Uno de cada cuatro habitantes que deja la comunidad lo hace desde León

16 ago 2006 0 comentarios

El 70% de los cambios de residencia que realizaron los leoneses fueron para ir a otra provincia
Madrid, Asturias, Galicia, Barcelona y las islas son los destinos preferidos
Un estudio del Instituto Nacional de Estadística revela que durante el pasado año más de 17.500 personas abandonaron León para vivir en otra provincia. A pesar de ello la sangría no fue tan amplia toda vez que 15.500 personas con residencia más allá de las lindes leonesas decidieron coger las maletas y afincarse en tierras del antiguo reino. A tenor de lo expuesto, el saldo total arroja una pérdida demográfica en León de 2.005 personas por cambio de residencia.

De los 2005 habitantes que se marchan de la provincia leonesa para residir en otra, 1.128 lo hace para cambiar de autonomía, esto es, el 57% de los que salen de León es para salir de la comunidad, mientras que el 27% de los que salen de la comunidad, son de León.

La cifra llama más la atención cuando se contrastan los datos en Castilla y León, y es que una de cada cuatro personas que traslada su residencia a otra comunidad es de León. Tanteando los números se observa que la provincia leonesa ganó durante el pasado año 5.152 habitantes por traslado de residencia y sin embargo el saldo total es negativo, ya que perdió 6.231 habitantes por el motivo antes detallado. A éstas cifras hay que sumar el cambio de residencia de los extranjeros que vivían en León y emigraron -2.924- y la de aquellos que viviendo en otra provincia se trasladaron a la capital del antiguo reino -1.998-. El saldo total es de 926 residentes extranjeros menos, lo que unido a los 1.079 españoles que se han marchado, deja la cuenta de pérdidas en 2005.

Castilla y León también pierde

Salvando la curiosa coincidencia del número de personas que cambiaron de residencia y el año en el que lo hicieron, hay que señalar que Castilla y León también sufrió perdida de población por éste motivo. De este modo mientras ganaba 80.650 nuevos residentes, perdía 84.805. La evidencia desvela que, al comparar los saldos totales de la provincia de León (-2005) y de toda la comunidad (-4.155), resulta que el 48% de las pérdidas de residencia de Castilla y León vienen cebadas en tierras leonesas, de lo que se podría deducir que una de cada dos personas que cambia de provincia en Castilla y León lo hace con León como punto de partida.

Preferencias de los leoneses

Los destinos elegidos con más frecuencia por leoneses para cambiar de residencia son Madrid -a la que se van 1.026 y de la que vienen 797- y Asturias -con 820 y 710 respectivamente-, ambas con saldo negativo respecto a León.

Otro de los destinos preferidos es Galicia, donde emigraron 759 leoneses. A Cataluña se trasladaron 551 -de ellos 426 a Barcelona-. Llama la atención el hecho de que las islas se erijan como uno de los destinos más solícitos, así a Baleares se trasladaron 241 personas, a Las Palmas 191 y a Santa Cruz de Tenerife 150. Hay que tener en cuenta también que entre Murcia, Alicante y Valencia se marcharon 410 leoneses.

Repasando las cifras totales se observa como León tan sólo ofrece un saldo positivo de idas y venidas con 15 de las 51 provincias de España, la mayoría de las cuales con un movimiento de población pírrico. Cabe señalar además que los leoneses hollan todas las provincias y que de todas las provincias vienen a León, eso sí, no en el mismo número que se van.

Dentro de la comunidad

Cogiendo como destino las ocho provincias restantes de la comunidad se obtiene que la más solicitada es Valladolid (352), seguida de Zamora (165), Palencia (129), Salamanca (128), Burgos (124), Segovia (31), Soria (31) y por último Ávila (18). De las ocho provincias León sólo ofrece saldo positivo con Zamora (+36), Palencia (+20), Segovia (+6) y Ávila (+16).

Además, hay que tener en cuenta que en León el total de cambios de residencia acaecidos suman 26.000 (17.500 para residir fuera y 8.500 para residir en la misma provincia leonesa), de este modo también se entresaca que dos de cada tres cambios de residencia en León durante el 2005 se hicieron para cambiar de provincia.

Como conclusión resulta que Castilla y León pierde residentes año tras año, que en comparación con otras comunidades es de las que más pierde (eso sin tener en cuenta el crecimiento vegetativo de la población) y que de los residentes que abandonan la comunidad para vivir en otras el 27% lo hacen desde León.
********
Francisco Fernández, portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, esgrime «la ausencia de políticas de empleo» como causa de la fuga de residentes. En cuanto a que éstos opten por comunidades como Madrid, Galicia o incluso las islas, Francisco Fernández entiende que lo normal es que la gente se desplace a zonas con más opciones de empleo por su mayor densidad industrial. En este sentido los socialistas exponen que el Ayuntamiento «no hace todo lo que tendría que hacer y sólo se dedica a poner paños calientes a la situación sin plantear de veras soluciones efectivas que anclen industria».
**********
Eduardo Fernández, secretario comarcal del PP en León, estima que el éxodo de residentes se ciñe «a la reconversión de los empleos ligados a sectores como el de la minería».

Los populares estiman que el saldo negativo de la provincia reside en la marcha de gente mayor, que una vez terminado su periodo laboral y libres del anclaje a su puesto de trabajo emigra a zonas en las que viven sus hijos o su familia. Eduardo pone como ejemplo la zona del Páramo, «de la que salen muchos residentes con destino al levante español en busca de mejor clima y familiares». (Toma explicación chorra!!!)
**********

Para Luis Herrero, portavoz de UPL, la situación tiene un responsable claro «en la configuración actual de la comunidad».

«Antes la gente no se tenía que marchar, sino que venían, pero los jóvenes se van en busca de las sinergias económicas donde poder desarrollar laboralmente las disciplinas que han estudiado», asegura Herrero.

«Nadie quiere abandonar sus raíces, pero lo cierto es que tal y como está la situación actual y lo que aún ha de venir es inevitable. Estudios como este son los que refrendan la razón de ser UPL. La estuctura de la autonomía atenta contra el desarrollo leonés», explica Luis Herrero, portavoz del partido leonesista.

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar