RIAÑO: Veinte años de un patrimonio demolido

18 dic 2006 0 comentarios

Video del desastre en http://www.youtube.com/watch?v=F-PlzIbxQ9Q
Artículo de Fulgencio Fernández aparecido hoy 18 de Diciembre de 2006 en La Crónica de León.Hoy hace veinte años. El 18 de diciembre de 1986 la Delegación Territorial de Cultura en León envió un documento al entonces Gobierno Civil y a la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) con una relación de elementos calificados como «edificios y objetos que deben ser necesariamente salvados por orden de importancia». De quien debían ser salvados era, evidentemente, de morir bajo las aguas del pantano de Riaño, mejor dicho, bajo la voracidad de las excavadoras pues este embalse no cubrió edificios que después pudieran mostrar sus entrañas cuando bajara el agua, como ocurrió en Luna o Vegamián (ver foto de esta misma página).
En aquellas fechas la lucha por salvar el pueblo era encarnizada. Otro grupo de gentes luchaba para que si no era posible la utopía se abriera camino la lógica y se salvaran los edificios y elementos de valor del patrimonio de la comarca. Gentes como Juan Carlos Ponga Mayo, el fallecido Luis Pastrana, Alejandro Valderas o David Gustavo López, entre otros.

Lograron que se confeccionara aquella lista, pero contemplarla ahora, veinte años después produce la desolación de ver cómo sus sugerencias acabaron en el fondo del pantano y una cierta esperanza de que algunos sí se salvaron y otros aún es posible hacerlo, como el palacio de los Allende, que permanece tirado piedra a piedra y todo parece indicar que cuando lo quieran montar van a faltar muchas piedras. «De todas formas, visto ahora, compruebas que algo logramos, que algo se salvó», confiesa Alejandro Valderas.

La lista. Aquella lista enviada a quienes podían salvar los edificios estaba encabezada por el puente medieval de Pedrosa del Rey; la portada de la iglesia de este mismo pueblo; la fachada del Palacio de los Gómez de Caso en Burón; el escudo de los Gómez de Caso, insertado en el exterior de la cabecera de la iglesia de Burón; una lápida historiada de una casa particular de Pedrosa. A ellos añadió la Comisión Territorial de Patrimonio la iglesia de La Puerta.

La realidad. Lo complicado del asunto es que cuando se tramitó el escrito algunos de los elementos a proteger ya habían sido demolidos por las máquinas, otros expoliados y algunos iban a seguir el mismo camino en muy pocos días.

El puente medieval de Pedrosa sobre el río Yuso se conservaba aquel 18 de diciembre porque lo necesitaban para realizar las obras del pantano, pero después murió bajo las máquinas, como el siguiente en la lista. El Palacio de los Gómez Caso de Burón porque en una enmienda posterior se permitió mantener una parte del pueblo, el barrio de arriba, y allí estaba el edificio. No corrió la misma suerte otro palacio, el de los Allende, que se encontraba en la parte del pueblo que arrasaron las máquinas.

La polémica. A aquella lista inicial se unieron posteriormente otros seis edificios: Cuatro eran precisamente de Burón: espadaña de la iglesia, Palacio de los Allende, casa solariega de los Allende y las escuelas; junto a ellas aparecían el puente de Bachende y la iglesia de Salio. La lista fue polémica, así, por ejemplo, Luis Pastrana criticó la inclusión de la casa de los Allende, «igual a otras muchas casas de la comarca», mientras se echaba de menos, por ejemplo, la nave mayor de la capilla de San Lorenzo, del siglo XVI.

Todo era complicado en aquellas fechas. Los que aparecían y los que debían aparecer iban cayendo bajo las máquinas y ante las interpelaciones llegadas desde León, el ministro Virgilio Zapatero respondía que «tenía gran interés por el patrimonio de Riaño», lo peor es que hacía meses que la mayor parte había ‘muerto’ bajo las máquinas.

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar