Salamanca acogerá el primer centro de coordinación de extinción de incendios regional

29 abr 2006 0 comentarios

La Junta de Castilla y León pondrá en marcha en Salamanca un proyecto piloto de creación de un Centro de Coordinación de los cuerpos de extinción de incendios. Así lo anunció ayer el consejero de Presidencia, Alfonso Fernández Mañueco, durante su visita a la capital salmantina con motivo de la realización de un simulacro de emergencia.
Mañueco explicó que el proyecto de creación de este centro piloto se llevará a cabo con financiación procedente de los fondos Interreg, por lo que señaló que «por muchos motivos, solo podía ponerse en práctica en Salamanca». En cualquier caso, tras su desarrollo y evaluación, el nuevo sistema se irá implantando también en el resto de las provincias de la región. El consejero subrayó que la apuesta por este nuevo centro responde a la política de la Junta de ‘fomentar al máximo la coordinación entre los distintos cuerpos y aprovechar los recursos disponibles en materia de protección civil y emergencias’.

Así, Fernández Mañueco destacó también que el Parque de Bomberos de Salamanca continuará siendo el que acoja ‘siempre un mayor número de cursos formativos de toda Castilla y León’. En este sentido, recordó que el parque municipal salmantino está dotado con unas instalaciones ‘que se encuentran entre las mejores de España’, no solo por contar con un espacio dedicado a aulas, sino por su torre de prácticas. Durante este año, el parque salmantino acogerá un total de 24 cursos de formación y especialización en los que participarán cerca de 300 bomberos.

El consejero de Presidencia realizó estas declaraciones en el transcurso de la celebración del simulacro de incendio y situación de emergencia que ha tenido lugar en Castilla y León para la coordinación y mejora del Plan Territorial de Protección Civil, Plancal. Un simulacro que tenía lugar en la antigua fábrica azucarera de Salamanca y en el marco de las sextas Jornadas Nacionales de Bomberos que tienen lugar estos días. En esta simulación participaron 60 bomberos que, según José Manuel Estévez, coordinador del simulacro, se encuentran entre ‘los mejores de todos los parques de España’. El simulacro pretendía analizar la coordinación de los recursos y efectivos de distintos cuerpos ante un accidente de grandes proporciones en una instalación industrial que teóricamente deparó un total de siete muertos y una treintena de heridos graves.

Al detalle

Un incendio en el circuito de resistencias de la antigua azucarera situaba los depósitos de la zona central a más de 80 grados alrededor de las diez de la mañana. Después, el incendio se propagaba por el depósito continuo y alcanzaba otros dos recintos. Mientras el humo y los gases tóxicos, simuladamente, se extendían por toda la fábrica, se ponía en marcha un importante operativo de emergencia.

La simulación incluía la activación del nivel de gravedad 2 del Plancal y la participación de efectivos sanitarios que montaron dos hospitales de campaña para atender a los heridos, de gran realismo gracias a la participación de alumnos del módulo de maquillaje del instituto Rodríguez Fabrés. El simulacro también hizo necesaria la participación del helicóptero del 112 para rescatar a dos supuestos heridos.

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar