos anda endebre y manca
Que, Pardius, ballente está.
(…)

Fuente: J. J. Cano Echebe para el Diario de León

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar