Viggo Mortensen: «Para mí León será siempre el corazón de España»

14 oct 2006 0 comentarios

La Diputación y el Ayuntamiento homenajean al actor norteamericano por su continua defensa y difusión de la provincia
«Alatriste» reconoce su orgullo por el reconocimiento de los herederos del Viejo Reino
«La primera vez que vine a León supe que merecía la pena más allá de que me sirviera para conocer la provincia. Supuso una experiencia personal única, conocer el Viejo Reino y sus herederos». El actor norteamericano -emocionado tras el homenaje recibido de la Diputación y el Ayuntamiento de la capital- aseguró que seguirá volviendo a León cada vez que pueda. «Uno se acuerda y sigue volviendo. Para mí León será siempre el corazón de España».

Frases sentidas que levantaron el fervor de un público entregado que acudió al claustro del Palacio de los Guzmanes para rendir tributo al protagonista de «Alatriste». Confesó -en el inicio de su discurso- haber llegado al acto «un poco despistado», pero con el fluir de sus palabras su conocimiento de León y sus gentes no daban lugar a la duda de que su despiste sólo era una pose.

«Me dijeron que se iba a montar un cristo y parece que sí…». Reconoció el honor que para él supone recibir las insignias de la ciudad y la provincia. Agradeció a todos «su sacrificio» por acudir al acto «a pesar del puente y poder estar haciendo otra cosa». Con su acento argentino definió este reconocimiento «como un recuerdo muy lindo».

En sus palabras, también una recomendación para este puente. «Conduzcan hasta La Robla, tomen la dirección este y a través de los pueblos del Fenar alcancen el norte del Torío, casi llegando a Cármenes por la ruta 626 lleguen a Valdeteja». Apuntó que ahora, en otoño, los colores por la montaña son «preciosos». «Una vez allí, tras visitar el bar, bajen por el río Curueño y por La Vecilla vuelvan a León».

El actor afirmó que la provincia ofrece paisajes únicos «igual que el Curueño, pero es que eso es ta tan cerca…». Aprovechó, además, su faceta reivindicativa para transmitir a la Diputación la necesidad de «prestar más atención» a la carretera de la Collada de Valdeteja. «La última vez que vine prometí que no volvería a meterme en política, después de lo que dije sobre el Teatro Emperador, aunque ahí me pudo la pasión del momento». De todas formas confía en que los propietarios del teatro y el Ayuntamiento de la capital lleguen pronto a acuerdo para salvarlo.

En su línea de sencillez, dijo a las instituciones que no hacía falta que le hubieran dado nada. «Es un placer venir una y otra vez a esta parte de España». Recordó cómo se había concentrado en la montaña central para estudiar las costumbres y el carácter leonés para preparar el personaje de Alatriste.

«Para mí supone mucho orgullo conocer la rica historia de la provincia, la herencia destacada del Viejo Reino», recalcó Mortensen, quien reconoció la suerte que ha tenido por conocer la forma de ser, el ritmo y el comportamiento de la vida en la montaña… Un ¡Viva a León! cerró su discurso.

«Se nota que administras bien tus cariños. Has elegido esta tierra y a sus habitantes para ensalzarlos». El primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de la capital recordó al actor que en León nació la democracia moderna con las primeras cortes democráticas del mundo.

«Gracias por hacer León, nos sentimos orgullos de que lleves nuestra bandera por el mundo y, sobre todo, en el corazón». Rodríguez de Francisco pidió al protagonista de «Alatriste» que lleve la insignia de la ciudad con «honor, respeto y cariño». Antes de finalizar sus palabras, pidió al actor que gritase con todos «el nombre de esta tierra enorme y fuerte llena de historia, ¡Viva León!», concluyó. Recibió de la ciudad una réplica del gallo de San Isidoro y el pergamino.

El presidente de la Diputación, antes de la entrega al actor de la insignia de oro de la provincia, destacó «la mirada profunda y entrañable» de Mortensen a León. Agradeció al protagonista de «Alatriste» los ratos pasados en la montaña y sus gestos de reconocimiento a la provincia y a los leoneses, entre ellos, aludió a los argentinos que el norteamericano conoció en un bar del Cid y que también -como él- son seguidores del equipo de fútbol San Lorenzo de Almagro. «Dos tierras hermanas de León».

Javier García-Prieto agradeció, igualmente, al actor su reflejo de los valores históricos de la provincia y su mirada «entrada y entrañable de esta tierra; gracias también por llevar a León en el corazón».

La Diputación entregó a Mortensen una réplica del Cristo de Carrizo, además del pergamino conmemorativo de la ocasión y la insignia de oro provincial.

Los vivos colores de los pendones de León recibieron al actor a las puertas del Palacio de los Guzmanes. Dentro, en el claustro, más muestras de los símbolos más genuinos de la provincia, con la presencia de mastines adultos y cachorros y perros carea de pocos meses. Trajes regionales de distintas comarcas y muchas referencias a León en un claustro abarrotado deseoso de conseguir una imagen o una firma del afamado actor. Tras la ceremonia, el Himno a León de la Capilla Clásica cerró el acto.

Miguel Angel Nepomuceno

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar