UPL convierte el debate del Estatuto en una guerra entre León y Castilla

13 sep 2006 1 comentario

La propuesta de reforma inició su tramitación parlamentaria con el apoyo del PP y del PSOE
De Francisco criticó que la reforma no recoja la posibilidad de segregación para la provincia.
El primer pleno del nuevo periodo de sesiones no pudo comenzar mejor. Total sintonía entre los dos grupos mayoritarios, PP y PSOE, en lo que a la reforma del Estatuto se refiere. Pero sólo hasta ahí
Como estaba previsto, el texto consensuado entre PP y PSOE para reformar el Estatuto de Autonomía de Castilla y León inició ayer su tramitación parlamentaria con el apoyo de ambos grupos parlamentarios, cuyos portavoces reiteraron ante el pleno de las Cortes los principales logros de la propuesta. Tanto José Antonio de Santiago Juárez, portavoz del PP, como Ángel Villalba, del PSOE, coincidieron en destacar el reconocimiento expreso que el texto hace del papel de León en la formación de la actual comunidad autónoma, de la comarca berciana y del leonés. Todo ello «no impide reconocer que Castilla y León es una única comunidad indivisible», subrayó el portavoz popular, mientras que Villalba se mostró satisfecho con la reforma «tanto como ciudadano leonés, como castellano y leonés y como socialista».

Sin embargo, frente a los 81 votos a favor de tomar en consideración la propuesta de reforma, los dos miembros del Grupo Mixto, Joaquín Otero y José María Rodríguez de Francisco, hicieron valer su peso parlamentario en contra. Si bien lo hicieron por separado, ambos coincidieron en criticar duramente esta reforma, a la que llegaron a calificar de «chapuza», ya que, en su opinión, va a dejar a los ciudadanos «igual o peor de lo que estamos».

Según ambos, la propuesta incide en los errores que existen en la actualidad, como es el hecho de no posibilitar un proceso de segregación ni un referendum para conocer la decisión de los ciudadanos leoneses respecto a seguir formando parte o no de la comunidad.

Asimismo, De Francisco recordó que el Parlamento autonómico le había «urtado» la posibilidad de presentar su propia enmienda de totalidad.

Ideas provincianas

En respuesta, José Antonio de Santiago-Juárez, quien instó a Otero a leer mejor tanto la reforma estatutaria como el propio texto de la Constitución, también le acusó de erigirse en único representante de los intereses de León, «cuando aquí hay otros doce procuradores que representan a esa provincia». «Usted vuelve a representar una vez más las viejas y rancias ideas provincianas», le espetó.

Por su parte, Ángel Villalba aseguró que la propuesta de reforma del Estatuto no sólo recoge el papel histórico de León sino que en todo el texto aparece con un «cuidado exquisito» la definición de Castilla y León.«Es una reforma que atiende a los problemas de Castilla y León y no los genera»

Que si un gran trabajo realizado, que si una gran participación, que si por fin Castilla y León se situará al nivel del resto de comunidades autónomas¿ Hasta Villalba, subrayó que, como leonés, también se sentía satisfecho con el texto estatuario que ayer inició su tramitación parlamentaria puesto que, por fin, se reconoce el papel de León en la constitución de la actual comunidad. Hasta ahí todo dentro del guión previsto. Lo que no se esperaba casi nadie es que los dos miembros del Grupo Mixto fueran a armar tanto revuelo antes incluso de que se inicien las verdaderas deliberaciones parlamentarias sobre el futuro Estatuto.

Para empezar, Otero había distribuido en todos los escaños la propuesta de Estatuto alternativo de su partido antes incluso de empezar el pleno. Y como el que avisa no es traidor, una vez que le llegó el turno de usar la palabra, Otero desmenuzó todas las lagunas e incorrecciones que, en su opinión, tiene el texto consensuado entre PP y PSOE, pidiendo el apoyo a su propuesta a todos los procuradores del hemiciclo y especialmente a los que, desde ambos partidos, representan los intereses de León. Y es que, según Otero, los catorce procuradores por León piensan igual que él, «el problema es que no pueden decirlo porque se quedarían fuera de sus listas».

Tras esta afirmación, y las esgrimidas por José María Rodríguez de Francisco, quien cuando menos habló de una reforma «perpetrada» para marginar, una vez más a la provincia, el debate acabó convirtiéndose en una especie de batalla histórico-filosófica entre León y Castilla. La cosa no hubiera pasado de ahí si el portavoz del grupo parlamentario popular, José Antonio de Santiago Juárez, no hubiera decidido atacar personalmente a Otero, instándole a acudir más asiduamente a las Cortes de Castilla y León, a lo que el interpelado respondió que a presencia, -parlamentaria se entiende-, no le gana nadie. Y si no, hagan cuentas señores, que lo mismo se sonroja más de uno.

Tras el pre-debate estatutario, el «buen rollo» PP-PSOE se tornó en lo de siempre: vuelta el PSOE a la crítica contra la política urbanística y sanitaria de la Junta, fundamentalmente; y vuelta el Ejecutivo autonómico a lanzar la pelota a Madrid. En medio de todo eso, los dos miembros del Grupo Mixto se dedicaron a dar estopa a unos y otros, puesto que al fin y al cabo, y después de haber estado clamando en el desierto, ésa es una de sus escasas prerrogativas.

Vamos, que lo que dijo De Francisco, qué iba a ser de estas Cortes si algún día llegara a fallar ese 2% que actualmente es el Grupo Mixto.

1 Comentarios

  1. benaventanu, el 13/09/2006 a las 09:23:58 , #269

    Cada vez es más caciquil esta autonomía en la vivimos. Tanto PP como PSOE hacen bien poco o nada por el pueblo al que representan, ya que, entre otras cosas, están muy controlados desde las respectivas ejecutivas estatales de cada partido.

    Y hablando ya de los “nuestros”, Joaquín Otero hizo referencia en el pleno a los 14 procuradores leoneses, y yo me pregunto, que pasa con los 18 restantes. Otra vez se vuelve a referir a la provincia de León, y no al Reino. Una vez más los políticos de la UPL se refieren a la provincia, y ya van unas cuantas. Si en las bases fundacionales de su partido político se habla de la región leonesa o Reino de León, porque no lo hacen cuando se refieren a los medios de comunicación?
    No se, pienso que les falta aun más agresividad, y luchar más por todos los llïoneses, no solo por la mitad de nosotros. El número de adeptos y llionesistas aumentaría a un ritmo mucho mayor.

    A pesar de todo, siempre estaremos los llïoneses para defender las continuas injusticias que se cometen en nuestra tierra. Nunca debemos rendirnos.

    PULA NUESA FUTURA AUTONOMIA, PUXA PAÍS LLÏONES!!!

    Responder

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar