Un estudiu analiza la situación sociollingüística del norte de Lleón

26 abr 2006 0 comentarios

L’Academia de la llingua Asturiana tien p’asoleyar un estudiu sociollingüísticu nel que s’analicen les actitúes hacia l’idioma por parte de los habitantes de los 17 conceyos del norte de Lleón que s’inxerten nel dominiu llingüísticu astur-lleonés. Ente les conclusiones del estudiu, rescampla la esistencia d’una clara conciencia llingüística de falar una llingua diferente al castellanu y, al empar, la conciencia de que lo que se fala ye daqué mui asemeyao al asturianu, anque non lo mesmo.Ellaborada polos profesores Xosé Antón González Riaño y Xosé Lluis García Arias, la encuesta fízose a partir de 400 entrevistes a habitantes de toles edaes de los 17 conceyos del norte de Lleón qu’atiesten con Asturies, dende Candín hasta Posada de Valdeón. Los autores afiten que l’estudiu parte de motivaciones científiques dafechu, y que polo tanto fux conscientemente “de dar conseyos políticos o d’entamar procesos qu’atiendan a la política llingüística nel territoriu lleonés” y alvierten que la encuesta nun ha vese como una “inxerencia o intromisión na consideranza que los lleoneses tienen de la so llingua tradicional”.

Pasando a los datos del estudiu, ente los non estrictamente llingüísticos conséñase como los habitantes d’estos conceyos tienen un fuerte sentimientu de pertenencia a la so tierra, declarándose lleoneses un 66% de los entrevistaos, al empar qu’una gran simpatía por Asturies, como amuesa’l fechu de que’l 72% de los encuestaos declaren tener una mayor afinidá colos asturianos que con otres comunidaes vecines. Inda más, el 38% de los encuestaos camienten que’lfuturu de Lleón como comunidá pasa por una xuntura con Asturies, siguida a considerable distancia pola posibilidá de “Lleón solu” (28%) y, a más distancia, pola opción de Lleón con Castiella (21,5%).

Entrando nel terrén de la llingua, los habitantes de los conceyos del norte de Lleón amuesen na encuesta que son claramente conscientes de que poseen una llingua tradicional propia, anque nun tán d’alcuerdu en como llamala. El 18,5% refiése a ella como astur-lleonés, mientres que’l 15,7% quier falar más de castellán y el 15,5% de “pal.luezu” términu esti que namás cinca a la faza l.lacianiega y la so redolada. Otru 15,5% identifícala col términu “bable”, el 8,7% fala de “l.lacianiegu” y el 5% de “asturianu”. P’aclariase en medio d’esti marabayu de denominaciones, los autores del estudiu espliquen qu’apaecen diferencies estadísticamente significatives en función de la edá de los encuestaos, de mou que los nomes “bable” y “asturlleonés” son los preferíos de la xente más mozo, mentantu que’l nome “castellán” ye’l preferíu pola xente más vieyo, mandándose les edaes intermedies pol restu de categoríes de denomación como “asturianu” o “lleonés”, dalgo que lleva a los autores a pescanciar que la xente más mozo de la fastera nor-lleonesa “paez que sigue, pelo menos de lloñe, el procesu asturianu y d’ello surde daqué identificación con elli y nun tien prexuiciu a identificar la so fala col nome astur-lleonés, asturianu o, col más neutru, bable”. Sicasí, les semeyances que los encuestaos atribúin al asturianu y la so fala nun se traducen nuna unidá y el 50% de los encuestaos refuguen la esistencia d’una posible “unidá llingüística” col asturianu.

De cualquier manera, l’estudiu afita a les clares que pa los habitantes d’estos conceyos danse unes semeyances mui grandes ente la so fala tradicional y l’asturianu, al empar que-yos abulta que la so fala estrémase claramente del castellanu, pero lo que nun tienen claro ye que lo que falen constituya una llingua, y asina’l prácticamente un 54% refuga la consideración de la fala tradicional como llingua. Con too y con ello, conséñase un porcentaxe del 37% de persones favoratibles al estatus de la fala tradicional como llingua, dalgo que-yos llama l’atención a los investigadores, que ven “un datu sociollingüísticu indicativu” el fechu de que nel espaciu humanu lleonés, onde “nin les campañes en pro del idioma tradicional foron notories nin la terminoloxía al usu favoratible, nin l’emplegu social un afalagu, más d’un terciu de la xente considere llingua al so falar”.

No tocante a la pervivencia de la fala local como elementu de comunicación y como llingua materna, la encuesta amuesa unos datos con lluces y solombres, rescamplando como munchos de los entrevistaos pasaron de falar la llingua propia de neños a falar castellanu d’adultos. D’esta miente los entrevistaos atalanten qu’hai un peligru real de desanicie de la fala. Respective al futuru del idioma, la encuesta espeya como les persones encuestaes amuesen un sentimientu conservacionista, pero ensin marcase pola oficialización de la fala tradicional, anque si al favor de que se-y dea un índiz ensin determinar de “reconocimientu xurídicu”. D’otra manera, gran parte de los entrevistaos tán a favor de que se dea una collaboración con Asturies pa entamar midíes de Política Llingüística y tamién a favor de que se ponga la fala tradicional nes escueles. Una de les conclusiones más positives del estudiu ye que defende que nun hai estigma llingüísticu, siendo que la mayoría de los encuestaos nun percibe que la fala tradicional sía “falar mal”.

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar