Venti segundos no viaductu

11 may 2015 0 comentarios

Un cientu veces quedesti no retrovisor y sicasí, nunca nun quixi facer parada, nin caleyate, nin moyar los deos nas llágrimas que te cogüelman, na llenta escravina vestida pola rouca qu’ayeri resollaba ecos de sacrificiu, rutina, coraxe, inocencia.
Quiero cruzar a escape, ensin mirate, fuxir, pero los llazos d’una infancia arrapuzando’l verde qu’anguaño ye esmorecidu azul no qu’afogase nun deixan de tirar de min… y miro. Lluenxe, acolumbro la esguilosa güelga d’un crucero polos fiordos de la vergüenza, d’un domingu de risas y hule de cuadros, de güeyos bien abiertos, d’almiración, de flashes de turista; réditu de manufacturada naturaleza que nun llogra esterredar escuros murmurios d’un crime, nin engrasar rinchantes grayidos, nin amatar l’ecu xordu los güelpes, nin frenar eternos saltos al vacíu, nin malcumprir cicateiras promesas.
Ferida abierta que nun sanará, fermosa poma podre na que numás el simplayu finca’l diente, mal llembranza entafarrada con lladriyu, empedriáu y náutica hipocresía… outra vuelta quedesti no retrovisor.
Cuando salí de Riaño
llorando volví la cara,
adiós mi pueblo y mi valle
que se quedan bajo el agua…
Fuente: xairu.info

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar