REBUZNOS DESDE VILLALAR

23 abr 2006 0 comentarios

Uno lee la prensa de hoy (23 de abril), y no puede menos que exasperarse y/o esbozar una sonrisa irónica anta la cantidad de sandeces que salen por la boca de los prebostes de esta comunidad(?) autónoma. Todo son proclamas de llamamiento a la unidad, a que los ciudadanos nos sintamos orgullosos de pertenecer a este engendro, etc. Cuando más gracia me hacen nuestros políticos es cuando aducen razones “históricas”, porque es entonces cuando demuestran el nivel cultural del que carecen.Veamos algunos ejemplos:

* El inefable Juan José Lucas, ex-presidente de la junta, en La Crónica El Mundo: “El vicepresidente segundo del Senado, Juan José Lucas, defendió que Castilla y León es una «comunidad histórica» y no necesita «recurrir a méritos, como otras». «Castilla y León no aspira a ser nación aunque es una Comunidad que ha hecho España y desde España ha hecho la mayor gesta de la humanidad si excluimos el nacimiento de Cristo: conquistar el Nuevo Mundo». Caramba. Ahora resulta que América fue descubierta en 1983. Porque fue ese año cuando se fundó esta autonomía. ¿No sabía usted que Castilla y León no existió nunca hasta esa fecha? ¿No querría usted decir que fue la Corona de Castilla (que incluía los Reinos de Galicia, León, Castilla, etc.) la que descubrió América? Hay todo un abismo histórico entre ambas afirmaciones. En fin, unas declaraciones plagadas de anacronismos gravísimos.
* María Jesús Ruiz. La vicepresidenta primera de la Junta.«Nunca hemos reivindicado diferenciación de otras comunidades porque siempre hemos sido conscientes de nuestra historia y devenir». «Hoy es un día para reivindicar nuestra razón de ser como Comunidad, del orgullo de pertenecer a esta tierra». ¿Es usted realmente consciente de “nuestra historia y devenir”?¿Es usted consciente de cómo se impuso a León esta comunidad autónoma? Porque esa historia y devenir sólo puede retrotraerse 23 años… ¿O estaba usted pensando en anacronismos del estilo de los del señor Lucas?
* IU. El coordinador regional de Izquierda Unida, José María González, destacó que el discurso tiene el valor de haber reivindicado «sin decirlo» la deuda histórica. González recordó que su formación asegura «permanentemente» que la Comunidad «no puede seguir avanzando» si no se consigue que el resto del Estado reconozca «lo que ha dado Castilla y León». Y yo me pregunto ¿qué ha dado Castila y León al resto del Estado? ¿Qué deuda “histórica” puede tener el Estado con una comunidad acuñada en 1983? Otra cosa es que habláramos de la deuda histórica con el Reino de León, y con el de Castilla. En todo caso son DOS deudas históricas, señor mío.
* Dejo para el final a Juan Vicente Herrera, el presidente de la comunidad(?): Entre sus palabras, pronunciadas en una solemne escenario, el Monasterio de Santa María de Valbuena, durante la entrega de los Premios Castilla y León, se repetía una, orgullo, que el presidente pronunció hasta en siete ocasiones. «Orgullo por nuestro pueblo, nuestra lengua, nuestras costumbres y usos, nuestro patrimonio, historia, paisajes o instituciones es el primer paso para sentirse orgulloso por toda Castilla y León», aseguró Herrera ante los invitados que ocupaban la iglesia del monasterio, público al que arengó pidiendo «amor propio para que Castilla y León ocupe el lugar que le corresponde en España y en el mundo».Fue una intervención con referencias al rico pasado que convierte a Castilla y León en «comunidad histórica» con «rotundidad», pero con las claves del futuro más próximo. Hay un refrán que viene de perlas para este discurso: dime de qué presumes, y te diré de qué careces. Pues bien, yo me siento muy orgulloso de la historia, de las costumbres, y de las lenguas (llinguas) de mi Pueblo, que es el leonés, y que está perfectamente identificado en el conjunto de los Pueblos de España. Y me imagino que el señor Herrera estaría muy orgulloso del suyo, que es el castellano, si sus predecesores no se hubieran sacado de la manga este engendro híbrido y mal hilvanado desde Valladolid con puntillas tan chapuceras.
* Por su parte el PSOE se instaló en la vaguedad y en cierta complacencia con el discurso de Herrera, así que no merecen mayor comentario.

Conclusión: Nuestros políticos prefieren seguir manteniendo que el emperador tiene un traje maravilloso en vez de reconocer que está en pelotas. Mientras sigan cerrando los ojos a la realidad, esta comunidad no tiene ninguna posibilidad de futuro. Y es que una autonomía sin identidad es un cadáver que sigue muerto por mucho que sus familiares se empeñen en decir que está vivo. Y gastarse el dinero público para sobornar a los doctores para que digan que mantiene constantes vitales tampoco ayudará mucho.

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar