Reflexiones de un leonesista (sobre España)

23 nov 2005 0 comentarios

En estos tiempos de Estatut, de naciones, países, estados, etc etc etc. Creo que es oportuna una reflexión al respecto.

Para ella, me basaré en un estracto del siguiente libro: “Javier Barraca Mairal-Pensar el Derecho”La Nación–> Es la relación a la identificación personal con un substrato de unidad compartido, basado en un territoio, una historia, una lengua, una cultura, etc.
La “nación” puede o no coincidir, en su alcance específico, con el Estado, de modo que existen, por ejemplo, Estados nacionales, pero también Estados plurinacionales, naciones desprovistas de Estado, etc.

Es evidente que España es plural, y quien diga lo contrario es que está muy ciego. Esto se debe a que España nació de la unión de los distintos reinos cristianos de la península en uno solo. Estos reinos tenían sus propias normas, su propia cultura, su propia lengua etc etc.

Los políticos castellanos, y evidentemente, los reyes castellanos, intentaron por todos los medios posibles expandir su territorio en base cultural, contar la historia a su manera, expandir su lengua, etc etc. Cosa que veo totalmente normal que conste, en los tiempos de centralismo, de absolutismo, y de dictaduras que no han parado hasta hace 30 años. Todo ello mirando siempre en busca de poder, y creyendo en la tesis de: “Lo mejor para el conjunto de España es homogeneizarla y así tendremos más fuerza” Esta tesis sigue hasta nuestros días disfraza del españolismo más arcaico. Pero bueno, es una idea y como tal se respeta. Luego cada cual puede o no compartirla. Yo creo más en la tesis de que si se reconocieran las diferencias y se respetara a cada pueblo, entonces sí podríamos hacer una España más fuerte.

Pues bien, esa expansión castellanizadora no afectó ni acabó con las distintas peculiaridades de muchos territorios: Cataluña, Vascongadas, Reino de León(en este caso en la franja occidental de León, Zamora y Salamanca aún perviven claros rasgos de ese pasado común (léase el “leonés”) y aún se siguen notando en zonas cercanas a las capitales, las grandes castellanizadas, rasgos no castellanos, no “españoles” ya que, no nos vamos a engañar, el españolismo siempre ha sido castellanismo, desgraciadamente no ha sabido conjugar de forma correcta las diversas culturas.), Galicia, Extremadura, etc etc.

Es por ello por lo que lo lógico en estos tiempos de democracia y respeto a todas las culturas y lenguas, es hablar de España, como un Estado PLURINACIONAL. Y todos los pueblos de España deberían tomar conciencia de ello y volver a sus raíces para poder empezar de cero y construir la UNIDAD desde la libre asociación entre todos, y la NO IMPOSICIÓN. Empezar a construir la NUEVA ESPAÑA, por muy fascista que parezcan esas dos palabras. Y que nos sintamos orgullosos de ser quienes soms y sentirnos orgullosos de que a través de la RAZÓN somos España. No através de la imposición.

También existe “la patria”, cuyo referente fundamental es la vinculación a un origen, en el sentido de patrimonio primigenio, fuente o principio, raíz inicial, cuna nutricia de lo propio.

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar