PP y PSOE se alían en las Cortes y evitan que el Estatuto admita la segregación de León

13 sep 2006 1 comentario

El Estatuto de Autonomía pasó ayer su primer trámite ante el pleno de las Cortes: su toma en consideración, a la que sólo se opusieron los dos procuradores leonesistas con representación en las Cortes. Pero mientras el texto de la reforma fue calificado por los portavoces del Grupo Popular y del Grupo Socialista, José Antonio de Santiago y Ángel Villalba, como un Estatuto «de los ciudadanos», los leonesistas Joaquín Otero y José María Rodríguez de Francisco —representantes de la UPL y el PAL— cargaron contra él, pidieron su devolución y exigieron un referéndum sobre León.La toma en consideración del texto para su debate en comisión contó con el apoyo de 79 procuradores del PP y PSOE, 97,5 por ciento, mientras que los dos integrantes del Grupo Mixto lo hicieron en contra. Un parlamentario no asistió a la sesión.

Sobre el papel de León, el representante del PP indicó que el texto «tiene vocación de perdurar» e insistió en su capacidad para reforzar las señas de identidad de la Comunidad. «Nunca antes nos habíamos definido como una comunidad histórica, sino como una suma de provincias», explicó De Santiago, quien resaltó también el hecho de constituir el origen de la «nación española», al tiempo que hizo hincapié en que el texto no sólo efectúa un reconocimiento de los hechos diferenciales de Castilla y León respecto de otras comunidades, sino de las propias diferencias en el seno de la Comunidad, si bien quiso dejar claro que «el reconocimiento de las peculiaridades no impugna el hecho de que Castilla y León sea una única Comunidad».

Villalba, por su parte, mostró su satisfacción por el contenido de la reforma «como leonés, como castellano y leonés y como socialista». En este sentido, recordó que su partido ya había apostado en 2003 por modificar el texto de 1983 e hizo una mención especial a la consideración diferencial del Reino de León que figura tanto en el preámbulo como en el articulado de la propuesta.

El dirigente socialista defendió el nuevo estatuto porque «nos afirma como Comunidad, al reconocernos explícitamente como una Comunidad Histórica, esto es, como un pueblo diferente, con una historia y un proyecto de convivencia y una identidad lingüística y cultural propia». Además, explicó que se demuestra que «la España plural es posible» porque se puede reformar «sin dramatismos» y porque impide que haya Comunidades de primera y de segunda, y eleva el techo competencial hasta lo que permite la Constitución, especialmente, en materia fiscal.

Uno y otro defendieron el texto pactado entre ambos grupos, se agradecieron mutuamente el trabajo realizado y destacaron la importancia de lograr la gestión del río Duero a su paso por la Comunidad, sin duda la competencia de más envergadura a la que aspira Castilla y León. Por su parte, el procurador del Grupo Mixto, Joaquín Otero, calificó el texto de «chapuza» y aseguró que «valdría para cualquier territorio». Además de pedir un referéndum para León, el portavoz denunció el «férreo centralismo» que el futuro Estatuto mantiene para la capital, Valladolid, perjudicando a las ocho partes restantes.

Rodríguez de Francisco confiaba en que el PP ejerciera de «reserva espiritual política» y que no terminara «haciendo la ola con el PSOE». Al igual que su ex compañero filas, el procurador pidió un referéndum para León y denunció que al Estatuto sólo se le darán «unos toquecitos a espaldas de la sociedad para que se quede todo como está». Finalmente, la toma en consideración del Estatuto se aprobó con los votos a favor de PP y PSOE y la oposición de los procuradores del Mixto.

En su turno de dúplica, José Antonio de Santiago insistió en que los dos procuradores leonesistas no representan a toda la sociedad leonesa y reprochó a Joaquín Otero su ausencia de los debates previos a la reforma estatutaria y su «desconocimiento de la historia» ya que respondió: «Castilla y León no era una Comunidad política hasta 1978, como Cataluña y La Rioja, pero ya lo era histórica y cultural». El portavoz popular recordó a Rodríguez de Francisco que la capacidad de convocar referéndum reside en el Gobierno central y le explicó que la imposibilidad de presentar un proyecto alternativo está recogida en el reglamento de la Cámara, que recibió el voto favorable del propio José María Rodríguez de Francisco, Por su parte, Ángel Villalba apeló a argumentos históricos para defender la unión de León y Castilla, tal y como ha ocurrido desde 1230, según dijo. En este sentido, recordó que leoneses ilustres, como los Guzmanes, participaron en hechos claves como la Batalla de Villalar y que durante todo el siglo XIX y XX los intelectuales, políicos y pensadores pensaban en una comunidad en torno al Duero con intereses económicos comunes. «Así lo pensaban también los más de 200 concejales y diputados que votaron este proyecto de Comunidad», insistió Villalba, quien se mostró convencido de «estar haciendo historia» y concluyó con una frase de Anselmo Carretero, «defensor de Castilla en el mundo y el mejor historiador del País Leonés», en la que expresó: «Somos lo que fuisteis y seremos lo que sois».

La crítica al proyecto llegó de la mano de los dos parlamentarios del Grupo Mixto y tuvo un carácter leonesista. Así el secretario general de UPL; Joaquín Otero, acusó a los grupos mayoritarios de «desaprovechar una ocasión histórica para rectificar errores», entre ellos la propia constitución de la Comunidad o la posibilidad de lograr una mayor inversión pública del Estado, como ha hecho Cataluña. Frente a ello, dijo, han hecho «una chapuza» ya que el preámbulo –donde se recoge el carácter singular de León- es «más propio de un tratado de historia que de un texto legal». «Las deficiencias del preámbulo se convierten en falacias en el texto como decir que Castilla y León es una Comunidad histórica si sólo tiene 23 años de historia», abundó el parlamentario, quien reprochó también que el texto «traicionar el espíritu del legislador de 1982 que se amparó en razones de Estado para conformar esta Comunidad con dos regiones». Otero, quien había criticado que la toma en consideración del Estatuto no se produzca en un pleno monográfico, anunció la presentación de una enmienda a la totalidad al texto ya que «no recoge el derecho de una parte de la Comunidad a constituirse en autonomía». «La soberanía reside en el pueblo, pero parece que es en todos menos en el de León porque no ha podido decir si quiere o no constituirse en autonomía», añadió. La otra intervención crítica llegó del procurador José María Rodríguez de Francisco, también leonesista, quien acusó a PP y PSOE de pretender hacer una reforma «rápida y oscura» y «a espaldas de los ciudadanos», al tiempo que criticó que no se convoque un referéndum en León sobre la pertenencia a la Comunidad «porque saben que saldría el no» y llegó incluso a decir que los parlamentarios leoneses de los partidos mayoritarios respaldan esta postura. Rodríguez de Francisco reprochó también a la mayoría que no le dejen presentar un proyecto alternativo para su debate.

1 Comentarios

  1. benaventanu, el 13/09/2006 a las 10:00:34 , #270

    Joer!! Estoy abrumado de leer tanta sandez e ignorancia junta de estos politicuchos, que es lo que son. Ya lo he dicho otras veces, “la ignorancia es la felicidad de los tontos”.

    El comentario de De Santiago es que ya es increíble, “resaltó también el hecho de constituir el origen de la «nación española»”. Y digo yo, la Corona de Aragón o el Reino de Navarra no contribuyeron ni hicieron nada en hacer esa España. Hasta de Portugal se podía decir algo, ya que fue durante más de un siglo administrada por los Austrias. Resumiendo, que este hombre (como la gran mayoría de los políticos), de historia sabe mas bien poco, o nada, o lo poco que sabe, lo tergiversa y lo cuenta a su manera por puro interés partidista.

    El de Ángel Villalba no tiene que envidiar en estupidez, “mostró su satisfacción por el contenido de la reforma «como leonés, como castellano y leonés y como socialista».” A ver, a ver, como es eso de ser “leonés”, y a la vez “castellano y leonés”??? Es que es de dos sitios distintos del País Llïonés, y por eso es un leonés al cuadrado? O es que tiene antecesores de familia de Nuevo León, (uno de los estados de México). Estas cosas son muy estúpidas la verdad.

    En Serbia y Montenengro, cuando eran un solo estado, jamás se hicieron llamar serbomontenegrinos a los que allí viven, a los que viven en Montenegro, montenegrinos, y a los que viven en Serbia, serbios. No por estar unidos administrativamente quería decirse que su pueblo fuera “único” y homogéneo. A nadie se le ocurrió la majadería de decir que un paisano de allí se le llamara “serbio y montenegrino”.
    Al igual que aquí, por norma general no existirá alguien “extremeño y andaluz”, “gallego y asturiano”, “castellano y leonés”, … , cada uno es de un sitio, de dos ya sería un duplicado de personalidad, quizá un clon, jajaja.

    Tanto tiempo luchando (a nivel autonómico) porque dejaran de llamarnos “castellanos”, o “castellanoleoneses” o “castellano-leoneses”, para que ahora nos llamemos “castellano y leoneses”. O mejor aún, en el caso de cualquier mujer, a la que llaman “castellano y leonesa”, jajaja, (es leonesa, pero con un toque varonil castellano, jajaja, es para reirse de los ignorantes que llegan a ser).

    Hablando ya bien, y sin erratas, refiriéndose al conjunto, si se puede decir “castellanos y leoneses”, “leonesas y castellanas”, pero yendo al individuo, se podrá decir, “castelllano”. “leonés”, “leonesa”, “castellana”.

    Objetivamente, y creo sinceramente que es lo correcto para definirse a los habitantes de esta autonomía. Pero ya sabéis, los politicuchos seguirán haciendo y deshaciendo a su antojo, sin que les importe un correcto uso de la historia y de la gramática castellana.

    Mientras tanto, seguiremos luchando y anhelando que un día para referirnos a nuestro cojunto autonómico podamos decir “llïoneses” o “llïonesas”.

    Un saludu collacius!!
    PD: si no se escribe así, perdonad

    PULU NUESO FUTURU AUTOGOVIERNU, PUXA PAÍS LLÏONÉS LLÏBRE!!!

    Responder

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar