Una nueva tromba de agua provoca el caos en Salamanca

17 jun 2006 0 comentarios

Los bomberos estuvieron toda la tarde achicando agua del interior de locales y garajes.Afectó al servicio sanitario. Catedral y Universidad no se libraron(yo tampoco me libré por supuesto. Tengo unas goteras prestosísimas xD )

Los bomberos estuvieron toda la tarde achicando agua del interior de locales y garajes
Los vecinos del Paseo de la Estación recogen firmas de los afectados por las inundaciones

La tormenta que descargó en el mediodía de ayer sobre la ciudad provocó el caos durante la media hora que se prolongó. El agua se acumuló en las principales vías de la ciudad, como el Paseo de la Estación -segunda vez que ocurre en lo que va de semana-, Torres Villarroel, San Pablo o la Vaguada de la Palma. Además, muchos locales y garajes se inundaron por el nivel del agua que corría por las calles.

Ante esta situación, los bomberos no dieron abasto para solucionar las múltiples inundaciones y que afectaron especialmente al barrio Garrido y a la zona centro. El Cuerpo Municipal de Bomberos continuaba al cierre de esta edición paliando las consecuencias de las fuertes precipitaciones y a pesar de que se había doblado el número de efectivos.

Algunos de los afectados, que volvieron a sufrir las consecuencias de una tormenta similar a la de la madrugada del jueves, comenzaron en la tarde de ayer a recoger firmas para hacer un listado de los daños sufridos.

Uno de los organizadores, el presidente de AESCO, Pedro Sáez, confirmó que a última hora de ayer “ya eran cerca de 200 firmas las que tenemos”. Según él, el objetivo de esta iniciativa es “unirnos para, a la hora de reclamar nuestras indemnizaciones por los desperfectos, no presentarnos con decenas de abogados o compañías de seguros”. “Una vez que reunamos suficientes firmas, las dividiremos entre los que han sufrido daños en sus vehículos, los comerciantes y el resto de personas que crean que esta situación, que ya vivimos hace 18 años y el pasado jueves, no puede repetirse”.

Afectó al servicio sanitario. El complejo hospitalario tampoco se libró de la tromba de agua. En el edificio Materno-infantil tuvo que desalojar varios despachos del ala sur de la planta cuarta por motivo de las goteras, según confirman fuentes hospitalarias.

La inundación de los sótanos del Clínico obligó a parar por motivos de seguridad la actividad de los servicios de Resonancia y Radioterapia, dado que el agua había afectado al cuadro eléctrico, según ratifican estas mismas fuentes. Esta avería afectó también al agua corriente, que estuvo cortada durante media hora. “El lunes estará todo solucionado”, subrayan estas mismas fuentes hospitalarias

TORMENTA PROTESTAS VECINALES

Entre el agua y el barro
“Como el Ayuntamiento no solucione el problema, tendremos que hacerlo nosotros”

“NO puede volver a ocurrir lo mismo que hace dos días”. “La imprevisión de los políticos es la culpable de que desde hace 18 años se sigan produciendo inundaciones en el Paseo de la Estación”. “Como el Ayuntamiento no solucione el problema, tendremos que hacerlo nosotros”. Esta es una pequeña muestra de las quejas de vecinos y comerciantes de las zonas afectadas por la tromba de agua, especialmente los que viven o tienen sus establecimientos en el Paseo de la Estación y las calles aledañas.

Las infraestructuras del alcantarillado y su mantenimiento son el objetivo de las críticas de los afectados. El trabajador de una zapatería era claro al respecto. “Desde hace tiempo ni el Ayuntamiento ni Aqualia están preparados para tormentas de este tipo. Ni siquiera se molestan en intentar cortar el tráfico para evitar que el oleaje que provocan los vehículos al pasar inunde más nuestros locales”.

El disgusto y la indignación eran evidentes entre los comerciantes. Algunos, como los trabajadores de dos tiendas de muebles no tenían tiempo para hablar, intentando mitigar dentro de lo posible los daños. Otros se tomaban un respiro, antes de seguir con sus escobas achicando el agua fuera de sus establecimientos. “Hace falta una mayor limpieza del alcantarillado” reclaman.

Otros de los afectados, incluso se aventuraban a aportar las posibles causas del problema. “Con la remodelación de la plaza de España, ésta ha quedado levantada unos 25 centímetros respecto al Paseo de la Estación, por lo que actúa de presa”.

La tormenta causó daños y desperfectos cuantiosos. Algunos incluso en sus vehículos como, por ejemplo, en un garaje del Paseo de la Estación, donde el agua casi cubría por completo una decena de coches. “Se cortó la luz cuando la puerta estaba abierta, así que el agua no tuvo problemas para entrar e inundar el garaje” contaba un vecino

Los más afectados fueron el barrio Garrido y la zona centro 400 personas sin luz en Robliza

La tormenta, además de las inundaciones, provocó que cerca de veinte mil salmantinos se quedaran sin luz en diferentes puntos de la capital. En total se produjeron cinco interrupciones del servicio eléctrico entre las 13.26 y las 14.13 horas que afectaron de manera especial al barrio Garrido y la zona centro.

Las tareas de reparación por parte de los operarios de Iberdrola permitieron que, en menos de media hora, 13.600 afectados recuperaran el suministro eléctrico, mientras que los otros 5.000 lo hicieron en una hora.

También se produjeron varias averías por la inundación de tres centros de transformación subterráneos situados en el Paseo de la Estación y las calles Nicaragua y Alfonso VI. Tras achicar el agua y secar la maquinaria, pudieron volver a ponerse en servicio.

El primero en poder ser reparado fue el transformador del Paseo de la Estación, a las 16.00 horas, mientras que los otros dos volvieron a estar operativos a las 17.30 horas. Los afectados por estas averías alcanzaron los 1.400 clientes, casi todos ellos del barrio Garrido.

En la provincia, una avería en una línea en Robliza dejó sin luz a cerca de 400 personas de esta localidad

Catedral y Universidad no se libraron

El agua inundó una capilla del templo nuevo y el crucero del viejo edificio; parte del techo de la biblioteca de la Facultad de Psicología se cayó, aunque no afectó a los libros ni a los usuarios

N I los viejos y emblemáticos edificios se libraron de la tromba de agua caída ayer en la ciudad. Al contrario, algunos no soportaron el exceso de agua y sucumbieron a sus efectos. Este fue el caso concreto de la Catedral y de la Universidad. En el principal templo salmantino la incidencia fue destacada. Especialmente en la Catedral Vieja, cuyo crucero fue testigo directo de los efectos de la tormenta. El agua no sólo traspasó la techumbre, sino que también caló la pared lateral y varias columnas. También algunas capillas de la Catedral Nueva se inundaron y fue precisa la intervención —a cubo y fregona— del personal del templo.

La Universidad tampoco se libró del temporal de agua. El Edificio de las Escuelas Mayores —Edificio Histórico— fue uno de los más afectados. Aunque la tromba de agua no afectó a la estructura, el patio central sí se inundó de agua —hasta 20 centímetros— ante la imposibilidad de los sumideros de achicar tanta agua. Algo parecido ocurrió en el patio de la Casa del Bedel.

Pero el mayor susto se produjo en la Facultad de Psicología. La acumulación de agua en alguno de los sumideros del tejado provocó la caída de varias placas del falso techo de la biblioteca del centro. Todo quedó en un susto. Los usuarios que en ese momento se encontraban en estas dependencias no se vieron afectados, tampoco los libros almacenados en este espacio. “Nos ha dado tiempo a retirar los libros y ninguno ha sufrido daño. Ahora los tenemos todos concentrados en un ala de la biblioteca”, comenta el decano de Psicología, José Carlos Sánchez García.

Esta eventualidad ha obligado a los responsables del centro a cerrar la biblioteca hasta la próxima semana. “Esperamos que el lunes pueda estar todo solucionado y que la biblioteca vuelva a prestar servicio”, afirma Sánchez García. También este día está prevista la visita del arquitecto de la Universidad. El objetivo no es otro que analizar la situación y solucionar los problemas de suciedad que presentan los canalones del tejado y que han sido los causantes de esta pequeña inundación.

Y como las desgracias no suelen venir solas, Psicología no ha sido el único centro universitario afectado por la tromba de agua. Las cubiertas de la Facultad de Farmacia también se vieron afectadas y registraron algunas goteras. Lo mismo ocurrió en la Facultad de Derecho y en el edificio FES. La Escuela de Enfermería tampoco se libró del pequeño temporal de agua. En este caso, fueron los sótanos los que padecieron una pequeña inundación.

Los detalles

Agua en la Catedral Vieja. Los matrimonios que celebraban sus Bodas de Oro en el templo, se vieron sorprendidos por unas goteras que bajaban de una de las columnas y de la parte central de la bóveda del lado izquierdo del altar. Fue necesario recoger el agua allí acumulada y colocar varios cubos bajo las goteras.

Capilla de la Catedral Nueva inundada. La capilla de Jesús Nazaret, cuya pared está contigua con la zona afectada de la Catedral Nueva, también se vio afectada por el temporal, encharcando la entrada a la misma. Varios operariosse emplearon en su limpieza

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar