TRADICIONES Y COSTUMBRES LEONESAS EN PELIGRO DE EXTINCIÓN

26 nov 2005 0 comentarios

Desde que hace unos 20 años se constituyese (en contra de la voluntad de una parte mayoritaria de la población leonesa) la Comunidad Autónoma de Castilla y León y después de que a León Región se le prometiera (para tratar de convencer-engañar a sus habitantes) que sus señas de identidad, hecho diferencial, tradiciones, cultura y costumbres serían respetadas dentro del nuevo ente autonómico, el deterioro, el olvido y la aniquilación de todo los aspectos subyacentes a dicha promesa, son evidentes. Además de que, especialmente, las provincias de Zamora y León son hoy las más degradadas, despobladas y pobres del Estado, una larga serie de patrimonios autóctonos están desapareciendo o, al pasar a a ser en lugar de sólo leoneses, castellano-leoneses, han sufrido un deterioro y una adulteración indignantes. Sólo la provincia de Salamanca, parcialmente olvidada también en beneficio de madrileños, catalanes, andaluces y vascos como el resto de territorios, ha sabido resituarse en la nueva autonomía a base de traicionar y renunciar a sus raices a cambio de otros favores.

Por ejemplo:

LA LUCHA LEONESA un tipo de lucha muy arraigada en el País Leonés Norte que utiliza el campo abierto para celebrar sus “corros”, sólo sobrevive gracias al entusiasmo de unos pocos patriotas leoneses que, con pocas ayudas, trabajan para mantenerla viva.

EL MASTÍN LEONÉS, un maravilloso can de las montañas del norte que, con una personalidad excepcionalmente noble, tranquila y fiel, una belleza singular y una resistencia a prueba de nevadas de cuatro metros de altura, y que tiene mucho en común con la personalidad de los propios habitantes de León.

EL DIALECTO LEONÉS, otrora astur-leonés, muy arraigado durante el medievo y siglos posteriores, asentado con numerosas variantes en las zonas de montaña leonesas y zamoranas y que es ninguneado y obviado sistemáticamente por Valladolid en su afán unificador y pancastellanista.

LA PROPIA HISTORIA DEL ANTIGUO REINO, que al recibir nulos apoyos desde las manipuladoras instituciones autonómicas (ver las atrocidades de la Fundación Villalar) está indefensa y expuesta a todo tipo de agravios, adulteraciones y manipulaciones (de los propios castellanos y de gallegos, asturianos y desde el centro del Estado).

LAS FORMAS TRADICIONALES DE DESARROLLO AGRÍCOLA Y GANADERO en las montañas, especialmente, que sufren desprotección y desamparo por lo que están abocadas a la desaparición total.

LA ARQUITECTURA POPULAR leonesa, berciana, zamorana y charra, asímismo desprotegida y despreciada en beneficio de todo aquello que potencie y revitalice la centralidad pucelana.

LA PESCA Y LOS RÍOS TRUCHEROS de la provincia de León, paraíso de la pesca a mosca, con siglos de tradición que, al no poseer un sistema de protección adecuado, están perdiendo su valor mediomabiental y la esencia de las artes de pesca siempre utilizadas.

LA INDUSTRIA TRADICIONAL LEONESA Y LA MINERÍA, una de las más arraigadas con la asturiana en toda Europa, ya casi muertas después de ser aplicados los planes de reconversión castellanos, estatales y europeos que han logrado destruir una fuente de riqueza y puestos de trabajo esenciales para León.

LA AGRICULTURA A GRAN ESCALA DE LOS PÁRAMOS Y VEGAS, la remolacha y el lúpulo esencialmente, dos cultivos eminentemente leoneses que no reciben apenas apoyos por su “escaso interés” para la colectividad… En definitiva, una larga lista de tradiciones y costumbres destinadas a una desaparición inminente por lo que el ESPACIO VACÍO que dejarán tras de sí, será insuperable.

Y nos preguntamos ¿qué pasaría si, por razones políticas, estuviese a punto de desaparacer los castellets humanos en Cataluña, la cultura de los bersolari en el País Vasco, el flamenco en Andalucía, las industrias conserveras en Galicia, los Sanfermines en Navarra, la cultura de bandas de música en Valencia, la Lucha Canaria, las estaciones de esquí del Pirineo, los caballos de Jerez o la industria del vino en La Rioja? Apostamos a que nada, seguro que no.

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar