Zamora se queda sin fondos UE para nueve carreteras de la raya que Europa sí pagará a Portugal

4 jun 2006 1 comentario

Las Cámaras municipales de Braganza, Vinhais, Miranda do Douro, Mogadouro y Vimioso contarán con fondos europeos procedentes de los remanentes del programa Interreg III para el proyecto de accesibilidad territorial, presentado conjuntamente con su socio zamorano, la Diputación provincial, para la mejora de carreteras fronterizas. Pero mientras estas localidades del otro lado de la raya podrán contar con dinero de la UE para mejorar sus vías hasta el límite con la provincia, las nueve de la parte zamorana que había incluido la Diputación se quedarán sin arreglo o, en el mejor de los casos, deberá financiarse con fondos de la institución ya que, paradójicamente, han quedado excluidas del reparto de remanentes. Y ello a pesar de que era uno de los proyectos ‘mejor situados’. La resolución del subcomité que decide la distribución (del que forman parte el Gobierno español y el portugués), fue adoptada el pasado 22 de mayo y ha sido comunicada a la Diputación por su socio luso, que es cabeza de fila en este proyecto conjunto.
En concreto, a la institución provincial se le ha remitido el acta de la reunión, con la lista de los proyectos que sí han conseguido fondos, y en ella están las localidades portuguesas, pero no figura ninguna iniciativa zamorana, lo que llama la atención si se tiene en cuenta que es un proyecto conjunto, que son carreteras que dan continuidad a la comunicación entre ambas zonas y que en el subcomité hay representantes de ambos países para establecer una coordinación en las actuaciones y concesión de ayudas.

Tener acceso a una parte de los remanentes era la última posibilidad para financiar la mejora de las nueve carreteras, después de que ya quedaran excluidas del propio plan Interreg III en diciembre pasado, en lo que fue el más fuerte recorte de suministro de fondos de la UE para la provincia, que se tuvo que conformar con un 75 por ciento menos de lo que había recibido el año anterior y que afectó a proyectos de la Diputación y de los ayuntamientos de la capital y Toro, principalmente.

Con todo, y tras las protestas por el corte del suministro de ayudas, el presidente de la Diputación cifró las expectativas en los remanentes, una medida de redistribuir el dinero sobrante que se establecía por primera vez para los planes Interreg. La baza era que el proyecto de carreteras había obtenido muy buena puntuación y existían posibilidades de recuperar alguna subvención con esta fórmula, puesto que reunía una de las premisas más valoradas para la concesión de ayudas, el que sean iniciativas vertebradoras entre ambos países.

Del plan Interreg se quedaron también sin financiación la recuperación del entorno amurallado del Castillo, como complemento al Museo de Baltasar Lobo, y el proyecto presentado por el Ayuntamiento de Toro para restaurar el Alcázar y el casco antiguo de la ciudad. Pues bien, tal como alertó ayer el secretario del PP, Alberto Castro, tampoco estas iniciativas municipales de la capital y de Toro tendrán acceso a dinero de los remanentes. El también concejal de Economía del Ayuntamiento de Zamora admitió que no se había recibido la comunicación oficial, ‘pero tenemos conocimiento fehaciente de que no va a llegar ni un solo euro’.

Terra Actualidad – Vocento/VMT

1 Comentarios

  1. R.Chao, el 04/06/2006 a las 16:52:18 , #158

    ¿Y no se deberá a que gracias a nuestros magníficos gobernantes nuestra Región Leoensa ha perdido la consideración de Zona Obejetivo1, por emperrarse en no hacer la región económica que se solicitó hace unos meses? Me temo que es la única respuesta posible…

    Responder

Debes estar registrado y con tu cuenta para poder insertar comentario o también usar tu usuario de Facebook para insertar tus comentarios:

Comenta esta noticia en Facebook

cerrar