San Miguel de Escalada vuelve a estar cerrado esta Navidad

24 dic 2006 0 comentarios

Si nuestros paisanos antepasados levantaran la cabeza… El plazo previsto para la apertura de San Miguel de Escalada expiró el viernes, pero sus puertas continúan selladas para el público. La Junta, no sabe no contesta ante las quejas airadas de Promonumenta. LEÓN.— Si nuestros paisanos antepasados levantaran la cabeza… El plazo previsto para la apertura de San Miguel de Escalada expiró el viernes, pero sus puertas continúan selladas para el público. La Junta, no sabe no contesta ante las quejas airadas de Promonumenta.

El silencio y la tranquilidad han vuelto a la villa leonesa. Los operarios de Decolesa, empresa encargada de llevar a cabo los trabajos, se marcharon el pasado martes. Ahora es el turno del tiempo, en el sentido de que hay que dejar que el hormigón se fragüe, y una vez conseguido pasar a colocar los tres altares a su sitio. Sin embargo el plazo que había fijado la Junta de diez días para abrir las puertas del monasterio concluyó ayer, y por descanso de personal es seguro que continúe cerrado al público al menos hasta el miércoles. Luego ya se verá si curiosos y viajeros pueden acceder al monasterio.

El delegado territorial de la Junta, Eduardo Fernández, confirmaba ayer su desconocimiento de la situación actual de San Miguel de Escalada. «No tengo ni idea, la previsión era para diez días pero a lo mejor se ha complicado algo y ha tenido que retrasarse». El representante de la Administración regional también hizo referencia al informe que emitieron los técnicos respecto a las causas del hundimiento del ara. «La humedad y el peso del altar, pero más lo segundo ya que cuando se levantó el suelo no se ha encontrado restos de humedad. Los drenajes funcionaron bien, pero el grosor del suelo era insuficiente».

Los cinco centímetros de solado se resquebrajaron hace quince días al no poder soportar los 300 kilos de uno de los altares del templo. Tres días más tarde la arquitecta de la Junta, Amelia Biaín, daba el pistoletazo de salida a los trabajos de reforma que consistían en levantar el suelo y colocar 15 centímetros de hormigón y otros cinco de mortero.

El presidente de Promonumenta, Agustín Suárez, también se pronunció sobre el estado de conservación de una de las ‘joyas mozárabes’ más importantes de España. «La zona románica está bastante solucionada. En cuanto al techo se ha saneado, pero la cubierta no se ha arreglado y está a punto de echarse a perder».

Si nuestros paisanos antepasados levantaran la cabeza…

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar